CABA | Pedimos a San Ignacio de Loyola la Gracia para que cada uno de nosotros renovemos el camino a la santidad, la frase se desprende de la Homilía brindada por el Obispo Castrense de Argentina, en la celebración de la Eucaristía en día del Santo Patrono de Armas de Ingenieros del Ejército Argentino. Fue en la noche del miércoles 31 de julio, en la Iglesia San Ignacio de Loyola, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), donde Mons. Santiago Olivera fue recibido junto a los fieles por la Fanfarria Alto Perú del Regimiento de Granaderos.

Mons. Santiago Olivera ofició Santa Misa, concelebraron, el Capellán Castrense, Padre, Santiago García del Hoyo, el Párroco, Francisco Baigorria, el Padre, Martin Panatti y miembros de franciscanos y dominicos. En la Homilía brindada por Mons. Olivera, resaltaba, “(…) me da mucha alegría poder celebrar junto a varios de mis fieles en este día al  Patrono de “Arma de Ingenieros, del Ejército Argentino”, San Ignacio de Loyola, quien sin duda es uno de esos grandes santos de nuestra Iglesia”.

También destacó, es importante recordar que nosotros los bautizados, estamos llamados a la santidad, los grandes santos de nuestra historia, han pensado en esta posibilidad de alcanzarla,  sin embargo, no es por lo que hicieron que son santos, en este caso Ignacio que ha hecho tanto para la Iglesia, sino más bien por lo que fueron: hombres apasionados que han amado a Jesús y lo han seguido, y en esto, todos tenemos la misma posibilidad”.

Mons. Santiago Olivera nos reveló, los Santos no son hombres que están alejados de nuestra realidad, sino que son faros, compañeros de camino, amigos de Jesús y amigos nuestros que nos invitan, nos alientan y  nos recuerdan el camino que debemos transitar”. Agregando, “San Ignacio de Loyola, en su historia de vida militar, a través  del orden, de  las exigencias, la disciplina, la lucha, la disposición para ser capaz de entregar su propia vida por el bien de su gente y de su tierra, quizá fueron las que hicieron posible dar ese salto, ese encuentro con Cristo en ese discernimiento, en esa experiencia de sentir la moción del Espíritu, la presencia de Dios cuando leía la vida de Jesucristo a través de sus santos”.

El Obispo Castrense de Argentina, también resaltó, San Ignacio de Loyola pudo rezar y luego experimentar que le daba mucha paz  pensar en Jesucristo y en lo que hizo por él, que le daba mucha paz buscarlo, amarlo, perseguirlo, y entonces, desde ese encuentro con Él, todo sería para Gloria de Dios”.  En este sentido, Mons. Santiago Olivera, subrayó, “nosotros también podemos dejarnos alcanzar por Jesús, dejarnos encontrar por Aquel que nos encontró primero, por Aquel que nos llamó, que nos busca y que la Providencia quiso que San Ignacio sea el Patrono de Armas de Ingenieros.

Promediando el final de su homilía, nos decía, “pidamos la gracia a este  Santo grande de la Iglesia, para que cada uno de nosotros renovemos el camino a la santidad, descubramos que debemos responder a esa vocación a la cual fuimos llamados”.-

previous arrow
next arrow
previous arrownext arrow
Slider

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *