Buenos Aires | Descubrir y encontrarnos con el Amor infinito de Dios, de esta manera el Capellán Castrense de GNA, Padre, Ricardo Daniel González  sintetizaba con parte del mensaje brindado por Mons. Santiago Olivera la Acampada de Gendarmería Nacional Argentina que finalizó ayer domingo. La misma estuvo destinada al personal femenino de la Fuerza Federal de Seguridad, iniciaba el jueves último y concluyó este domingo 19 de mayo, en la Casa de Retiros, Villa Ntra. Sra. del Rosario, Ezeiza, provincia de Buenos Aires.

Es de destacar, que participaron de la Acampada, el Capellán Mayor de GNA, Padre Jorge Massut, el Delegado Episcopal de Acampadas, Padre Alberto Barda y el Rector de la Catedral Castrense, Stella Maris, Padre Diego Pereyra. El Padre González, nos señalaba, “agradecemos a Dios por tantos bienes y Gracias recibidas, en primer lugar por el ‹SI› enorme, jugado, generoso de 33 Jóvenes que habiéndose encontrado con el Amor de Dios, muchas de ellas y en distintas intensidades han salido, con una fuerza que sólo puede proceder de la gracia para luchar, cueste lo que cueste, por corresponder al Amor Divino, por ser Mujeres con Mayúsculas”.

Continuando con los reconocimientos, el Capellán Ricardo González rescataba la generosidad las integrantes del Equipo de Coordinadoras, que se destacaron tanto en la preparación, como en la Acampada misma. De ellas decía, “su disponibilidad, sacrificio, amor a Dios y al prójimo es ejemplar”, también destacó, “(…) el apoyo de la Gendarmería Nacional Argentina, tanto en sus máximos responsables, como en Autoridades y personal de E.S.C.U.G.E.N. que ponen muy a la vista el deseo que tienen y empeño concreto, para que su personal salga con una verdadera formación integral, teniendo presente la dimensión espiritual y de las virtudes y valores”.

Así mismo, el Padre González resaltó en la figura del Sr. Jefe de la Agrupación Cadetes, Cte. Ppal. David Luis Pillet, el respaldo recibido por parte de la Escuela y su Sr. Director, como así también la presencia incondicional y el incansable trabajo del Capellán Mayor, Padre Jorge Massut, fue de vital importancia y de una llegada muy especial a Cadetes e integrantes del Equipo.

Además el Padre Ricardo González, agradeció a todos quienes con su aporte y respaldo en forma silenciosa colaboraron con el desarrollo de la Acampada, a quienes rezaron y brindaron su ayuda incondicional. Avanzando, señaló, “todo fue coronado el domingo con la presencia de nuestro Padre y Pastor, Mons. Santiago Olivera, quien presidió la Eucaristía final, acompañado además de los Sacerdotes mencionados, junto al Padre Diego, Rector de la Catedral Castrense y el Padre Alberto Barda”.

Donde nos recordó, “la cálida Homilía de Mons. Olivera, estuvo basada en el Evangelio del quinto domingo de Pascua, fue un resumen perfecto de la experiencia vivida también en esta Acampada.  Allí, nuestro Obispo resaltaba, el hecho de disfrutar, descubrir y encontrarnos con el Amor infinito de Dios, Amor que convoca en Jesucristo a vivir concretamente ese mandamiento nuevo:” Ámense los unos a los otros, como Yo los he amado”.

Finalmente, el Capellán González decía, “muchas gracias a Dios, a Ntra. Madre y Patrona de Luján, a las Cadetes de III Año, al Equipo, a la Gendarmería Nacional. Gracias a nuestro Obispo, Cabeza y promotor de estas experiencias fuertes de vivencias de Comunión eclesial, como la vivida hoy, en nuestra Iglesia Diocesana Castrense. Gracias a todos, y juntos demos gracias a Dios”.-

previous arrow
next arrow
previous arrownext arrow
Slider

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *