Buenos Aires | Efectivos del Regimiento de Infantería 1 Patricios peregrinaron a Luján, fue el sábado 5 de octubre en el marco de la 45° Peregrinación a Luján, bajo el lema, “Madre, ayúdanos a unirnos como pueblo”. Acompañados por el Capellán Castrense del Ejército Argentino, Padre Santiago García del Hoyo, un grupo de 22 efectivos entre Suboficiales y Soldados Voluntarios partieron a las 8 de la mañana desde el barrio del Liniers, donde se encuentra el Santuario de San Cayetano en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Antes de iniciar la peregrinación, el Padre García del Hoyo obsequió a cada uno de nuestros fieles un Rosario, recordándoles cómo rezar el Santo Rosario, además les brindaba una catequesis de preparación y significado del ser protagonistas de la peregrinación y así brindarle el valor necesario. Por delante, la misión demandaba avanzar 60,4 kilómetros, que son los que separa el Barrio de Liniers en CABA con la Basílica de Luján, Luján provincia de Buenos Aires.

Mientras un sinfín de fieles inundó esa vía de fe, rumbo a la casa de la Madre, nuestros efectivos del Ejército Argentino, junto a nuestro Capellán, Padre Santiago García del Hoyo rezaron encomendamos a Ntra. Madre de Luján y caminaron juntos, rumbo al oeste, para poder alcanzar esa misión compromiso y fe.

Faltaban apenas los últimos kilómetros de esa larga caminata, y a lo lejos, mientras el sol buscaba esconderse en el oeste, allí se divisaba el ingreso a la Capital Nacional de la Fe, y más allá se distinguían las dos cúpulas de la Catedral. Nuestros fieles, fundidos en esa atmosfera que solo los peregrinos contagian, al ver transitar los últimos metros que separan de su desafío con la Casa de Madre, era imposible no conmoverse, al verlos emocionados sabiéndose recibidos por nuestra Santa Patrona.

La llegada, fue de a tandas, quienes desde las 18:30 y hasta las 23:30 horas de ese sábado, fueron completando a su ritmo su peregrinación, dotando de mucho gozo el saber que han cumplido la promesa a Ntra. Sra. de Luján. Según nos reportaban, muchos de nuestros efectivos, era la primera vez que participaban de ésta Peregrinación anual, quienes además pudieron contemplar la gran cantidad de peregrinos que llegaron a Luján.

Solo siendo uno peregrino, protagonista, se sabe y nos podemos contagiar de la alegría que dota el participar. Valorando el trabajo de todos, de aquellos hermanos, que colaboran año tras año, durante todo el trayecto, quienes asisten a los peregrinos, brindando desde agua, comida y también curando las ampollas del camino.-

previous arrow
next arrow
previous arrownext arrow
Slider

1 comentario

  1. Fue muy emocionante estuve sacando foto la cual tengo muchas, son varios años que lo ago y los acompaños bendiciones Mary

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *