Buenos Aires | Jesús le cambia el sentido a la muerte, la convierte en vida, así lo refería el Capellán Castrense, Padre José Luis Toya, en el mensaje brinda en Homilía al celebrar Santa Misa en el día de los Santos Difuntos en el Cementerio de la Colina Doble, de la BNPB (Base Naval Puerto Belgrano) en Punta Alta. En la mañana del sábado 2 de noviembre nuestros fieles castrenses (un total de 30) junto al Padre Toya visitaban Cementerio, donde participaron de la celebración Eucarística.

El cementerio fundado en el año 1900 formó parte del proyecto y construcción de Puerto Belgrano, inaugurado en 1896, la necrópolis fue diseñada y construida por el Ingeniero Luigi Luiggi. El Cementerio de la Cruces Blancas, como también se lo conoce, se encuentra emplazado en la región de la Colina Doble, lugar que le debe su nombre a la denominación formulada en las cartas náuticas del estuario trazadas por la expedición del Beagle al mando de Robert Fitz Roy entre los años 1832 y 1833, con su nombre en inglés Double Hill (Doble Colina).

El lugar se encuentra sobre la ruta 229 en las inmediaciones de Villa del Mar, Punta Alta, hasta allí se trasladaron nuestros fieles castrenses para rezar por nuestros fieles difuntos. Celebró Santa Misa, el Capellán Castrense, Padre José Luis Toya, en su mensaje brindado en la homilía, habló sobre la resurrección de Jesús, quien murió por amor.

Al respecto, “hablar de la muerte, causa temor, miedo, es un tema que muchos no queremos hablar. Jesús le cambia el sentido, la muerte se convierte en vida”.

Continuando, subrayó, “la muerte vencida en la Cruz, muerte que nació con un hombre, Adán, ahora por un hombre, Jesús, se convierte en vida. Como peregrinos en este mundo, debemos prepararnos para el momento en que estemos en la presencia del Señor”.-

previous arrow
next arrow
previous arrownext arrow
Slider

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *