obcastrensearg_mons olivera campo san martín misa 01Campo San Martín | Mons. Olivera ofició Misa donde rezó por nuestra Patria y por de las FTA (Fuerza Tarea Argentina), en su tercer día de visita Apostólica a Chipre, nuestro Obispo Castrense, emprendía muy temprano el traslado rumbo al encuentro con los efectivos en aquel sector del país. No es un día más, puesto que para nosotros, los argentinos, hoy conmemoramos un aniversario más de la revolución de Mayo de 1810.

El Campo San Martín, se encuentra ubicado a 50 kilómetros al oeste de Nicosia, capital de Chipre, es en el sector greco-chipriota, al sur de la República. Concelebraron, el Vicario General Castrense, Mons. Gustavo Acuña, y el Capellán, Padre, Sebastián Soto, en el tiempo la Homilía, Mons. Santiago Olivera resaltó el valor del día de hoy, 25 de mayo, y pidió especialmente que confiemos en María para por su intermedio llegar a Jesús y ver y hacer lo que el Señor nos pide.

Agradeció la presencia Argentina en esta tierra de Chipre, señalando, es un día muy especial, estamos aquí rezando en esta Eucaristía por nuestra Patria, lo hacemos providencialmente celebrando este don, es un regalo por nuestra historia. También en el marco del mes de Nuestra Señora de Luján, nuestro Obispo dedicó también su mensaje a nuestra Patrona del Obispado Castrense de Argentina.

Damos gracias por esto, nos sentimos hijos de una misma patria, cuando también compartimos una historia en común, rezamos por esto (…), a pesar de que fuimos testigos de grandes fragmentaciones, divisiones, porque a veces no se presenta como se debe presentar. La historia se debe presentar en toda su magnitud, reportando la verdad absoluta, por tal motivo es importante verlo  todo.

Respecto de Nuestra Señora de Luján, Mons. Olivera resalto y valoró la determinación y compromiso de la Virgen, bendita entre todas las mujeres, ha sido mujer fiel desde el inició de su vocación, a la cual fue llamada, viendo que su propio hijo morir en la cruz, ella continuó (…), el sí de la virgen, fue un sí que cambió la historia, también nuestro sí, cuando se adhiere al proyecto de Dios, cambia la historia.

La Virgen según nuestro Obispo, fue cien por ciento fiel a Dios, María es la mujer de la confianza absoluta en Dios, por tal motivo nuestra llegada a María es fundamental, llegada a Cristo por María. Haciéndose eco del milagro de María en Caná, en ese casamiento, donde ella pudo advertir lo que faltaba, nosotros también como María, desarrollemos a poder descubrir que es lo que nos falta.

Agregando, María nos invita a poner nuestra mirada en Jesús, y a vivir lo que Jesús quiere, porque Jesús es el camino es la verdad y es la vida. Entonces pidámosle en este día a María, que nos señale ese sendero, porque en nuestro país faltan cosas, falta mayor encuentro, falta mayor respeto, falta mayor solidaridad, falta mayor justicia, en nuestra Patria.

Ya en el final de su homilía, dijo, pongamos nuestra mirada en Jesús, que María nos lleve a ese vía, para construir lo que el Señor nos pida. Para construir una patria de más hermanos, pongamos todas estas intensiones por nuestro país, por nuestras familias, por nosotros,  para que podamos ser cada vez, mejores cristianos.-