CABA | En el Círculo Militar los Capellanes de la Región Buenos Aires de nuestra Diócesis se encontraron con Mons. Olivera, promediando la mañana del martes 18 de diciembre, el Obispo Castrense de Argentina recibía a los Sacerdotes. Emplazado en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), el Palacio Paz, la actual sede del Circulo Militar que fuera fundado en 1880 por el Coronel Mayor Nicolás Levalle.

El Palacio Paz, está inspirado en una parte en el Palacio del Louvre de París del siglo XVI, el diseño del proyecto fue desarrollado en Francia por el Arquitecto, Luis Sortais, quien no pudo construirlo por haber fallecido antes, por lo que se debió contar con el trabajo de los Ingenieros Alberto de Gainza y Carlos Agote. El 12 de junio de 1938, el Palacio Paz se convirtió en la sede oficial del Circulo Militar, siendo parte del acerbo tanto cultural como histórico de nuestras Fuerzas Armadas Argentinas, allí se conserva el museo de Armas de la Nación, la Biblioteca Nacional Militar, además de constituir un símbolo de belleza arquitectónica y reflejo de una época de progreso y desarrollo del país.

Allí, en el Salón principal, Mons. Santiago Olivera, Obispo Castrense de Argentina, compartió un almuerzo amistoso, reuniéndose con los Capellanes, escuchándolos muy atentamente, quienes compartieron sus experiencias vividas, cerrando el presente año y en especial proyectando el 2019. El propio Obispo nos contaba, “fue un encuentro fraterno y también cultural, donde pudimos conocer también la vida del Círculo Militar, puesto que la mayoría de los Capellanes presentes pertenecen al Ejército Argentino, allí pudimos profundizar un poco más sobre nuestra historia”.

Agregando, “siempre es importante poder compartir en forma más cercana con todos, en especial ante la inminente Navidad y celebrando el fin de año, pude estar en cada una de sus mesas, dialogando, tendiendo ese puente cálido de unión, celebrando con todos”. También la reunión fue un marco más que elocuente para despedir y agradecer el trabajo en nuestro Obispado del Padre, Rodrigo Domínguez, quien por orden de su Superior, fue designado a Chieti, Italia, deseándole una especial bendición en su nueva misión en Europa.-

previous arrow
next arrow
previous arrownext arrow
Slider

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *