obcastrensearg_mons olivera en roma 03

Roma | Mons. Olivera visitó y ofició Misa en la Casa de Hnas. Pobres Bonaerenses de San José, luego de su visita Apostólica a Chipre, llegaron a Italia en la jornada del domingo, en la mañana del lunes 28 de mayo, junto al Vicario General Castrense, Mons. Gustavo Acuña, tuvieron el privilegio de estar en la casa donde la fundadora del instituto religioso viviera. Las Hermanas Pobres Bonaerenses de San José, fueron fundada por la Madre Camila Rolón, quien era Argentina, actualmente es Venerable.

Mons. Santiago Olivera nos cuenta sobre la Madre Camila, está en camino a la santidad, próximamente se estudiará aquí en Roma, un supuesto milagro ocurrido en Tucumán, Argentina atribuido a ella. Hay que rezar para que por intermedio de la gloria a Dios pronto la podamos tener en los altares como Beata, luego como Santa, sería otra las gracias para nuestro país.

Además, agrega, nosotros tenemos una comunidad de las Hermanas Pobres Bonearense de San José, en el hospital Militar Central, por tal motivo, visitarlas es siempre una alegría y me llena de gozo. En la capilla de la Casa de la Madre, Camila Rolón en Roma, Mons. Santiago Olivera ofició Misa, allí también pudo recorrer la habitación donde la Madre pasó al cielo, donde falleció, está todo intacto como en aquel tiempo, y hoy se mantiene como museo.

Dijo nuestro Obispo Diocesano, allí se conserva todo piadosamente, además al lado de su cuarto, hay un sector donde se resguardan los mejores recuerdos de la historia de la de la congregación, esta congregación religiosa nos llena de Orgullo y satisfacción. En la casa de las Hermanas Pobres Bonaerenses de San José, un cuadro que lleva las firmas que revelan también la presencia de nuestro Obispo en tiempos que era parte de la Diócesis de Morón.

En esta comunidad se resguarda un capítulo histórico muy importante, en el año 1996 habían donado a la Diócesis de Morón, a Su Santidad Juan Pablo II, era una imagen de la Virgen hecha por un Autor Pictórico local. La obra lleva en el documento las firmas del párroco de la zona Ituzaingó, José Gentico, quien fue Obispo Auxiliar del Cardenal Bergoglio en Buenos Aires.

Mons. Santiago dice al respecto, allí están las rubricas de las autoridades de ese tiempo del obispado Morón y yo era su Vicario General, entonces Sandri, que era Sustituto de Estado, rescata la obra y para que no se pierda, entonces consideró oportuno donarlo a la congregación. Cada vez que vengo a visitarlas, veo este detalle y me invade una profunda alegría el solo hecho de encontrar esta historia.-