obcastrensearg_mons santiago olivera y representantes ong 02Debemos sanar la historia, reconociendo que, con lo sucedido perdimos todos los argentinos, la síntesis le pertenece a nuestro Obispo Castrense de Argentina, quien en la tarde de ayer, recibía en la sede del Obispado a distintos representantes de Organizaciones y ONGs. Se tratan de instituciones que trabajan para que haya justicia para todos los que participaron en la lucha contra el terrorismo en la Argentina durante la década del setenta.

De la reunión, participaron, Mons. Santiago Olivera, el Capellán, Rubén Bonacina, la Dra. María Elena García, Representando a “Colectivo por la Defensa de los Derechos de las Personas Privadas de Libertad y Acceso a la Justicia”, el Dr. Ricardo Sain Jean, de la “Asociación para la Justicia y la Concordia” y “Puentes para la Legalidad”, y el Dr. Carlos Enrique Alsina, en representación de la “Organización Democrática Americana” (ODAm), La “Organización Democrática Americana” (ODAa), Los Grupos “Verdad Posible” y “Dar la Cara”.

Es de destacar, que en dialogo junto a nuestro Obispo Castrense de Argentina, Mons. Santiago Olivera, se reflexionó sobre distintos aspectos de la problemática en cuestión, haciendo hincapié en la situación humanitaria de los detenidos. Donde se expuso la necesidad urgente de otorgar el beneficio de la prisión domiciliaria a quienes por razón de su edad y estado de salud no pueden seguir alojados en los penales.

Resulta justo señalar, que en nuestro país, existen leyes y hay adhesión a tratados internacionales que avalan estos beneficios para quienes integran esta franja etaria o están atravesando situaciones de mala salud. Al respecto, nuestro Obispo Castrense compartió su reflexión acerca de la necesidad de “sanar la historia”, tomando conciencia como sociedad, y reconociendo que, con lo sucedido en la mencionada década, “perdimos todos los Argentinos”.

Esta entrevista surgió a raíz del pedido de los propios representantes, motivo por el cual nuestro Obispo Castrense de Argentina, los recibió muy amablemente. Desde el inicio del Episcopado de Mons. Olivera habló de su deseo de ser puente, explicándonos nuestro Obispo que, ser puente es, tratar de unir las orillas y ponerse al servicio para ello, escuchando a todos, alentando y animando a transitar los caminos del encuentro y la reconciliación.

Como lo  ha manifestado en otras oportunidades, reconciliación supone aceptar la verdad, vivir iluminado, con el deseo de la reparación y de mirar hacia el futuro con esperanza. Aclarándonos, que reconciliación, que es una palabra muy cristiana, no supone impunidad, porque siempre la impunidad prepara nuevos delitos y nuevas circunstancias difíciles, pero supone buscar las cosas que nos unen y la necesidad de los argentinos de contar con puntos verdaderamente de encuentros, experimentando la fraternidad sin ideologías, que como dice el Papa Francisco, las ideologías no son buenas compañeras de camino.

Indefectiblemente, para diagramar el futuro y para sanar la historia, es indispensable hacer una “memoria sin ideología, decir la verdad completa y que haya justicia para todos” los involucrados en los hechos de esa época tan dolorosa que vivimos en nuestra patria, dijo Mons. Santiago Olivera. Cabe señalar, que no es la única de las entrevistas con este sector de la sociedad que busca trabajar en esta consigna de equilibrio e igualdad, sin ir más lejos, el mes pasado, Mons. Olivera, se encontraba con la  Presidente de CELTYV (Centro de Estudios Legales sobre el Terrorismo y sus Víctima), la Abogada, Victoria Villarruel.-