Compartir |
  
No tengo dudas que Dios me pide esta nueva responsabilidad a través de la voluntad del Obispo

Santa Fe | Transitemos por caminos de verdadero reencuentro sintiéndonos y siendo en verdad hermanos de todos

obcastrensearg_mons olivera III base aéra ReconquistaSanta Fe | Transitemos por caminos de verdadero reencuentro sintiéndonos y siendo en verdad hermanos de todos, las palabras pertenecen a la Bendición impartida por Mons. Santiago Olivera, en el  36° Aniversario del Bautismo de Fuego de la Fuerza Aérea Argentina. El acto se realizó en las instalaciones de las III Brigada Aérea en la ciudad de Reconquista, donde asistió, en representación del Sr. Ministro de Defensa Oscar Aguad, la Sra. Secretaria de Servicios Logísticos para la Defensa y Coordinación Militar en Emergencia, Ministerio de Defensa, Graciela Villata, el Brigadier General de la Fuerza Aérea Argentina “VGM”, Enrique Amrein junto a autoridades e integrantes de la fuerza.

Con un cielo plomizo, que dejaba caer una constante llovizna, la cual obligó a las autoridades a trasladar el escenario al interior de uno de los Hangares de la Brigada, nada impidió el homenaje a nuestros héroes. Mons. Santiago Olivera, estuvo acompañado por el Capellán Mayor de la Fuerza Aérea Argentina, Presbítero César Lionel Tauro, junto al Capellán de la Base de la III Brigada Aérea, Padre Rafael Melina.

Al momento de la bendición religiosa, participaron el Capellán Mayor, César Tauro.

 

Oh dulce virgen María,

Madre de Dios y Madre nuestra, Reina de la Argentina, tú que viste nacer nuestra Patria a la sombra de la Cruz y bajo tu cetro real, y que para custodiar su cuerpo y su alma suscitaste tantos héroes, escucha benigna nuestras súplicas.

Te pedimos especialmente por Nuestra Patria y en ella por nuestras Islas Malvinas.

Te pedimos por los caídos, que en la turba o en el fondo del mar siguen de guardia permanente, esperando el relevo de un puesto que nos pertenece, y que son para cada argentino un ejemplo, un estímulo y un reto.

Por los que volvieron, dejando atrás días de gloria. Que su sola presencia entre nosotros nos renueve y anime.

Que su sangre derramada generosamente no sea estéril, sino que sirva para redimir el alma de la Patria, y transitemos por caminos de verdadero reencuentro sintiéndonos y siendo en verdad hermanos de todos.

Quiera Dios que los argentinos jamás nos avergoncemos de de aquellas cosas grandes que nos identifican y nos unen como Nación.

Que teniendo por delante el ejemplo de los héroes y aquella gesta que ellos comenzaron un glorioso 2 de abril, no perdamos nunca la esperanza.

Te pedimos Señor por la intercesión de Nuestra Virgen Lauretana, que bendiga y recompense a nuestros veteranos de guerra y a cada hombre y mujer de la Fuerza Aérea y sus familias.

Fortalece sus buenos propósitos y el compromiso de servirte a Ti y a la Patria, como fruto y fecundidad de aquella sangre derramada.

Por Jesucristo, nuestro Señor.-


Santa Fe | Debemos rescatar los principios morales y cristianos, que templan el alma, hasta el heroísmo

obcastrensearg_capellan mayor césar tauroSanta Fe | Debemos rescatar los principios morales y cristianos, que templan el alma, hasta el heroísmo, la frase la impartió el Capellán Mayor, de la Fuerza Aérea Argentina, Pbro. César Tauro, quien junto al Obispo Castrense de Argentina, Mons. Olivera, asistieron al 36° Aniversario del Bautismo de Fuego de la Fuerza. El Capellán Mayor señalo, la Patria sigue necesitando de su ayuda y testimonio, agregando, por favor no se quiten nunca del pecho ni el Rosario ni tampoco la Celeste y Blanca, símbolo de la fe y confianza en Dios y amor a la Patria.

En su mensaje también recordó, es en la vida del cristiano, donde debe prevalecer el amor y el servicio generoso, incluso hasta la ofrenda de la propia vida, pero para ello, debemos rescatar los principios morales y cristianos. El Capellán Mayor, Tauro seño que estos principios, templan el alma, hasta el heroísmo, y no las mezquindades, que envilecen al hombre y hacen estéril su vida en la tierra.

A continuación compartimos el mensaje completo del Capellán Mayor, César Tauro:

“He combatido el buen combate, he llegado a la meta en la cerrera, he conservado la fe (…). Y desde ahora me aguarda la corona de justicia que aquel día me entregará al Señor”. Nos dice el apóstol San Pablo.

Y ese gesto, Señor, lo encarnaron heroicamente, camaradas y hermanos nuestros, desde aquel inolvidable 1° de mayo, cuando nuestra Fuerza Aérea Argentina recibía su Glorioso Bautismo de Fuego, a partir del cual, muchos quedaron como Centinelas Eternos, custodiando Nuestra Turba Malvinera, encarnando en el momento supremo, su juramente ante la Celeste y Blanca, no sólo con decisión y gallardía sino también con amor por su Tierra y por nosotros, sus compatriotas.

Todos combatieron y trabajaron por la Patria, todos (…), Gracias por su entrega.

Es en la vida del cristiano, donde debe prevalecer el amor y el servicio generoso, incluso hasta la ofrenda de la propia vida, pero para ello, debemos rescatar los principios morales y cristianos, que templan el alma, hasta el heroísmo, y no las mezquindades, que envilecen al hombre y hacen estéril su vida en la tierra.

Esto es seguir combatiendo el buen combate, manteniendo y acrecentando nuestra fe y entrega en la labor cotidiana, aún en medio de los coletazos de ideologías agonizantes y enfrentamientos absurdos, entre hermanos misma historia, lengua y nación.

Les recordamos que la Patria sigue necesitando de su ayuda y testimonio

Por favor no se quiten nunca del pecho ni el Rosario ni tampoco la Celeste y Blanca, símbolo de la fe y confianza en Dios y amor a la Patria.

Y nosotros, todavía contemporáneos de aquella gesta de amor y coraje que no reneguemos jamás de nuestras raíces marianas que hicieron a esta Tierra, y gloriosa a nuestra Fuerza. Porque cuando se negocian los valores, sobreviene siempre la decadencia y el ocaso de las instituciones y de los pueblos.

Recordemos siempre, que la auténtica victoria que tiene que desvelarnos es el que otorga Nuestro Señor Jesucristo, a los que perseveran en el combate de la fe cotidianamente, para un día ganar el Cielo. Todo lo demás es efímero y pasajero.

Por eso, en este día tan caro a nuestra Fuerza Aérea Argentina, le pedimos a nuestro Padre y Pastor, Mons. Santiago Olivera, Obispo Castrense de Argentina, su oración y Bendición.

 

Al término de su lectura, invitó al Obispo Castrense de Argentina, Mons. Santiago Olivera a impartir la Santa Bendición.-


Mons. Olivera | Es cuestión de honradez y voluntad

obcastrensearg_brocheroMons. Olivera | Es cuestión de honradez y voluntad, la premisa la recordó el Obispo Castrense de Argentina, quien en el día del trabajo, eligió valorar el empleo y a los trabajadores apreciando la figura de nuestro Santo Brochero. Nuestro Santo José Gabriel del Rosario Brochero es símbolo indiscutible del trabajo permanente, su gallardía, su coraje se lucían en su labor, siendo ejemplo de ello, sin esperar más que el desafío para hacerlo.

Por tal motivo, Mons. Santiago Olivera, nos dijo, qué gran ejemplo nos dio Brochero, jamás dudaba en avanzar construyendo con su acción. Era un gran hacedor, no se trataba de un milagro, su secreto era el trabajo, el cual es sinónimo de honradez y voluntad.

Textualmente, Mons. Olivera nos compartió una pintura de cómo era Brochero en su tiempo de Apostolado en su vieja Villa del Tránsito, en el Valle de Traslasierra, Córdoba.

 

¿Falta un carpintero? Es carpintero. ¿Falta un peón? Es un peón. Se arremanga la sotana en donde quiera, toma la pala o la azada y abre un camino público en 15 días, ayudado por sus feligreses. ¿Falta todo? ¡Pues él es todo! y lo hace todo con la sonrisa en los labios y la satisfacción en el alma, para mayor gloria de Dios y beneficio de los hombres, y todo sale bien hecho porque es a conciencia. Y no ha construido solamente caminos públicos: Ha hecho también una buena Iglesia.

Ha hecho, además, un gran colegio… ¡y todo sin subsidio de la Provincia, sin erogación por parte de los miembros de la localidad! ¡Lo ha hecho todo con sus propias garras! ¿Milagro? No. La cosa es muy sencilla. Es cuestión de honradez y voluntad. En otros términos: es cuestión de haber tomado el apostolado en serio, como lo ha tomado el Cura Brochero”.

(Santuario Sto. Cura Brochero)


Papa Francisco | El trabajo es un elemento fundamental para la dignidad de la persona

obcastrensearg_papa francisco saludaPapa Francisco | El trabajo es un elemento fundamental para la dignidad de la persona, parte de la cita fue divulgada por la cuenta oficial de la red social Twitter del Santo Padre. El mismo fue emitido en el día de San José Obrero, en coincidencia con el día del Trabajo que se conmemora también el 1 de mayo.

 

EL Santo Padre Francisco, utilizó una vez más su red social para expresar y conmemorar el día, llegando con un mensaje directo y cálido a todos los hombres y mujeres del mundo. En el texto señala, Celebremos San José Obrero acordándonos siempre de que el trabajo es un elemento fundamental para la dignidad de la persona.”-


Papa Francisco | El diálogo supera la sospecha y derrota el miedo

obcastrensearg_papa FPapa Francisco | El diálogo supera la sospecha y derrota el miedo, el mensaje fue impartido en la Sala Clementina del Palacio Apostólico Vaticano, el Santo Padre Francisco recibió en audiencia a los ejecutivos y el personal del diario “Avvenire”, acompañados de sus familias, en el 50°de su fundación. En su encuentro, el Santo Padre, recordó en su día a San José Obrero, invitando a los trabajadores de prensa a que se inspiren en su gran pasión y labor.

Papa Francisco señaló, San José, debemos seguir sus pasos, que revelan un reflejo del estilo de Dios. Agregando, José es, es el custodio discreto y afectuoso, que sabe cómo hacerse cargo de las personas y las situaciones que la vida ha confiado a su responsabilidad.

Si bien el discurso del Santo Padre Francisco fue dirigido a quienes integran el periódico, es mensaje es material de estudio para todos los que trabajan en la prensa, hablando especialmente de los nuevos tiempos y herramientas. Dice Francisco, hoy en día existen herramientas tecnológicas que han cambiado profundamente la profesión, e incluso la propia forma de sentir y pensar, vivir y que se comunican, interpretan y se relacionan.

Haciendo un especial enfoque sobre la nueva estructura de información, dice el Santo Padre, la cultura digital se ha pedido una reorganización del trabajo, junto con una voluntad aún mayor para cooperar con usted y armonizarse con los otros periódicos. De estas nuevas herramientas, dice el Papa sobre como contribuyen a la tarea pastoral, los medios nos ofrecen un enorme potencial para contribuir, con nuestro servicio pastoral, a la cultura del encuentro.

Pero, pese a este gran beneficio, el Papa hizo una especial advertencia, para que no olvidemos de jamás perder la objetividad y no solo potenciemos la inmediatez de informar. Sobre esto, el Papa dijo,  “la velocidad de la información excede nuestra capacidad de reflexión y juicio y no permite una expresión medida y correcta de uno mismo” (Mensaje para el 48º Día Mundial de las Comunicaciones, 1 de junio de 2014).

 

A continuación, compartimos con ustedes, la interpretación del italiano al castellano del discurso del Santo Padre Francisco:

Discurso del Santo Padre

Queridos amigos de Avvenire, en ti saludo a un laicado que trabaja en un campo relevante y exigente como el de la comunicación. Saludo al presidente de la Conferencia Episcopal Italiana, el cardenal Gualtiero Bassetti, a quien agradezco sus palabras; Saludo al Secretario General, Monseñor Galantino, y a Mons. Semeraro, que preside su Junta de Directores.

Me complace compartir este momento con ustedes y hacerlo en el día dedicado a San José el obrero. Es fácil apegarse a la figura de San José y confiar en su intercesión. Pero para convertirse realmente en sus amigos, debemos seguir sus pasos, que revelan un reflejo del estilo de Dios.

José es el hombre del silencio. A primera vista, podría parecer la antítesis del comunicador. En realidad, solo apagando el ruido del mundo y escuchando nuestra propia conversación es posible escuchar, lo cual sigue siendo la condición antes de cualquier comunicación. El silencio de José está habitado por la voz de Dios y genera esa obediencia de fe que conduce al establecimiento de la existencia, dejándose guiar por su voluntad.

