obcastrensearg_capellán mayor de la armda en tierra del fuego 06Tierra del Fuego | El Capellán Mayor de la Armada celebró Primera Comunión y Confirmaciones en Río Grande, el pasado miércoles procedente de CABA (Ciudad Autónoma de Buenos Aires), el Padre Eduardo Castellanos, iniciaba su visita pastoral a la provincia austral. El Capellán Mayor de la Armada, era recibido en la estación aérea por el Capellán, Padre, Walter Portells, quien le daba la bienvenida a la región.

Su primera escala fue la ciudad de Río Grande, allí, visitó al Jefe del Batallón de Infantería de Marina, BIM5, el Capitán de Corbeta,Miguel Vaca, donde también pudo comunicarse telefónicamente con el Comandante de Infantería Marina. En su primera mañana, iniciaba su actividad oficiando Misa, donde el Padre Castellanos luego de ello, pudo mantener una charla fraterna con los efectivos de aquel sector, además tuvo la suerte de reencontrarse con amigos y compañeros de una de sus misiones en el exterior.

Al respecto el Padre Eduardo nos contó, fue muy cálido encontrarme con algunos compañeros con los que habíamos estado en Haití, conversamos de todo, la verdad fue realmente estupendo volver a vernos. Esto es superador, en esta porción de nuestro país, reencontrarnos, saber de su trabajo, escucharnos, contarles mi tarea espiritual, pastoral, el trabajo por Dios, es una gran bendición.

El Padre Eduardo, continuó visitando, conociendo cada una de las áreas donde nuestros hermanos efectúan sus labores, a lo que nos describió, estuve en toda la base, saludando a todos, bendiciendo los espacios de la base Infantería Marina. Por la noche, el Capellán Mayor de la Armada, Castellanos, celebró misa de Adoración Eucarística en la Capilla Stella Maris, concelebrando el Padre Walter Portells, donde participo una gran cantidad de fieles de la zona.

Esa fue una noche imposible de olvidar para el Capellán Mayor de la Armada, pues en vísperas de oficiar la ceremonia de Primera Comunión y Confirmaciones, se dispuso a confesar a los jóvenes, padres y padrinos. Fue una labor compartida entre el los Padres, Castellanos, Portells y el Padre Pablo Caballero que llegó especialmente desde Ushuaia, terminamos a las 23:30 horas, fue sinceramente una alegría enorme haber estado allí, confesando, escuchando los corazones de esos jóvenes que son hijos de militares, a sus padres y padrinos, imposible de olvidarlo.

Mientras tanto, el último sábado era el día esperado para todos, allí en el salón de eventos del batallón, con la colaboración de todos, se transformó en una Capilla, de esto nos contó el Padre Castellanos, el espíritu que impregnaba el ambiente es indescriptible, estaban todos los jefes militares, sus esposas, grandes colaboradoras, algunas de ellas catequistas. Es imposible no conmoverse frente a tanta entrega y felicidad de poder estar allí, uno puede comprobar a simple vista ese amor profundo a la fe y dedicación de todos.

Luego de la ceremonia, entre todos compartieron un almuerzo fraterno, una fiesta en familia, donde en ese clima, nuestro Capellán Mayor de la Armada, compartió con los presentes, un mensaje de nuestro Obispo Castrense de Argentina. Al respecto, el Padre Eduardo nos dijo, fue una sorpresa reservada que le tenía para todos, compartí el mensaje de voz de Mons. Santiago Olivera, quien pese a su gran agenda y la distancia, saludó y bendijo a toda la comunidad, fue una gran deferencia, como Padre y Pastor de nuestra Diócesis Castrense, se hizo presente con el mensaje, todos quedaron muy agradecidos.-