Buenos Aires | La Familia Castrense desarrolló el Pesebre Viviente en el Hospital Naval Puerto Belgrano, todo se desarrolló en el inicio de tarde noche del último viernes, en el centro de salud del sur de la provincia. Con la coordinación del Capellán, Padre Luis Luna, de las Hermanas de la Caridad de Santa María de la Casa Madre Clarac de Puerto Belgrano y el equipo de Pastoral de la Salud, el Pesebre cobró vida con sus protagonistas.

El Santo Padre nos enseña sobre Navidad, “el nacimiento de Jesús, nos trae una esperanza segura, una esperanza visible y evidente, que tiene su fundamento en Dios mismo. Jesús, entrando en el mundo, nos da fuerza para caminar con él hacia la plenitud de la vida y vivir el presente de un modo nuevo”. Estas palabras resultan fuente de energía para quienes junto a los organizadores llevaron adelante el desarrollo del Pesebre, en un lugar donde tanto uno desea sanarse, por esa razón, todos recorrieron cada una de las salas y aéreas que conforman el centro Hospitalario Naval.

El Hospital Naval Puerto Belgrano tiene 118 años de vida, fue inaugurado en el año 1.900 del siglo XX, de construcción típica de aquel tiempo, emplazado en 9 hectáreas, sus pabellones se van comunicando entre sí por medio de galerías cerradas. Pero su origen, data del 2 de noviembre de 1896, cuatro años antes de su inauguración, cuando por ley nacional N° 3.450 se ordenaba la construcción del mismo.

Este año, en el Hall Central y a vista de todos se emplazó el árbol de Navidad, el cual en tonalidades azules, matices del mar, penden de él, 44 estrellas en claro homenaje a la Tripulación del Submarino, ARA San Juan, recientemente hallado en las profundidades del mar. Allí, en ese clima, lentamente fueron ingresando en escena los personajes que recrearon el espíritu de Navidad, María y José caminaron rumbo a Belén, por los pasillos de nuestro hospital, donde alumbraron al Niño Dios, quién colmó de emoción a los presentes.

Pero no todo concluyó allí, puesto que todos los actores, visitaron cada una de las Salas, desde la Guardia, Rayos, Terapia Intensiva, Internación, entre otros sectores. Fue una verdadera fiesta de fe, donde los pequeños vestidos de Ángeles maduraban sonrisas ante la mirada de los adultos que en reposo esperan su alta, el milagro de Navidad alumbró nuestro Hospital Naval Puerto Belgrano junto al Pesebre Viviente.-

previous arrow
next arrow
ArrowArrow
Slider

1 comentario

  1. Felicitaciones a todo el Personal del HNPB y a la Comunidad de Hermanas Hijas de Caridad de Santa María, cuya fundadora es la Venerable Madre Clarac, y las personas de la Pastoral de la Salud. Bendiciones!!! Muy Feliz y Santa Navidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *