Buenos Aires | Que el Espíritu Santo modele nuestros corazones, nos impulse a seguir dando testimonio, así les señalaba el Obispo Castrense de Argentina, Mons. Santiago Olivera al celebrar el Sacramento de Confirmación. Fue en la mañana del miércoles 14 de agosto, en la sede del Instituto de Formación Prefectura Naval Argentina (PNA), en la localidad de Zarate, provincia de Buenos Aires.

Celebró la Santa Misa, Mons. Santiago Olivera, Obispo Castrense de Argentina, concelebraron el Capellán Mayor de PNA, Padre Diego Tibaldo, el Capellán Castrense Auxiliar, Padre Agustín Villa y el Capellán Castrense, Padre Atilio Rosatte.  Asistieron autoridades de la Fuerza Federal de Seguridad, efectivos, cadetes, y aspirantes de la Fuerza, familiares e invitados especiales.

En la ceremonia, recibieron el Sacramento de Confirmación 67 hermanos, entre cadetes y aspirantes, de los cuales 10 también recibieron el Sacramento de Bautismo. En su mensaje brindado, nuestro Obispo destacó en la Homilía, sobre la recepción del Espíritu Santo para que modele nuestros corazones, para que nos impulse a seguir dando testimonio, como lo hicieron los Apóstoles en Pentecostés.

Mons. Olivera, los incentivó a como los Apóstoles a dar, “testimonio de lo que vieron, de lo que creían, a transmitir la esperanza”.  Y también en el caso nuestro, el Obispo señaló que al recibir el Sacramento de Confirmación “uno pasa a ser transformado en un verdadero soldado de Jesús, que, en caso de ser necesario, con la fuerza de Espíritu Santo, también llegar a dar la vida”.

Es de destacar, que Mons. Santiago Olivera, subrayó está última característica, la dar la vida, pues nuestros efectivos, tanto de las Fuerzas Armadas, como integrantes de las Fuerzas Federales de Seguridad son los únicos que dentro de sus responsabilidades profesionales se prepara para ello. Al respecto, destacaba, “son pocos en la sociedad los que reparan en esta exigencia que reclama el servicio de nuestros hombres y mujeres, la actitud de arrojo, del servir a la Patria, a la sociedad y a la institución”.

Por último, el Obispo Castrense de Argentina, los alentó a ser, “verdaderos servidores de nuestra tierra, donde si es necesario hay que entregar también su vida. Valoren muy especialmente a la familia, cuídenla, pongan su confianza en Jesús, Él, siempre tiene la última palabra, el Señor, el Padre eterno”.-

previous arrow
next arrow
previous arrownext arrow
Slider

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *