Buenos Aires | Los fieles de la Parroquia Stella Maris y Capilla San José representaron el Pesebre Viviente, en el último fin de semana y próximos a la llegada de Navidad la familia Naval Castrense de las Base Naval, Puerto Belgrano y Base Aéronaval Cte. Spora se reunían con sus Capellanes. En la noche del sábado último, nuestros fieles de la Capilla Stella Maris, desde muy temprano acondicionaron en el atrio de la Parroquia, el que más tarde sería el escenario que representaría el Pesebre Navideño.

Nuestro Papa Francisco nos recuerda, “en las casas de los cristianos, durante el tiempo de Adviento, se prepara el pesebre, según la tradición inaugurada por San Francisco de Asís. En su simplicidad, el pesebre transmite la esperanza”. Completando, nos recuerda, “la esperanza significa la certeza de estar en el camino con Cristo hacia el Padre, que nos espera. Esta esperanza, que el Niño de Belén nos entrega, nos ofrece una meta, un destino bueno en el presente, la salvación de la humanidad, la santidad de quien confía en Dios misericordioso. San Pablo resume esto con esta expresión: ‘En la esperanza hemos sido salvados’”.

El Capellán, Padre Luis María Berthoud, nos señalaba al ver la puesta en escena de toda la comunidad de su Parroquia, “celebramos la Navidad cultural, religiosamente volviendo a unir a la familia naval en la memoria que implica revivir el Pesebre. Feliz y Santa Navidad a la Gran Familia Naval Argentina”. Mientras la noche ganaba en altura del cielo, uno a uno los personajes fueron apareciendo, representando ese momento tan especial a la espera del Niño Dios.

Por su parte en la noche del domingo, los integrantes de la Capilla San José de la Base Cte. Spora, recreaban el nacimiento del Niño Jesús, los niños, padres y catequistas fueron los encargados de la puesta en escena. Una verdadera manifestación de fe, donde el Capellán, Padre Jorge González acompañó a sus fieles y fue el encargado de dirigir las palabras y un mensaje de esperanza a todos los presentes.

Al respecto, el Padre González, señalaba, “la Navidad es el presencia de Dios en nuestras vidas, que esta representación del Pesebre nos ayude a preparar nuestro corazón para recibir al Niño de Belén que viene para quedarse con nosotros (…)”. En el final de su mensaje, rezó el Padrenuestro, Ave María y Gloria en comunidad, cabe señalar que tanto en la Capilla San José como en la Parroquia Stella Maris se contó con la ayuda de toda la gran familia, quienes colaboraron en cada uno de los detalles.-

previous arrow
next arrow
previous arrownext arrow
Slider

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *