Buenos Aires | Que Jesús ingrese a nuestras vidas, liberémonos de todo aquello que nos aleja de Él y desarrollemos plena humildad, fueron las premisas propuestas por el Capellán Castrense de la Armada Argentina, Padre José Luis Toya en este último fin de semana. En vísperas del Domingo de Ramos, el último sábado 13 de Abril, el Padre Toya iniciaba la procesión desde el Arco de la Plaza de Armas de la Base de Infantería de Marina Baterías, hasta llegar a la renovada Capilla Stella Maris, cita en el mismo predio de la Fuerza Armada.

Con los últimos rayos del sol, que desde el oeste proyectaban su destello, pintando un horizonte en color dorado, madurando al crepúsculo de la tarde que casi se convertía en noche, iluminando aquel momento histórico para nuestros fieles que seguían en procesión. Ingresando al templo, el cual lucía renovado, adornado especialmente con los signos propios del inminente Domingo de Ramos, con palmas y olivos que enmarcaron la actividad religiosa, donde el Capellán ofició la Santa Misa y bendijo los ramos.

Por su parte, el domingo, la actividad inició en el Hospital Naval de Puerto Belgrano, donde el Padre José Luis Toya bendijo los ramos de los fieles presentes en la Plaza de Armas, concluyendo con una procesión que los trasladó hasta la Capilla Sagrado Corazón de Jesús del nosocomio de la Fuerza. Por la tarde del mismo Domingo de Ramos, nuestro Capellán, Padre José Luis Toya, se presentaba en la Parroquia Stella Maris, de la Base Puerto Belgrano, donde participó de la procesión y brindó sacramento de Confesión.

Su mensaje en todas las actividades pastorales se centró en, despertar nuestro corazón para que Jesús entre en nuestra vida y nuestra familia. Focalizando en tres elementos perfectamente identificados, tener en cuenta de dejar que Jesús ingrese en nuestra vida, desprendernos de todo aquello que nos aleja del Señor, y profundizar nuestra humildad.

El Padre Toya, nos incentivo a, reconocer que necesitamos del Señor para volver a la alegría del seguimiento, para así lograr una entrada triunfal para un camino de entrega y Amor. Por último, nos recordó a todos, que Dios nos ama.-

previous arrow
next arrow
previous arrownext arrow
Slider

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *