Compartir |
  
No tengo dudas que Dios me pide esta nueva responsabilidad a través de la voluntad del Obispo

Chile | Asistir a los festejos del Bicentenario de Maipú, fue un encuentro que ha fortalecido los vínculos

obcastrensearg_tedeum chile 01Chile | Asistir a los festejos del Bicentenario de Maipú, fue un encuentro que ha fortalecido los vínculos, así calificaba Mons. Santiago Olivera, su visita al país trasandino minutos antes de partir rumbo a nuestro país, desde el Aeropuerto Internacional de Santiago de Chile. En forma exclusiva, antes de abordar su vuelo rumbo a Buenos Aires, Mons. Olivera conversó respecto de todo lo vivido en estas dos jornadas.

Es de destacar que desde que llegó a Chile, Mons. Olivera fue protagonistas de los honores a la hermana tierra chilena, haciendo entrega de la Medalla del Bicentenario de Maipú, del Obispado Castrense de Argentina, al Obispo Castrense de Chile, Mons. Silva Retamales. También participó del desfile del día miércoles por la tarde, en Maipú y por la noche asistió invitado por el Ejército chileno a una recepción.

Allí, junto a Mons. Santiago Silva Retamales, fue testigo de la entrega de distinciones por parte de ambos Jefes del Ejército tanto de Chile como de Argentina. Cabe mencionar, que el Gral. del Ejército, Comandante en Jefe, Ricardo Martínez Menanteau, tuvo la gran deferencia de hacerle entrega de un presente a Mons. Santiago Olivera.

Al respecto, nuestro Obispo Castrense señaló sobre, Martínez Menanteau, fue muy cordial, nos hizo un presente al Jefe del Estado General del Ejército, Claudio Ernesto Pasqualini y a mí. En dicho momento, nos hablo de la alegría del encuentro y de fortalecer los vínculos de hermanos.

obcastrensearg_mons olivera y jefe del ejército chile

 Gral. del Ejército, Comandante en Jefe, Ricardo Martínez Menanteau y Mons. Santiago Olivera.-

 

En repaso general, Santiago Olivera declaro, fue un encuentro que ha fortalecido los vínculos, la fraternidad, la cercanía, se va construyendo en estos encuentros, compartiendo. Es una alegría para mí, especialmente ser y haber sido testigo y participe de este momento histórico, me refiero a lo que significó la evocación del Bicentenario del abrazo de O´H iggins y San Martín.

Agregando sobre su presencia en evento final de los festejos, lo de hoy fue en Maipú, fue reconocer ese esfuerzo que significó la libertad, la independencia de nuestro país y también de Chile, por tal motivo, haber sido invitado, haber estado en un lugar tan importante, como argentino, junto a tantos otros presentes, es motivo de mucha, mucha alegría. Por otra parte, valoro especialmente, la cordialidad, la empatía del pueblo chileno, del Señor Obispo Castrense, Mons. Santiago Silva Retamales, del señor Arzobispo de Santiago de Chile, Cardenal Ricardo Ezzati, quien presidió el Te Deum.

Por últimos no señaló, estar allí, concelebrando, con todos los Obispos presentes, fue simplemente un gran honor y privilegio absoluto. Sin dejar de recordar, que también pude estar en contacto con las autoridades, pudiendo conversar y saludar inclusive al Señor Presidente de Chile, Sebastián Piñera, y saludar también a las autoridades argentinas también civiles y militares.-


Chile | El amor a la Patria es un amor a la madre, la llamamos Madre Patria, porque aquí nacimos

obcastrensearg_mons olivera en te deum chileChile | El amor a la Patria es un amor a la madre, la llamamos Madre Patria, porque aquí nacimos, es parte del mensaje impartida en la Homilía brindada en el Te Deum, esta mañana en el Santuario Nacional de la Virgen del Carmen por el Arzobispo de Santiago, Cardenal Ricardo Ezzati. También hizo una especial referencia en que los cristianos no celebramos las batallas ni guerras, pero aquí, en el Bicentenario de Maipú, observamos y conmemoramos el nacimiento de una nueva era de la vida nacional, fruto también de la colaboración y la solidaridad de países hermanos que, una vez más.

El Cardenal Ezzati, recordó el gesto de cómo la Virgen del Carmen se convierte en protagonista de la protección y fruto de la independencia chilena, allí recordó, con anterioridad, en Argentina, el General Belgrano había puesto en las manos de la imagen de la Virgen su bastón de mando, proclamándola como Generala del Ejercito Argentino; en camino hacia la victoria de Maipú, el General José de San Martín realizó el mismo gesto en la mano derecha de la Virgen del Carmen, mientras con el mismo espíritu, pocas horas antes de la batalla de Chacabuco, el General Bernardo O´Higgins la proclamó Patrona y Generalísima de las armas de Chile.

Avanzando en su homilía, el Cardenal, recordó el mensaje que dejará justamente allí el Santo Padre Francisco, en el Santuario de la Virgen del Carmen, cuando se encontrar en enero último con los jóvenes. (…) En esta tierra donde con un abrazo de fraternidad se fundó la historia de Chile; en este Santuario, que se levanta en los caminos del Norte y del Sur, que une la nieve y el océano, y hace que el cielo y la tierra tengan un hogar. Hogar para Chile, hogar para ustedes queridos jóvenes, donde la Virgen del Carmen los espera y los recibe con el corazón abierto. Y así como acompañó el nacimiento de esta Nación y acompañó a tantos chilenos a lo largo de estos doscientos años, quiere seguir acompañando los sueños que Dios pone en vuestro corazón: sueños de libertad, sueños de alegría, sueños de un futuro mejor… La Virgen del Carmen los acompaña para que sean los protagonistas de Chile que sus corazones sueñan…”. (Papa Francisco, Maipú, 17 enero 2018).

Casi en el final, el Arzobispo de Santiago afirmaba, hoy, no sólo valoramos lo vivido hace 200 años, no sólo agradecemos el esfuerzo de tantas y tantos hermanos de Chile y de Argentina que han volcado su fe y amor a la Virgen del Carmen en el cumplimiento del Voto, no solo agradecemos que el Santuario de Maipú sea “un hogar para todos y todas”, sino, y más aún, imploramos que la Virgen del Carmen nos acompañe y eduque a madurar nuestra libertad con sentido y renovamos el propósito de ser, desde la fe en Jesucristo, Padres y Madres de nuestra Patria, en este momento y en su futuro.-

obcastrensearg_tedeum chile

obcastrensearg_tedeum chile 00

A continuación el texto completo de la Homilía del Arzobispo de Santiago Card. Ricardo Ezzati:

TE DEUM DE ACCIÓN DE GRACIAS

POR LA CONSOLIDACIÓN DE LA INDEPENDENCIA

NACIONAL MAIPÚ, 5 DE ABRIL DE 2018

Homilía del Arzobispo de Santiago

Card. Ricardo Ezzati A., sdb

Señor Presidente de la República,

Señores Parlamentarios

Autoridades de las Fuerzas Armadas de Chile

Señores Obispos, Presbíteros, Consagradas y Consagrados,

Hermanos y hermanas:

Bienvenidos a este Templo, Santuario Nacional a la Virgen del Carmen, Madre y Reina de esta Patria nuestra. Aquí a sus pies y bajo su manto protector se nos ofrece la hermosa experiencia de experimentarnos hijos del Padre, redimidos por la Cruz de Cristo y hechos hermanos y hermanas por la fuerza del Espíritu, en la Santa Iglesia que tiene por Madre a la Virgen Santísima, honrada en nuestra Patria con el hermoso título de Nuestra Señora del Carmen y, en la hermana República de Argentina como Nuestra Señora de las Mercedes, Patrona de Tucumán.

Nos convoca la celebración de un acontecimiento especial de nuestra historia: el bicentenario de la batalla de Maipú que consolidó la independencia nacional y en la que reconocemos una especial intervención de la Virgen Santísima. Con anterioridad, en Argentina, el General Belgrano había puesto en las manos de la imagen de la Virgen su bastón de mando, proclamándola como Generala del Ejercito Argentino; en camino hacia la victoria de Maipú, el General José de San Martín realizó el mismo gesto en la mano derecha de la Virgen del Carmen, mientras con el mismo espíritu, pocas horas antes de la batalla de Chacabuco, el General Bernardo O´Higgins la proclamó Patrona y Generalísima de las armas de Chile.

Los cristianos no celebramos batallas y guerras que siempre fueron y son una terrible realidad de dolor y de muerte: conmemoramos el nacimiento de una nueva era de la vida nacional, fruto también de la colaboración y la solidaridad de países hermanos que, una vez más, dos siglos después, nos sigue hablando del noble ideal de integración, de colaboración y de la fecundad, camino que nos conduce hacia la Patria Grande. En esta oración encomendamos a Dios a quienes entregaron su vida por la Patria y valoramos el significado de sus gestas en el transcurso de estos últimos 200 años de historia patria. En este lugar de memoria queremos renovar y asumir, en primera persona, la responsabilidad del gesto emblemático de nuestros antepasados como fuente y garantía de esperanza para el presente y futuro de nuestra convivencia.

Esta fecha constituye un momento privilegiado para acoger la palabra que el Papa Francisco dirigiera en enero pasado, los jóvenes, aquí en Maipú. Nos dijo: “Si ustedes no aman a su Patria, yo no les creo que lleguen amar a Jesús y que lleguen amar a Dios. El amor a la Patria es un amor a la madre, la llamamos Madre Patria porque aquí nacimos, pero ella como toda mujer nos enseña a caminar y se nos entrega para que la hagamos sobrevivir a otras generaciones.” (Discurso del Papa Francisco, Maipú, 17 enero 2018).

Era este anhelo grande de Patria, el que estaba amenazado hace 200 años. Nuestros patriotas ya habían pasado por el trago amargo de la derrota en Rancagua, ya habían vivido el dolor de dejar tierra, casa, hogar y querencia y partir presurosos al exilio a través de la soledad y el frío de los cajones cordilleranos. Al volver a Chile con el Ejército de los Andes, experimentaron la victoria en Chacabuco, y así, se fue gestando la esperanza de un tiempo nuevo de libertad.

Sin embargo, luego, con el desembarco de tropas realistas (18 Enero 1818), creció el temor, surgió la desazón y apareció la amenaza de perderlo todo. Fue en ese momento cuando surgió nuevamente la confianza en Dios y en la protección de la Virgen del Carmen.

Así lo relataba la crónica de ese tiempo en la Gazeta del Gobierno de Chile: “El Dios de la paz y la clemencia no puede permitir que se derrame, sin su fruto, la sangre de nuestros hermanos que están en el campo de honor. Dios al crear el universo, nos concedió la parte que habitamos y que… se nos quiere usurpar y destruir…” (Gazeta del Gobierno de Chile, n 36, 14 de marzo 1818)

Renació la esperanza y la confianza de los hijos, que volvieron a mirar el rostro de la Virgen del Carmen, esa Madre bondadosa que los había acompañado a través de las altas cumbres de los Andes y, desde los más hondo de sus corazones creyentes, brotó solemne el voto: “En el mismo sitio donde se dé la batalla y se obtenga una victoria, se levantará un Santuario de la Virgen del Carmen, Patrona y Generala de los Ejércitos de Chile. Y los cimientos serán colocados por los mismos magistrados que formulan este voto y, en el mismo lugar de su misericordia, será el de su gloria.” (Gazeta del Gobierno de Chile, 14 marzo 1818).

Ese domingo fue un gran día de oración por Chile. Tal era el tenor y desazón que se vivía, que el relato de la época consigna lo siguiente: “Todos los almacenes y tiendas del comercio han permanecidos cerrados, ocupándose solo de las plegarias y meditaciones.” (Gazeta del Gobierno de Chile, 14 marzo 1818).

Hoy podemos preguntarnos: ¿Por qué la promesa no fue levantar un monumento de piedra, o una estela conmemorativa, o una estatua de bronce a los vencedores, o una llama eterna a los caídos, sino un Templo, un Santuario, dedicado a Nuestra Señora del Carmen?

Dos ciento años después, las palabras del Papa Francisco dan pautas para comprender el gesto de fe de nuestros Padres de la Patria, en ese difícil momento.

Nos dijo: “…En esta tierra donde con un abrazo de fraternidad se fundó la historia de Chile; en este Santuario, que se levanta en los caminos del Norte y del Sur, que une la nieve y el océano, y hace que el cielo y la tierra tengan un hogar. Hogar para Chile, hogar para ustedes queridos jóvenes, donde la Virgen del Carmen los espera y los recibe con el corazón abierto. Y así como acompañó el nacimiento de esta Nación y acompañó a tantos chilenos a lo largo de estos doscientos años, quiere seguir acompañando los sueños que Dios pone en vuestro corazón: sueños de libertad, sueños de alegría, sueños de un futuro mejor… La Virgen del Carmen los acompaña para que sean los protagonistas de Chile que sus corazones sueñan…”. (Papa Francisco, Maipú, 17 enero 2018).

Por eso, hoy, no sólo valoramos lo vivido hace 200 años, no sólo agradecemos el esfuerzo de tantas y tantos hermanos de Chile y de Argentina que han volcado su fe y amor a la Virgen del Carmen en el cumplimiento del Voto, no solo agradecemos que el Santuario de Maipú sea “un hogar para todos y todas”, sino, y más aún, imploramos que la Virgen del Carmen nos acompañe y eduque a madurar nuestra libertad con sentido y renovamos el propósito de ser, desde la fe en Jesucristo, Padres y Madres de nuestra Patria, en este momento y en su futuro.

En ese contexto, y mirando el rostro de la Virgen del Carmen, los invito a que nos preguntemos: ¿qué puedo hacer con mi libertad y mi fe, Qué puedo hacer con mi sed de justicia y solidaridad, para que Chile siga produciendo frutos de verdadera de justicia, de fraternidad y de paz, para que sea “un hogar para todos”?

Junto a las ofrendas florales que las máximas autoridades de Chile y Argentina van a deponer a los pies de la Virgen del Carmen se nos invitada a renovar también nosotros la promesa de seguir construyendo un templo vivo a la gloria de Dios, ese templo que es el hombre y la mujer de pié, el hombre y la mujer que tiene vida y la posee en abundancia.

Desde lo más profundo de nuestro ser, en el santuario de nuestro corazón, renovemos el Voto de nuestros padres y asumamos el compromiso de hacer de Chile y Argentina hogares de fe y bienestar, amparados por la materna protección de la Virgen Santísima. Ella nos bendiga y nos conceda hacernos parte de la confianza y de la promesa de nuestros padres también para los nuevos tiempos y los nuevos desafíos de la historia.

Amén


Chile | Mons. Olivera, participó del Te Deum en honor al Bicentenario de la Batalla de Maipú

obcastrensearg_bicentenario de batalla de maipú 07Chile | Mons. Olivera, participó del Te Deum en honor al Bicentenario de la Batalla de Maipú, según nos señalan desde el país hermano, esta es la actividad central de los honores. La ceremonia en el Santuario Nacional de la Virgen del Carmen, en Maipú, estuvo presidida por el Arzobispo de Santiago, Cardenal, Ricardo Ezzati.

Al oficio religioso, acudieron las máximas autoridades políticas, eclesiásticas, civiles y militares del país, junto a invitados extranjeros de Argentina y de España. Terminado el oficio religioso, los invitados fueron invitados a pasar al mirador del Santuario Nacional, donde pudieron contemplar honores las Fuerzas Armadas de Chile y Argentina.

Es de destacar que este suceso histórico al cumplirse dos siglos de la gesta de Maipú, nuestro Obispo Castrense de Argentina, Mons. Olivera ocupo el palco central de autoridades presentes. Por parte de nuestro país se encontraba también presente, el Jefe de Gabinete, Marcos Peña en representación del Presidente Macri, quién también participo de la firma de un documento histórico en el acto junto al Presidente de Chile.

obcastrensearg_bicentenario de batalla de maipú 03

En parte de su mensaje, el primer mandatario chileno, Sebastián Piñera, señaló, este 5 de abril de 1818, está y seguirá estando presente en nuestras memorias, a través celebre abrazó entre los Libertadores Gral. Bernardo O´Higgins y el Gral. José de San Martín. Ese abrazo coronó una historia de heroísmo y de esfuerzos que patriotas chilenos y argentinos supieron escribir, que además nos legó una amistad, una hermandad que hoy no da más fuerza que nunca y que seguimos desarrollando con la hermana república de Argentina.

De hecho, la presencia de autoridades argentinas, mi próxima visita oficial a ese país, son muestra del legado del abrazo de Maipú. Hace 200 años, en este mismo lugar, que durante un poco más de 4 horas, se libró una encarnizada batalla, entre el Ejército Unido Libertador de Chile, formado por tropas chilenas y argentinas contra el Ejército Español. Para tener una idea de lo que fue aquella gesta, uno de cada 3 patriotas argentinos o chilenos que lucharon en Maipú, resultaron muertos o heridos en batalla.

Ese fue el doloroso precio de nuestra libertad, que debería sumarse al sacrificio de incontables héroes que lucharon para lograr nuestra independencia, (…).

Todo se desarrolló en solar histórico, de aquella Batalla de Maipú, donde el valiente Ejército de Los Andes y el Ejército Unido Libertador de Chile, iniciaban la contienda más importante de aquella porción de la América del Sur. Al término de su discurso, inició así una participación artística, que buscó evocar a aquellos hombres y mujeres que hace 200 años luchaban junto a los Libertadores por la independencia de Chile.-

obcastrensearg_bicentenario de batalla de maipú 06
obcastrensearg_bicentenario de batalla de maipú 04 obcastrensearg_bicentenario de batalla de maipú 02 obcastrensearg_bicentenario de batalla de maipú 01 obcastrensearg_bicentenario de batalla de maipú 00


Chile | Nuestro Obispo Castrense asiste al final de la Peregrinación de la Virgen del Carmen

obcastrensearg_santuario virgen del carmen chile 01Chile | Nuestro Obispo Castrense asiste al final de la Peregrinación de la Virgen del Carmen, la Patrona del país, finaliza su viaje que la llevó a recorrer todo el país, en ocasión de celebrarse el Bicentenario de la Batalla de Maipú. Mons. Santiago Olivera, inicia su segundo día en visita oficial al país hermano, no es una visita más, pues en cierta medida nuestro obispo esta gravando historia nueva, pues está presente allí, rindiendo honores a los hombres que cimentaron nuestra libertad en América.

La Batalla de Maipú, marca el final del sometimiento del Ejercitó Real de Chile, enmarcando un hecho de patriotismo tanto del Ejercitó Unido Libertador de Chile con el Ejército de Los Andes, allí el Libertador de América, el Gral. Don José de San Martín y el Gral. Bernardo O’Higgins, sellaron el triunfo. Volviendo al evento, hoy llegaron 300 peregrinos del norte y sur de Chile, se le sumaron la Escuela Militar, Escuela de Suboficiales, Segunda División de Ejército, Club Huassos, Cuasimodistas y Colegios de la comuna de Maipú.

A las 8 de la mañana (hora de Chile) fueron recibidos por el Obispo Castrense de Chile, Mons. Santiago Silva Retamales, junto al Rector del Santuario Nacional de Maipú, el Padre Carlos Cox. Este es un momento cargado de emoción, pues es el tiempo en que los peregrinos del sur y el norte chileno se encuentran en el Santuario de la Virgen del Carmen, donde aún resuenan las cientos de miles de voces y alegría de jóvenes en tiempo en que el Santo Padre visitaba esta ciudad de Chile.-

 

obcastrensearg_santuario virgen del carmen chile 02

obcastrensearg_santuario virgen del carmen chile 03


Chile | Por el Bicentenario de Maipú, las Fuerzas Armadas chilenas rindieron honores

obcastrensearg_ejército de chile en maipú 00Chile | Por el Bicentenario de Maipú, las Fuerzas Armadas chilenas rindieron honores, fue en plaza de armas de la ciudad que lleva el mismo nombre de la gesta, temprano, se procedía al izamiento de su pabellón nacional. Cuando aún el sol no ganaba la altura de nuestra Cordillera de Los Andes, allí el pueblo chileno asistía al inició de los dos siglos de aquella batalla heroica comandada por el Libertador de América, el Gral. San Martín y su par chileno, Gral. O´Higgins.

En la misma ciudad se inauguró la placa conmemorativa de los 200 años de la Batalla de Maipú, además se inauguró el mural “El Abrazo de los Pueblos”, un proyecto artístico de 300 mts2, que simboliza el compromiso adquirido entre dos naciones. Es de destacar, que en el desarrollo de la obra, participaron cuatro artistas, dos chilenos y dos argentinos.

Anoche según supimos, nuestro Obispo Castrense de Argentina, Mons. Santiago Olivera, acompañado por Mons. Santiago Silva Retamales, asistieron invitados por el ejército chileno a una recepción. Allí también concurrieron autoridades militares de Argentina y Chile, donde el Jefe del Estado General del Ejército, Claudio Ernesto Pasqualini, hizo entrega de un presente a su par chileno.

obcastrensearg_ejército de chile y arg 00

Por otra parte, en el Templo Votivo de Maipú, Santuario de la Virgen del Carmen, promediando las 8 de la mañana se procedió al recibimiento de los peregrinos del norte y sur de Chile quienes, junto a delegaciones de organizaciones, y parte de la milicia finalizaban su peregrinaje. Al termino del saludo, se daba inicio al Te Deum Ecuménico, donde participa el Presidente Sebastián Piñera, en ausencia del Presidente Macri, en su nombre se encuentran presentes, el jefe de gabinete Marcos Peña, el Canciller Jorge Faurie, el Secretario de Asuntos Estratégicos de la Presidencia, Fulvio Pompeo y el Ministro de Defensa, Oscar Aguad.-

obcastrensearg_ejército de chile y arg 01


Otras secciones

Nuestro Obispado necesita fondos para el sostenimiento de sus seminaristas, para lo cual contamos solamente con su generosidad.

Eventos

  • No hay eventos.

Recientes

Descargas

Buscar

Etiquetas

Obispado Castrense de Argentina Ejército Argentino Armada de la República Argentina Gendarmería Nacional Argentina Papa Francisco Fuerza Aérea Argentina Prefectura Naval Argentina Capellán Mayor del Ejército Capellán Mayor de la Armada Mons. Santiago Olivera Santa Sede Base Naval Puerto Belgrano

Estamos en FACEBOOK


Síguenos en Twitter

Secciones


Noticias externas


Ejercito Argentino Fuerza Aerea ArgentinaArmada Argentina
Gendarmería Nacional ArgentinaPrefectura Naval Argentina

Av. Comodoro Py 1925 (C1104AAM) Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Tel:(+54 11) 4311-9113 / 7431 Fx: 4311-4081 Email:

Desarrollo: PLNCTON