obcastrensearg_retiro espirual Villa Cura Brochero 00Traslasierra | La gracia de estar cerca del Santo Brochero fortaleció el 1° Retiro Espiritual Castrense, el mismo estaba destinado a los varones, militares, e integrantes de fuerzas de seguridad nacional, tanto retirados como en acción. Desde el viernes 8 al domingo 10 de junio, iniciaba el encuentro con los hermanos, donde arribaron de distintas partes del país, para iniciar así los Ejercicios Ignacianos.

Al respecto, en una carta remitida por nuestro Obispo Castrense de Argentina, Mons. Santiago Olivera, quien por motivos de una ajustada agenda no podía estar presente con ellos, expresaba su cercanía, les señalaba que, con mucha ilusión soñamos estos Ejercicios Espirituales para nuestra gente castrense. Agregando que no serán los únicos, nuestro Obispo Diocesano Castrense dijo, se irán sucediendo en distintas geografías de la Patria, y que hoy comienzan a ver la luz en esta experiencia que los tiene a ustedes como protagonistas.

Mientras tanto, en la histórica Casa de Ejercicios Espirituales, en nombre de nuestro Obispo, los recibieron, el Capellán del Ejército Argentino, Padre Rodrigo Domínguez y el Capellán de Gendarmería Nacional, Padre Marcelo Mora. Allí, en el histórico Valle de Traslasierra, en nuestro oeste cordobés, le preguntábamos justamente a nuestro Capellán, Padre Marcelo Moran, cómo vivió este primer encuentro.

El Padre, Moran, nos contó, la verdad que estuvo muy lindo, fue una gracia el hecho de haberlo desarrollado en Villa Cura Brochero, los hombres que participaron en el retiro, sintieron esa gracia, la de estar ahí cerca del Santo José Gabriel del Rosario Brochero. Pero para nuestro Capellán, el hecho de estar allí, reporta un agregado superior, el dijo, asistir a un retiro espiritual en un lugar como este, es ciertamente sublime, es un agregado extra para cualquier retiro, así que por un lado agradecemos esta bendición de haber estado en Traslasierra, y estar ahí al lado del mismo de San Brochero, su  Santuario y todo lo que eso significa, es sin dudas una Bendición.

A la hora de describir el desarrollo del encuentro, nos contó, al comienzo los hombres fueron entrando en clima, y ya en ese estado, los frutos son muy personales y particulares. Pero se les veía en el rostro después de las confesiones, después de la charla con los sacerdotes la gente misma fue cambiando, y uno podía apreciar en sus almas la alegría de Dios.

Es de destacar, que los Ejercicios Espirituales son muy especiales, y como lo señaló nuestro Capellán, Padre Marcelo Moran, el trabajo espiritual lograba ese milagro de iluminador, el decía, sus miradas expresaban la gracia que estaban viviendo en sus almas, del haberse encontrado consigo mismo y con Dios. Son todos pequeños detalles que hacen a la vida espiritual, a la vida interior y en estos lugares, en estos momentos tan oportunos como lo es un retiro espiritual.

A continuación compartimos con ustedes el mensaje enviado por Olivera Mons. Santiago, Obispo Castrense de Argentina:

obcastrensearg_Escudo de Obispo Castrense de Argentina

Obispado Castrense de Argentina

Obispo Castrense

Buenos Aires, 7 de Junio de 2018

Queridos hijos y amigos,

Se disponen a realizar el primer Retiro Espiritual de Hombres de nuestra Diócesis Castrense de Argentina, en ese emblemático lugar, donde el santo Cura Brochero hizo tanto bien a sus paisanos, con los Ejercicios Espirituales.

Con mucha ilusión soñamos estos Ejercicios Espirituales para nuestra gente castrense, que se irán sucediendo en distintas geografías de la Patria, y que hoy comienzan a ver la luz en esta experiencia que los tiene a ustedes como protagonistas.

Estos “baños del alma” como le gustaba llamar a los Ejercicios Ignacianos al Cura, nos permite vislumbrar una nueva aurora en la vida de todos y a cada uno de los que formamos esta Iglesia particular.

Lamentablemente, una apretada agenda pastoral me hace imposible poder estar con ustedes estos días, pero deseo hacerles llegar mi cercanía espiritual junto a mi oración por la fecundidad de Dios en el alma de cada uno, a través de estos Santos Ejercicios Ignacianos que van a realizar.

A través de mi libro sobre la oración del Cura Brochero y el Periódico “Edificar” de nuestra Diócesis me hago presente y los aliento a vivir esta experiencia entregándole al Señor el alma y el corazón, recordando que “el hombre ha sido creado para alabar, hacer reverencia y servir a Dios, nuestro Señor y mediante este salvar su alma” (EE EE 1, Principio y Fundamento).

Vaya, una vez más mi cercanía, mi oración junto con mi abrazo y mi bendición, rogándole al Señor Jesús, nos ayude a crecer en seguimiento como Discípulos y Misioneros suyos.

 

                                                                                                                                 +SANTIAGO OLIVERA

Obispo Castrense de Argentina