obcastrensearg_mons santiago olivera 0Mons. Olivera | Debemos ir en búsqueda de una memoria sin ideología, una verdad completa y una justicia en el sentido más amplio, así define su meta nuestro Obispo Castrense de Argentina, frente al gran desafío de avanzar en la noble tarea de prosperar sanando la historia y aportando luz, a aquel triste período de la historia de nuestro país.

La reflexión no es de ahora, sino es una determinación de nuestro Obispo de la Iglesia Diocesana Castrense de Argentina, puesto que en el mes de febrero ya lo ratificaba. Las noticias recientes del documento hecho público de la CEA (Conferencia Episcopal Argentina), nos puso como meta saber, cuál es la opinión de Mons. Olivera al respecto.

El Obispo Castrense de Argentina señala, en mi charla con el Santo Padre hablamos del tema, y allí convenimos que avanzaría con la consulta a la CEA, para así darle prioridad a la determinación de Su Santidad de aportar los elementos localizados por mí a las autoridades. Recordando Mons. Olivera que, todo surgía gracias al interés de una periodista que le solicitaba poder acceder, en el caso si existiera el libro de Bautismos de la Capilla Stella Maris de la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA).

Sin dudas, la historia nuestra en el ámbito Castrense tiene aún muchos capítulos por escribirse, pero es de destacar el coraje y la determinación de Mons. Olivera de no dudar y una vez planteada la consulta del libro, decidió ir por esos documentos. Fue así como lo encontró y lo resguardó, y hablando del documento en sí, preguntamos, qué hay en él, siendo por supuesto muy respetuosos de los detalles.

El Obispo Castrense fue muy claro, allí, está al menos documentado los nombres de quienes fueron bautizados en la  Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), cabe señalar, que este, es uno de los centros de detención de desaparecidos en Argentina, entre los años 1975 a 1979. Conocido esto, la gran pregunta es, entre los tantos nombres, habrá algún dato de los hijos de desaparecidos en la última dictadura, Mons. Olivera fue muy directo y sincero, no lo sabemos, pero estamos dispuestos a ver si, con lo aportado, se pueden encontrar a un nieto más con estos datos, todo es importante para la Justicia de nuestro país.

Respecto de la determinación de la CEA de aportar todo a la Justicia Argentina, que en consonancia con el Santo Padre, ponen a disposición del poder judicial y que señalan además, que estas actas, pueden estar al alcance de los organismos de DDHH, preguntamos cuál era su análisis. Mons. Santiago Olivera declaró, estoy seguro que estos datos aportaran mucho más de lo que se sabía hasta ahora, son los informes de bautismos de aquel tiempo, esto estaba perdido hasta este año, sin dudas, allí están asentadas las filiaciones de militares o de matrimonios de estos que, por su relación, han bautizado a sus hijos allí.

Dada la magnitud de la importancia que representa para nuestro país esta noticia, nos intereso saber cómo se siente hoy como Obispo Castrense de la Argentina frente a los hechos de público conocimiento , en la gran tarea pastoral que me toca desarrollar, vengo en este caso puntual, al llamado de Memoria, Verdad y Justicia, con una proyección, basada en tres principios fundamentales. Desde nuestra Diócesis, avanzaremos por una Memoria sin Ideología, una Verdad Completa y una Justicia en el sentido más amplio.

En el final preguntamos, cuál es el mensaje que demos transmitir a todos los argentinos respeto de este avance, Mons. Olivera quiso ser mucho más sincero, aunque son tiempos difíciles, queremos transitar hacia la cultura del encuentro, el verdadero encuentro de los argentinos será, sanar la historia, esto solo es posible en la verdad. Sanar la historia significa por lo tanto, mirarla con sentido completo, no parcial, no ideologizada, para mirar adelante, debemos ver bien nuestro pasado, con coherencia con verdad.

Ampliando resumió, solo con verdad, solo con justicia, podremos encarar el futuro. Pero si hacemos una verdad a medias, o sí hacemos una justicia parcializada, será mucho más difícil. Puesto que, por ejemplo, somos testigos y somos conscientes y tenemos que ser sinceros, que no se están cumpliendo algunos derechos humanos para con nuestros fieles militares y miembros de seguridad. Creo que, tenemos que trabajar por una patria verdaderamente fraternal, hermana y mirar hacia adelante sin el olvido del pasado pero mirarlo en su totalidad.-