obcastrensearg_mons olivera en Campo San Martín 35Campo San Martín | Mons. Olivera recibió el afecto de los integrantes de la FTA (Fuerzas de Tareas Argentinas), en la visita de hoy nuestro Obispo Castrense Argentino pudo compartir con todos ese tiempo fraterno, el cual valora y busca permanentemente, el estar cerca de los hermanos. Hoy fue un día más que importante en su gira Apostólica, pues todos los argentinos conmemoramos un nuevo aniversario del primer gobierno patrio, su labor pastoral lo recibía en Chipre y allí rezó por todos.

Además de los honores a la Patria, el Campo San Martín recibía en esta fecha, al Obispo Diocesano Castrense de Argentina, desde primera hora todo fue emoción, el ver en una zona tan lejana a nuestra tierra, nuestro colores, nuestro pabellón nacional, fue supremo. A cada paso, los efectivos no dudaron en saludar a Mons. Santiago, quién pudo visitar y conocer de cerca, cuáles son las tareas que realizan en esta misión de Paz en nombre de Naciones Unidas.

En el acto por el 25 de mayo, que se desarrollaba en la playón principal del Campo San Martín, los músicos de la banda militar fueron protagonistas, ambientando, alentando y trayendo con sus melodías esas canciones tan caras a nuestros sentimientos. Con ellos estuvo también Mons. Olivera, quien tuvo un intercambio de obsequios, los efectivos le entregaron varias regalos y allí nuestro Obispo les pudo hablar y conocerlos.

También en la sala de comando, pudo seguir de cerca el empeño, de cómo nuestros integrantes de la FTA, custodian y velan por la Paz en Chipre, cada detalle, cada estrategia está fundamentada con un solo objetivo, construir a cada instante la paz entre Turco-chipriotas y Greco-Chipriotas. En su visita al campo, hubo tiempo para almorzar, y también el momento del mate, ese símbolo netamente criollo que como a modo de nexo, sirvió para escuchar a los hombres, saber de ellos, alentarnos en esta mitad de ciclo que les toca vivir en su misión, puesto que llegaron en febrero y volverán a nuestra tierra a finales de agosto.

Como en el Campo Roca, allí en el Campo San Martín, valoraron en forma especial la calidez con la cual nuestro Obispo Castrense de Argentina llegó, se mantuvo con ellos, paso un tiempo de cercanía, transmitiendo ese valor de Padre y Pastor. Todos coinciden, que sirvió plenamente para animarlos, para seguir y continuar con esta difícil misión, de estar allí donde el mundo los demanda, son custodios de paz, son nuestros hermanos argentinos.-