Mons. Santiago Olivera, Obispo Castrense de Argentina.-
Mons. Santiago Olivera, Obispo Castrense de Argentina.-

Buenos Aires | Que en el corazón del pueblo argentino crezca la gratitud para con estos hombres generosos que son enviados a la misión, el pedido es parte de la invocación religiosa celebrada por Mons. Santiago Olivera, Obispo Castrense de Argentina en la ceremonia de despedida la FTA 54 (Fuerza de Tareas Argentina) UNFICYP . Fue en la media mañana del lunes 26 de agosto, en el CAECOPAZ (Centro Argentino de Entrenamiento Conjunto para Operaciones de Paz), en Campo de Mayo, donde en la Plaza de Armas formaba la FTA 54 de cual es parte el Capellán Castrense, Padre Leandro Maggione, quienes prestaran servicio de misión de Paz en República de Chipre.

El acto fue presidido por el  Comandante Operacional de las Fuerzas Armadas General de División Carlos Alfredo Pérez Aquino, quien estuvo acompañado por, Jefe del Estado Mayor General del Ejército, Teniente General Claudio Ernesto Pasqualini. También estuvo presente, el Jefe de Gabinete del Ministerio de Defensa, Raúl Rodolfo Ripa, autoridades de Cancillería y Agregados militares, Oficiales y Suboficiales de las tres Fuerzas Armadas, el Obispo Castrense de Argentina, Mons. Santiago Olivera, familiares del personal que conforma la FTA 54.

Por su parte, Mons. Olivera en la invocación religiosa, pidió a Dios, que infunda en los corazones de nuestros efectivos las distintas vocaciones destinadas al cuidado y a la custodia de sus semejantes. Pidiendo al Señor, “que en el corazón de nuestros Solados y profesionales no se apegue jamás la llama de la vocación de servicio a la Patria y a sus hijos, a la comunidad continental y a la paz mundial”.

Despedida de la FTA 54 UNFICYP.-

A continuación compartimos con ustedes la invocación religiosa celebrada por Mons. Santiago Olivera, Obispo Castrense de Argentina:

Oh Dios, fuente y origen de todo bien, eres la fuente de la Paz e infundes en el corazón de tus hijos distintas vocaciones destinadas al cuidado y a la custodia de sus semejantes, te encomendamos la misión de este equipo de la Fuerza de Tarea 54 que se desplegará en la República de Chipre, mantenemos la mirada confiada y agradecida en tus manos de Padre; de ellas esperamos alcanzar:

Que en el corazón de nuestros Soldados y profesionales no se apegue jamás la llama de la vocación de servicio a la Patria y a sus hijos, a la comunidad continental y a la paz mundial;

Que los hombres de las Fuerzas Armadas crezcan cada día más en humildad y grandeza de espíritu;

Que en el corazón de este Centro de Entrenamiento Conjunto para la Paz, permanezca la vocación de pueblo de la Nación, a quien se debe, de quien se nutre y a quien representarán en lejanas tierras de la República de Chipre;

Que en el corazón del pueblo argentino crezca la gratitud para con estos hombres generosos que son enviados a la misión.

Santísima Virgen de Luján, Patrona de la República Argentina, ruega por esta Tropa aquí y que tu Hijo Jesucristo los lleve y los traiga con la alegría del deber cumplido.

Ponemos en tus manos de Madre, Virgen María, a cada una de las familias de estos hermanos nuestros.

Te lo pedimos por Cristo, Príncipe de la Paz, Amén.-

+Mons. Santiago Olivera

Obispo Castrense de Argentina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *