CABA | Rezamos por Tripulantes del ARA San Juan, para que definitivamente purificados participen eternamente de la victoria de Jesucristo, así lo pidió el Vicario General Castrense, Mons. Gustavo Acuña al celebrar Santa Misa en la Catedral Castrense, Stella Maris, en el 2° Aniversario del hundimiento del Submarino Argentino. Fue en la mañana del 15 de noviembre, en la sede del Obispado Castrense de Argentina, donde asistieron el Sr. Ministro de Defensa, Dr. Oscar Aguad, la Secretaria de Gestión Presupuestaria y Control del Ministerio de Defensa, Graciela Villatta, el Jefe de Gabinete del Ministerio de Defensa, Raúl Ripa, el Jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, Teniente General VGM Bari del Valle Sosa, el Jefe del Estado Mayor General del Ejército, Teniente General Claudio Ernesto Pasqualini, en representación de la Armada Argentina, estuvo presente el Contraalmirante Guillermo Alejandro Cormick, el Jefe del Estado Mayor General de la Fuerza Aérea Argentina, Brigadier General “VGM” Enrique Víctor Amrein, efectivos, Cadetes de las Fuerzas y familiares.

Celebró Santa Misa a pedido de Mons. Santiago Olivera, Obispo Castrense de Argentina, el Vicario General Castrense, Mons. Gustavo Acuña, concelebraron, el Vicario Judicial, Capellán Castrense, Padre José Antonio Passarell y el Capellán Castrense, Padre Sergio Danielis. En la Homilía elaborada por Mons. Acuña en primer lugar señaló, “queridos hermanos, al cumplirse dos años del hundimiento del Submarino ARA San Juan, estamos reunidos en la Esperanza de la Resurrección”.

Agregando, “rezamos en esta Misa por el eterno descanso de cada uno de nuestros hermanos que dieron su vida en cumplimiento del deber, por la fortaleza de sus familias, amigos y camaradas”. Seguidamente recordó, que durante el tiempo que transcurrió desde la noticia de la perdida de la nave hasta su hallazgo, Mons. Olivera rezó y nos incentivo a la reflexión de, sobre cómo vivimos los momentos difíciles.

Mons. Gustavo Acuña, reseñó, “nuestro Obispo, ayudándonos a comprender, nos preguntó: ¿Cómo reaccionamos ante la prueba y la Cruz? ¿A quién acudimos? ¿Dónde va nuestra oración? Y nos iluminaba con palabras de Santa Teresita del Niño Jesús que nos dice: <<la oración es un impulso del corazón, una sencilla mirada lanzada hacia el cielo, un grito de reconocimiento y de amor tanto desde dentro de la prueba como desde dentro de la alegría. La esperanza se enciende cuando miramos más allá de las estrellas y recordamos que Dios es omnipotente, que su misericordia es eterna>>.

A lo que agregó, “con esos mismos sentimientos es que celebramos esta Misa. Mirando a Dios y escuchando su palabra”. Volviendo al texto del Evangelio, el Vicario General Castrense, afirmó, “Cristo nos sostiene a través de la noche de la muerte que él mismo cruzó; él es el Buen Pastor, a cuya guía nos podemos confiar sin ningún miedo, porque él conoce bien el camino, incluso a través de la oscuridad”.

Volviendo a la importancia de la conmemoración del día de hoy, en que recordamos este segundo año de la desaparición del Submarino, Mons. Acuña, nos señaló, “(…) valoramos la entrega de la vida de muchos hermanos nuestros por el bien de la Patria, de un modo especial por esos 44 hermanos que en cumplimiento del deber dieron su vida en el hundimiento del Submarino ARA San Juan, rezamos por ellos, para que definitivamente purificados participen eternamente de la victoria de Jesucristo”.

Continuando, nos dijo, “(…) pidamos al Señor la paz y la fortaleza que como Resucitado da a los discípulos, que ese don conforte a sus familiares, amigos y camaradas. A nosotros, esta fe en la vida eterna nos da hoy la valentía de amar aún más intensamente nuestra tierra, nuestro tiempo, dando también hoy nosotros desde cada lugar la vida por nuestra Patria, haciendo presente el Reino de Dios, caminando hacia el Cielo”.

Seguidamente, Mons. Gustavo Acuña hizo una especial referencia, compartiendo con los presentes el mensaje de nuestro Obispo Castrense de Argentina, así lo transmitía, “nuestro Obispo Santiago hace llegar su cercanía y oración por esta intención, enviando su Bendición y saludo a cada uno de los que participan en esta Misa. Actualmente está realizando una visita Pastoral a Córdoba, donde celebrará el Sacramento de la Confirmación a fieles nuestros pertenecientes a las Fuerzas Armadas y Fuerzas Federales de Seguridad”.

Así mismo, en este día tan especial para la familia castrense, nos hace llegar este mensaje: “no pocas veces rezamos por los caídos en cumplimiento del deber, en actos del servicio. Hoy muy presentes nuestros marinos del ARA San Juan. Gracias por la vida entregada a la Patria. A sus familiares entereza y gratitud”.

Antes de concluir su Homilía, el Vicario General Castrense compartió además la Carta que remitiera el Cardenal Peitro Parolin, Secretario de Estado, donde se transcribe el mensaje del Santo Padre Francisco enviado a Mons. Olivera, al cumplirse un nuevo aniversario del hundimiento del ARA San Juan. Finalizando, señaló, “(…) que la Santísima Virgen nuestra Señora de Stella Maris Patrona de nuestra Armada Argentina interceda por cada uno de los 44 Tripulantes del ARA San Juan y sus familias”.-

previous arrow
next arrow
previous arrownext arrow
Slider

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *