obcastrensearg_VI encuentro de seminaristasTraslasierra | Tres Seminaristas del Obispado Castrense participarán del VI ENS (Encuentro Nacional de Seminaristas), el mismo se desarrollará del 27 al 29 de abril en Villa Cura Brochero, Valle de Traslasierra, Córdoba.  Con gran orgullo y alegría nuestra Diócesis Castrense de Argentina será representada por los seminaristas, Gustavo Gaspoz, Darío Verón y Santiago García del Hoyo, quienes viajaran a tan importante capacitación.

Cabe señalar que los Seminaristas que serán parte del encuentro, son aquellos que transitan los últimos tres o cuatro años de formación y que se centran en los estudios teológicos. Según los organizadores del VI ENS, son solo 232 seminaristas en todo el país, hay muchas diócesis que no cuentan hoy con ninguna vocación.

En esta oportunidad, los representantes de las distintas diócesis se reunirán en Villa Cura Brochero, tierra de nuestro Santo Brochero, bajo el lema, “Brochero nos une y nos impulsa”. En tal sentido, y dada la importancia de que los Seminaristas puedan avanzar en la concreción de su vacación, dicen desde la organización, necesitamos unirnos en oración por todos ellos, pidiendo por su perseverancia en este camino de entrega y fidelidad al Señor.

¡Recemos por todos los seminaristas!

¡Recemos hoy y siempre! en la intimidad con el Señor y reunidos en comunidad.

 

Oración por los seminaristas

Señor, Jesucristo,

Pastor bueno,

tú que conoces a todas tus ovejas y sabes

Cómo llegar al corazón del hombre,

abre la mente y el corazón de los que buscan

y esperan una palabra de verdad para su vida;

hasles sentir que sólo en ti

pueden encontrar plena luz;

da valor a los que saben dónde encontrar la verdad,

pero temen que tu llamada sea demasiado exigente;

sacude el alma de los que quieran seguirte

en el ministerio sacerdotal,

pero no saben vencer las dudas y los miedos,

y acaban por escuchar otras voces.

Tú que eres la Palabra que ilumina

y sostiene los corazones,

suscita en aquellos a quienes llamas

valor para dar la respuesta de amor:

“¡Heme aquí, envíame!”