CABA | Mons. Olivera ofició Santa Misa en el Edificio Libertador, sede del Estado Mayor General Ejército Argentino, del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas y del Ministerio de Defensa, fue en la mañana del miércoles Santo en el Salón San Martín. A la ceremonia asistieron, Jefe del Estado Mayor General del Ejército, Teniente General, Claudio Ernesto Pasqualini, autoridades del Ejército y efectivos.

Celebro la Santa Misa, el Obispo Castrense de Argentina, Mons. Santiago Olivera, concelebró, el Capellán Mayor del Ejército Argentino, Padre Eduardo Castellanos quien a pedido del Obispo fue quien predicó en la ceremonia. En su mensaje, el Padre Castellanos hizo referencia a significado de la Pascua, explicándonos que es “un Paso de la esclavitud del demonio a la libertad de los hijos de Dios”.

Así se refería, “luego de vencer al tentador y terminado los 40 días de ayuno y oración en el desierto, Jesucristo entra en el momento culminante de su vida, es el momento para el cual se había encarnado, el momento oportuno en el tiempo y espacio de la historia pensando desde toda la eternidad: La Pasión, Muerte y Resurrección que sería la victoria definitiva sobre el demonio y la libertad del yugo esclavizador llamado pecado”.

Concluyendo el Padre Castellanos decía, “es el Paso (Pascua) pero no ya el paso histórico por el Mar que puso al pueblo elegido en libertad, sino un Paso trascendente que puso a la humanidad entera libre del sometimiento de Satanás. Un Paso de la muerte a la Vida, un Paso del pecado a la Gracia, un Paso de la esclavitud del demonio a la libertad de los hijos de Dios”.

En el cierre de su prédica, el Capellán Mayor, declaró, “si bien a nosotros, eso nos brinda esperanza, justamente lo que es la vida, la vida perfecta, la vida perenne, la vida que no caduca, la vida sin fin, la vida eterna que al final será vencida la muerte y algún día resucitaremos y volveremos a la vida después del último enemigo que es, esta muerte. Pero mientras tanto, un anticipo de vencer a la muerte que te da el pecado, es la Gracia, volver a estar en Gracia de Dios y esa es la acción misericordiosa del Señor que a través de los sacramentos, a través de esta Iglesia nos da esa posibilidad”.

Concluida la Santa Misa, el Obispo Castrense de Argentina, se dirigió a los presentes, a quienes saludo y agradeció su participación en este tiempo de Semana Santa en la Santa Misa deseando una feliz Pascua. Luego de ello, Mons. Olivera, bendijo las dependencias de la Capellanía Mayor del Ejército Argentino, dialogó con el personal que trabaja en misma Capellanía, en el Hospital Militar, Campo de Mayo, la Parroquia Ntra. Sra. de Luján Castrense, Villa Martelli, y a quienes están en la delegación de Pastoral de la Salud.-

previous arrow
next arrow
previous arrownext arrow
Slider

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *