CEA | La libertad de opinión y de expresión religiosa no puede transformarse en un instrumento para la ofensa, la afirmación se desprende del documento firmado por la Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA). El mismos fue fechado en el día de la fecha, el mismo es en respuesta a las tantas agresiones realizadas en varias ciudades del país contra la Santísima Virgen María.

La CEA señala, “valoramos el derecho a la libertad de expresión, pero no podemos dejar de manifestar nuestra tristeza y firme rechazo cuando estas acciones hieren la sensibilidad religiosa”. Agregando, “no juzgamos la expresión de una opinión, pero hacemos una constatación objetiva: se han desfigurado imágenes que para los católicos son sagradas”.

También declararon, “como obispos, tenemos la misión de cuidar esa fe, por lo que no podemos callar ni dejar pasar esta situación”. Afirmando además que, “la libertad de opinión y de expresión religiosa no puede transformarse en un instrumento para la ofensa”.

A continuación compartimos con ustedes el documento de la Conferencia Episcopal Argentina:

 

Comunicado de la Comisión Ejecutiva

En los últimos tiempos hemos sido testigos, en distintos puntos del país, de que varias imágenes de la Virgen María han sido objeto de agresiones que van desde una pretendida justificación artística hasta el ataque directo.

Nos hacemos eco de los fieles que nos han manifestado su dolor e indignación.

Valoramos el derecho a la libertad de expresión, pero no podemos dejar de manifestar nuestra tristeza y firme rechazo cuando estas acciones hieren la sensibilidad religiosa.

No juzgamos la expresión de una opinión, pero hacemos una constatación objetiva: se han desfigurado imágenes que para los católicos son sagradas.

Detrás de la iconografía religiosa está la fe de gran parte de nuestro pueblo, que en esas imágenes encuentra un punto de contacto con lo que cree y son objeto de su devoción. Como obispos, tenemos la misión de cuidar esa fe, por lo que no podemos callar ni dejar pasar esta situación.

La libertad de opinión y de expresión religiosa no puede transformarse en un instrumento para la ofensa. La pacífica convivencia en la diversidad sólo es posible en el mutuo respeto.

Invitamos a que el próximo 25 de marzo, día de la Anunciación, nos unamos en oración para pedir que aprendamos a valorar nuestras creencias más profundas y respetarnos en las diferencias, para que retomemos el camino de la convivencia tolerante y pacífica.

Comisión Ejecutiva

Conferencia Episcopal Argentina

21 de marzo de 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *