obcastrensearg_mons ferrariMons. Ferrari | Cuando uno sufre, siempre sufre el cuerpo y alma, la frase la expresó en una entrevista brindada en FM Soldados, en la jornada de hoy, ante el inminente desarrollo de la XVI  Jornada Nacional de Pastoral de la Salud. La misma, fue declarada de Interés por la Legislatura local y se llevará adelante, este miércoles 25 de abril en la sede de la Escuela Técnica, sita en Av. Cabildo, 15, CABA (Ciudad Autónoma de Buenos Aires), de 8:30 a 13 horas.

Mons. Luis Eugenio Ferrari fue entrevistado, allí brindó detalles sobre a qué se dedica la Pastoral Castrense de la Salud, señalando, es la actividad de la iglesia a favor de los enfermos y se ocupa también de la preparación de los profesionales, médicos, enfermeros, técnicos, entre otros. Además recordó que, se busca la humanización, ver al hombre completo, no solo en el cuerpo sino también en el alma.

Mons. Ferrari recordó, cuerpo y alma van siempre unidos, la iglesia se ocupa desde la pastoral de la salud, a asistir al paciente desde el cuerpo y alma, el hombre es un complemento de cuerpo y alma. Jesús cura el alma que es la raíz donde están todos los males, Dios no nos creo para sufrir sino para disfrutar plenamente la vida, pero por el pecado original se introdujo el mal.

Pero a qué mal ser refiere, al mal que vivimos cada día, el mal de nuestras limitaciones, fiebre como algo muy leve, pero también el cáncer y demás enfermedades, pero no hay que olvidar que Jesús cura todos los males. La jornada de mañana se desarrollará bajo la consigna, “Estrés, angustia y depresión”, en la emisora Soldados, el conductor le preguntó por qué la depresión es parte de este estudio, a lo que respondió que en ésta época se ha detectado un alto porcentaje de esta enfermedad.

Puntualmente, Mons. Ferrari, dijo, es creciente el número de jóvenes y adolescentes con depresión, a ellos le falta el colchón afectivo natural y fundamental. Los estereotipos que se venden publicitariamente o por programas mediáticos, se venden situaciones y circunstancias imposibles de alcanzar, eso literalmente deprime porque no lo pueden alcanzar.

Agregando, entonces cuando ven que no lo pueden lograr, llegan a ese estado, pero la vida no es eso, la vida es sacrificio, ganaras el pan con el sudor de tu frente, pero como no lo entienden es muy fácil caer en estados tan bajos que las drogas en todas sus manifestaciones son fáciles de tocar.

 

A continuación compartimos con ustedes el audio de la entrevista de Mons. Luis Eugenio, Ferrari, gentileza de FM Soldados.