Buenos Aires | Yo soy la resurrección y la vida: el que cree en mí, aunque muera, vivirá, la cita pertenece al Evangelio según San  Juan (Jn 11:25) y fue mencionada en la invocación religiosa por el Capellán Castrense de Gendarmería Nacional Argentina (GNA), Padre Daniel Díaz, en honor a los caídos en la Guerra de Malvinas de la Fuerza Federal de Seguridad. El pasado 30 de mayo, se cumplieron 37 años de aquel momento, donde siete de los hombres que conformaron el histórico Escuadrón Alacrán de GNA, ofrendaban su vida en defensa de la Patria y en su recuerdo el Padre Díaz celebraba en el atrio de la Capilla Jesús Misericordioso del Comando de Región I, de GNA, Campo de Mayo la Santa Misa.

Mientras tanto, el pasado 4 de junio, reunidos en la Plaza de Escudos del Comando de Región I, de GNA, Campo de Mayo, formaron los efectivos de la Fuerza, para asistir al acto oficial por el aniversario y escuchar la invocación religiosa, bendición de presentes y rezar juntos su eterno descanso. Es de destacar, que asistieron al recordatorio,  máximas autoridades de GNA, autoridades del Ministerio de Seguridad, personal del Comando de Región I, de GNA, Campo de Mayo y Veteranos de Guerra.

Luego de la lectura del Evangelio y de nombrar a cada uno de los Héroes de GNA, el Padre Díaz, señaló, “(…) ofrendaron su vida por el bien de la Patria en el conflicto Atlántico Sur, perviviendo en la memoria y la en el corazón de muchos argentinos. Por ello, pedimos a Jesús, que es la resurrección y la vida, les conceda el descanso eterno y la luz que no tiene fin”.

A continuación compartimos con ustedes en forma textual la invocación religiosa brindada por el Capellán Castrense de GNA, Padre Daniel Díaz:

Jesús dijo: Yo soy la resurrección y la vida: el que cree en mí, aunque muera, vivirá. Jn 11:25; No hay amor más grande que dar la vida por los amigos. Jn 15, 9-17:

Hoy recordamos a los camaradas, Primer Alférez Julio Ricardo Sánchez, Subalférez Guillermo Nassif, Sargento Ayudante Ramón Gumersindo Acosta, Cabo Primero Víctor Samuel Guerrero, Cabo Primero Marciano Verón, Cabo Carlos Misael Pereyra, Gendarme Juan Carlos Treppo. Que ofrendaron su vida por el bien de la Patria en el conflicto Atlántico Sur, perviviendo en la memoria y la en el corazón de muchos argentinos.

Por ello, pedimos a Jesús, que es la resurrección y la vida, les conceda el descanso eterno y la luz que no tiene fin. Y que nuestra Madre, la Virgen de Luján de consuelo a los familiares y camaradas Gendarmes que aún peregrinan en esta tierra hacia la Patria celestial.-

previous arrow
next arrow
previous arrownext arrow
Slider

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *