obcastrensearg_mons olivera papa franciscoFrancisco nos alienta a “contribuir a la construcción de un orden fundado sobre la verdad, la justicia, el amor y la libertad”, la cita la recordaba nuestro Obispo Castrense de Argentina, Mons. Santiago Olivera, a casi 5 años del Pontificado de nuestro Papa. La referencia es tal vez un atisbo de lo que siente como misión en su vocación pastoral nuestro Obispo al ocupar el rol que el Santo Padre le designo en la Iglesia, para convertirse en un Pastor, en un Padre que esté cerca de nuestra comunidad castrense.

Mons. Olivera, escribía la misiva a pedido de la Revista Noticias, quien le consultó, cuál era su opinión en estos 5 primeros años desde que Francisco fue entronizado como Papa.  En el documento, titulado, Pastores con “olor a oveja”: Santo Cura Brochero y el Papa Francisco, habla también de nuestro Santo Brochero y también hace referencia de la importancia de estas dos personalidades Argentinas.

En el texto, Mons. Santiago Olivera, hizo un análisis de la visita aún esperada por todos de Su Santidad a nuestro país, su tierra natal, dando detalles y haciendo una especial interpretación del suceso. Señalando, no sería honesto no decir que a muchos argentinos nos hubiera gustado la presencia del Santo Padre entre nosotros en nuestra tierra. Sabemos de su sabiduría y del conocimiento de la Santa Sede, de las realidades, pero lo sabemos parte de nuestro pueblo, pastor de nuestra Iglesia y seguimos anhelando y esperando su presencia y su palabra que reconcilie, que sane heridas, que nos ayude a la cultura del encuentro que él tanto proclama y que tanto bien nos hace.

Mons. Santiago Olivera se ocupa de hacernos entender sobre la relación y el vínculo entre Francisco y nuestro Santo Brochero, declarando, Brochero es el modelo que el Papa Francisco tiene cuando piensa en el ministerio de los sacerdotes. El cura salidor, el cura que busca, el cura que sale al encuentro de los más pobres, el cura que está convencido del poder transformador de Jesucristo por eso trabajó incansablemente por los Ejercicios Espirituales Ignacianos, al estilo de los PP Jesuitas, igual que el Papa Francisco.

Pero no se detuvo allí, nuestro Obispo Castrense de Argentina, logro encontrar una increíble semejanza entre el Papa Francisco y el Cura Brochero, ellas son, la sencillez del lenguaje, la cercanía con la gente, la predicación de Jesucristo, invitarnos a dejarnos mirar y acercarnos a la ternura de Dios que se manifiesta en Jesús.

En estos 5 años, el mundo pudo advertir quién es Papa Francisco, su trabajo, sus desafíos, sus viajes, al respecto Mons. Olivera es mucho más clarificador señalando la profunda misión del Papa es, su llegada a los más alejados, la atención o focalización a los más pobres, las periferias de las periferias, los migrantes, los refugiados, los que más sufren, los que son castigados por los fenómenos de la naturaleza, por las adicciones, por la droga, el narcotráfico.

Mons. Olivera, reservó en el final, hablar sobre la gloriosa determinación del Papa Francisco de restituir la figura de Obispo Castrense después de una década sin contar con él en nuestro país.  Francisco ha  querido entregar un Pastor, un Padre para que esté cerca de los militares y de los soldados, que tienen que entregar sin retaceos su vida, custodiando los intereses de todos, que son los intereses de la Patria. Quiera Dios, con el auxilio de su Gracia  poder satisfacer las expectativas del Santo Padre.

Casi en el final de su documento, Mons. Olivera nos alentó a, derribar barreras, construir puentes, vencer el odio que nos separa y hace que nos desconozcamos. A veces, al punto de ver en el otro a un enemigo. Para finalizar con la enseñanza de nuestro Papa Francisco, quien dijo, “Ante los retos de cada día, hagan resplandecer la esperanza cristiana, que es certeza de la victoria del amor ante el odio y de la paz ante la guerra”, les pidió en español a las delegaciones de las fuerzas militares del mundo en Roma, a quienes animó a “contribuir a la construcción de un orden fundado sobre la verdad, la justicia, el amor y la libertad”.-

Clicando aquí, puede acceder y descargar el documento de Mons. Santiago Olivera: Pastores con “olor a oveja”: Santo Cura Brochero y el Papa Francisco

Obcastrensearg_mons olivera revista noticias