No es sorprendente que José sea el hombre que sepa cómo levantarse y levantarse en la noche, sin desanimarse bajo la carga de la dificultad. Sabe caminar en la oscuridad de ciertos momentos en los que no comprende del todo, fuerte en una llamada que lo coloca ante el misterio, del cual acepta comprometerse y a quien lo entregan sin reservas.

José es, por lo tanto, el hombre correcto, capaz de confiar en el sueño de Dios llevando adelante sus promesas. Es el custodio discreto y afectuoso, que sabe cómo hacerse cargo de las personas y las situaciones que la vida ha confiado a su responsabilidad. Es el educador quien, sin pretender nada por sí mismo, se convierte en padre gracias a su presencia, a su capacidad para acompañar, hacer crecer la vida y transmitir un trabajo. Sabemos hasta qué punto esta última dimensión, a la que está vinculado el partido de hoy, es importante. Precisamente en el trabajo, de hecho, la dignidad de la persona está estrictamente vinculada: no al dinero, a la visibilidad o al poder, sino al trabajo. Un trabajo que da a cada uno, cualquiera que sea su papel, para generar el espíritu empresarial entendida como un “actus personae” (cf. Enc. Caritas in veritate, 41), donde la persona y su familia son el fin más importante la eficiencia ella misma

En una inspección más cercana, desde la carpintería de Nazaret hasta la junta editorial de Avvenire, ¡el paso no es tan largo!

Ciertamente, en su “caja de herramientas” Hoy en día existen herramientas tecnológicas que han cambiado profundamente la profesión, e incluso la propia forma de sentir y pensar, vivir y que se comunican, interpretan y se relacionan. La cultura digital se ha pedido una reorganización del trabajo, junto con una voluntad aún mayor para cooperar con usted y armonizarse con los otros periódicos que forman parte de la Conferencia Episcopal Italiana: la Agencia Sir, TV2000 y el circuito de radio InBlu. De forma similar a lo que sucede en el sector de la comunicación de la Santa Sede, la convergencia e interactividad permitida por las plataformas digitales debe favorecer las sinergias, la integración y la gestión unitaria. Esta transformación requiere cursos de capacitación y actualización, en la conciencia de que el apego al pasado podría ser una tentación perniciosa. Auténticos servidores de la tradición son aquellos que, al recordarlo, pueden discernir los signos de los tiempos (Gaudium et Spes, 11) y abrir nuevos caminos del viaje.

Todo esto, probablemente, ya es parte de su compromiso diario dentro de un desarrollo tecnológico que rediseña globalmente la presencia de los medios, la posesión de información y conocimiento. En este escenario, la Iglesia siente que no puede hacer que su voz se pierda, para ser fiel a la misión que la llama a proclamar el Evangelio de misericordia para todos. Los medios nos ofrecen un enorme potencial para contribuir, con nuestro servicio pastoral, a la cultura del encuentro.

Para enfocarnos en esta misión, entramos un momento juntos en el taller del carpintero; Volvamos a la escuela de San José, donde la comunicación se devuelve a la verdad, la belleza y el bien común.

Como tuve ocasión de observar, hoy “la velocidad de la información excede nuestra capacidad de reflexión y juicio y no permite una expresión medida y correcta de uno mismo” (Mensaje para el 48º Día Mundial de las Comunicaciones, 1 de junio de 2014). Incluso como Iglesia, estamos expuestos al impacto y la influencia de una cultura de prisa y superficialidad: más que experiencia, lo que cuenta es inmediato, a mano y puede consumirse inmediatamente; en lugar de confrontación y profundización, uno corre el riesgo de exponerse al cuidado pastoral del aplauso, a la nivelación del pensamiento, a una desorientación generalizada de las opiniones que no se reúnen.

El carpintero de Nazaret nos recuerda la urgencia de recuperar una sensación de lentitud saludable, de calma y paciencia. Con su silencio, él nos recuerda que todo comienza por escuchar, por trascenderse a sí mismo para abrirse a la palabra y la historia de la otra.

Para nosotros, el silencio implica dos cosas. Por un lado, no pierdas tus raíces culturales, no dejes que se deterioren. La manera de cuidarlo es encontrarnos siempre nuevamente en el Señor Jesús, para hacernos sus sentimientos de humildad y ternura, de gratuidad y compasión. Por otro lado, una Iglesia que vive en la contemplación del rostro de Cristo no lucha para reconocerlo en la cara del hombre. Y desde este rostro puede dejarse interrogar, superando la miopía, las deformaciones y la discriminación.

El diálogo supera la sospecha y derrota el miedo. El diálogo pone en común, establece relaciones, desarrolla una cultura de reciprocidad. La Iglesia, al establecerse como el arquitecto del diálogo, se purifica y ayuda mediante el diálogo en la misma comprensión de la fe.

A su vez, queridos amigos de Avvenire, mantengan el legado de los padres. No te cansas de buscar la verdad con humildad, a partir de la habitual frecuentación de las Buenas Nuevas del Evangelio. Esta es la línea editorial, a la que puede vincular su integridad: la profesión lo reclama, tan alta es su dignidad. Entonces tendrás luz para el discernimiento y palabras verdaderas para captar la realidad y llamarla por su nombre, evitando reducirla a su caricatura.

Déjate interpelar por lo que sucede. Escucha, profundiza, compárate. Manténgase alejado de los callejones sin salida donde está debatiendo aquellos que presumen que ya han entendido todo. Ayuda a superar las oposiciones estériles y dañinas. Con el testimonio de su trabajo, siéntanse compañeros de cualquiera que invierta en justicia y paz.

José, un hombre de silencio y escucha, es también el hombre que en la noche no pierde la capacidad de soñar, confiar y confiar. El sueño de José es la visión, el coraje, la obediencia que mueve el corazón y las piernas. Este santo es el ícono de nuestra gente santa, que reconoce en Dios la referencia que abarca toda la vida con un sentido unitario.

Esta fe implica acción y despierta buenos hábitos. Es una mirada que acompaña los procesos, transforma los problemas en oportunidades, mejora y construye la ciudad del hombre. Deseo que sepas cómo refinar y siempre defender esta mirada; para vencer la tentación de no ver, eliminar o excluir. Y te animo a que no discrimines; no considerar a nadie como un exceso; no estar satisfecho con lo que todos ven. Nadie dijo tu agenda, excepto los pobres, los últimos, los que sufren. No te unas a los que corren para contar esa parte de la realidad que ya está iluminada por los reflectores del mundo. Comienza desde los suburbios, consciente de que no son el final, sino el comienzo de la ciudad.

Como advirtió Pablo VI, los periódicos católicos no deberían “dar cosas que causen una impresión o que sean clientes”. Debemos hacer el bien a los que escuchan, debemos educarlos para que piensen, juzguen “(Discurso a los operadores de las comunicaciones sociales, 27 de noviembre de 1971). El comunicador católico evita las rigideces que sofocan o encarcelan. Él no “enjaula el Espíritu Santo”, sino que trata de “dejarlo volar, dejarlo respirar en su alma” (ibid.). Significa que la realidad nunca da paso a la apariencia, la belleza a la vulgaridad, la amistad social al conflicto. Cultiva y fortalece cada brote de vida y bien.

Las dificultades no bloquearán: sólo tiene que ir hacia atrás un momento para el clima que hace 50 años envolvió la gestación del proyecto de futuro para recordar cuántas dudas y resistencia, la cantidad de la desconfianza y la oposición trataron de amortiguar la determinación de Pablo VI sobre el nacimiento de un periódico católico carácter nacional.

Finalmente, José es el custodio sagrado, el hombre de la concreción y la proximidad. Después de todo, en esta voluntad de cuidar al otro yace el secreto de su paternidad, lo que realmente lo convirtió en padre. La existencia del cónyuge de la Virgen es un llamado y un apoyo para una Iglesia que no acepta la reducción de la fe a la esfera privada e íntima, ni se resigna a un relativismo moral que se desengancha y desorienta.

Puede que usted también expresar una Iglesia que no se ve en la realidad, ya sea desde fuera o desde arriba, pero se queda en, mezclas, vivir allí y – en virtud de la oferta de servicios – aumentos y se expande la esperanza de todos.

Te animo a que mantengas el grosor del presente; evitar la información de fácil consumo, que no compromete; reconstruir los contextos y explicar las causas; siempre atraer a la gente con gran respeto; apostar por los bonos que conforman y fortalecen a la comunidad.

Nada como la piedad crea cercanía, despierta actitudes de proximidad, favorece la reunión y promueve una conciencia consiente. Ser portador es la forma de contribuir a la renovación de la sociedad en nombre del bien común, la dignidad de cada uno y la ciudadanía plena.

Necesitamos dar voz a los valores encarnados en la memoria colectiva y en las reservas culturales y espirituales de las personas; contribuir a acercar al mundo social, político y económico la sensibilidad y las orientaciones de la Doctrina Social de la Iglesia, siendo nosotros, ante todo, fieles intérpretes y testigos.

No tengas miedo de involucrarte. Las palabras, las verdaderas, pesan: solo apoya a quienes las encarnan en la vida. El testimonio, además, contribuye a su propia fiabilidad. Un testimonio apasionado y alegre. Es la última esperanza de que me dirijo a ustedes, retomando las palabras del Beato Papa Pablo VI: “Necesitamos amar porque si no amas a este traje combinará ese pequeño, se cansa rápidamente, vamos a ver las dificultades, vamos a ver También diría los inconvenientes, las polémicas, las deudas [...] Debemos tener un gran amor por la causa, decir que creemos en lo que estamos haciendo y queremos hacer “(ibid.).

De este amor, te pregunto, que tu oración también sea parte de mí. ¡Gracias!


CEA | Defender y a promover las fuentes de trabajo, que es defender la vida

obcastrensearg_mons oscar ojeaCEA | Defender y a promover las fuentes de trabajo, que es defender la vida, la cita le pertenece al Mons. Oscar Ojea, Presidente COMISION EJECUTIVA, de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), quién se dirigió por medio de una carta, en el día de San José Obrero. Mos. Ojea, recordó, cuando decimos que trabajamos por la inclusión, tenemos que promover y defender las fuentes de trabajo.

Además, nos incentivó a reflexionar sobre lo que significa estar sin trabajo, declarando, un hombre o una mujer sin trabajo; se sienten fuera de todo circuito, como si estuvieran al margen. Mons. Ojea, recordó qué, Jesús quiso darnos el ejemplo de trabajar, con sus propias manos, en el taller de su padre adoptivo.

 

A continuación transcribimos el mensaje completo de Mons. Oscar, Ojea:

Fiesta de San José Obrero Patrono de los Trabajadores

Queridos hermanos y amigos, todos los que decimos que defendemos la vida, tenemos que hacer un profundo examen de conciencia sobre nuestro compromiso social.

Defender la vida es defenderla en todo su desarrollo, y el trabajo es parte de esa vida, una parte esencial, porque hace a la dignidad de la persona.

Todos los elementos de la economía son instrumentales, en comparación con el trabajo; el trabajo sale del corazón de la misma persona; a través del trabajo el hombre queda incluido en una sociedad.

Cuando decimos que trabajamos por la inclusión, tenemos que promover y defender las fuentes de trabajo.

Pensemos lo que significa un hombre o una mujer sin trabajo; se sienten fuera de todo circuito, como si estuvieran al margen.

Un hombre y una mujer sin trabajo significan también no sentirse reconocidos; en lo más profundo, no solamente por la sociedad, a veces hasta en la propia familia.

Celebramos el Día del Trabajador, es el día de San José Obrero. Jesús quiso darnos el ejemplo de trabajar, con sus propias manos, en el taller de su padre adoptivo.

Por eso yo me dirijo a todos los trabajadores y trabajadoras, para expresarles mis más sinceras felicitaciones en este día.

Un abrazo muy fuerte de toda la Iglesia, y un compromiso a defender y a promover las fuentes de trabajo, que es defender la vida.

Que tengan un día espléndido en este 1º de Mayo.

Que Dios los bendiga.

 


Otras secciones

Nuestro Obispado necesita fondos para el sostenimiento de sus seminaristas, para lo cual contamos solamente con su generosidad.

Eventos

  • No hay eventos.

Recientes

Descargas

Buscar

Etiquetas

Armada de la República Argentina Capellán Mayor de la Armada Base Naval Puerto Belgrano Mons. Santiago Olivera Gendarmería Nacional Argentina Papa Francisco Obispado Castrense de Argentina Santa Sede Fuerza Aérea Argentina Prefectura Naval Argentina Ejército Argentino Capellán Mayor del Ejército

Estamos en FACEBOOK


Síguenos en Twitter

Secciones


Noticias externas


Ejercito Argentino Fuerza Aerea ArgentinaArmada Argentina
Gendarmería Nacional ArgentinaPrefectura Naval Argentina

Av. Comodoro Py 1925 (C1104AAM) Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Tel:(+54 11) 4311-9113 / 7431 Fx: 4311-4081 Email:

Desarrollo: PLNCTON