???????????????????????????????Vaticano | Mons. Santiago Olivera visitó a la Congregación de los Obispos, en el itinerario desplegado en el Estado Vaticano, nuestro Obispo Castrense de Argentina, pudo dialogar con el Padre ,encargado de los Obispos Castrenses. Allí, nuestro Obispo Diocesano Castrense, pudo compartir en la conversación sobre la labor pastoral, los caminos transitados y como seguirán las metas planteadas.

Fue una reunión muy amena, allí Mons. Santiago nos contó, hablamos sobre cómo seguiremos trabajando, recibimos con entusiasmo su bendición, animación Pastoral, un diálogo muy fraterno muy cercano. De esta manera, nuestro Obispo concluía su agenda del lunes 28 de mayo de su viaje Apostólico que lo comprometió durante 15 días a una entrega total, iniciando en Francia, donde en Paris, visitaba el Santuario de Santa Genoveva, el Santuario de la Medalla Milagrosa, y estuvo en Lourdes, donde participó de la 60° PMI (Peregrinación Militar Internacional).

De allí partía a Chipre, donde pudo visitar el Campo Roca, el Campo San Martín, la base de UNPA (Área Protegida de Naciones Unidas), donde pudo estar, compartir y alentar a los hermanos argentinos perteneciente a las FTA (Fuerzas de Tarea de Argentina). Tanto el encuentro en Lourdes, Francia como su viaje a Chipre, tuvieron un hilo conductor, la Paz, fue un viaje plagado de felicidad, Mons. Santiago nos cuenta, la visita fue extraordinaria, donde pude tener contacto con nuestros hombres y mujeres militares de nuestra patria al servicio de la Paz.

Mientras tanto en Roma Italia, ofició Misa en la Capilla de las Hermanas Pobres Bonaerenses de San José, visitó el museo de la Madre, Camila Rolón, y en el Vaticano, se entrevistó con el Señor Embajador Argentino ante la Santa Sede.

Finalizando, hoy concluimos nuestra visita Pastoral aquí en Roma, volvemos a nuestra amada Argentina felices, contentos y satisfechos por lo que han significado estos 15 días. De mucho esfuerzo pero, como siempre digo, uno a experimentando la misericordia de Dios y la generosidad del Padre que siempre da mucho más de lo que nosotros damos.-