Chile | Necesitamos católicos bien formados, para asumir las responsabilidades y los desafíos que tenemos en nuestra época, la afirmación le corresponden a, José Antonio Rosas Amor, quien es el Director Fundador de la Academia Internacional de Líderes Católicos (ALC). Desde el último 5 y hasta el 19 de enero del corriente año, en la ciudad de Santiago de Chile, la ALC  organiza el IV Diplomado Latinoamericano en Doctrina Social de la Iglesia.

La Academia Internacional de Líderes Católicos es respaldada por la Pontificia Universidad Católica de Chile, la Universidad Finis Terrae, la Universidad San Sebastián y Duoc UC. Fue fundada en 2015, con el objetivo de aportar con su desarrollo, elementos precisos para la construcción de un país que camine a la santidad.

Nuestra redacción tuvo el gran placer de poder dialogar con el Director General de la ALC, José Antonio Rosas Amor, quien es además, Cientista Político y Magíster (c) en Gestión y Políticas Públicas de la Universidad de Chile. Entre su trayectoria, podemos señalar que ha sido Director de Pastoral de Funcionarios de la Pontificia Universidad Católica de Chile y Vicerrector de la Universidad Miguel de Cervantes, entre otros trabajos desde los cuales ha podido desarrollar un profundo sentido de servicio arraigado en la Doctrina Social de la Iglesia.

En primera instancia, quisimos saber, cuál es su análisis desde aquel inicio del Diplomado, con el que actualmente está desarrollando la ALC, José Antonio Rosas Amor nos respondía, “estamos muy contentos de esta cuarta versión del Diplomado en DSI, en particular esta generación, nos llama mucho la atención la pluralidad y la diversidad desde distintas disciplinas y experiencias, tanto profesionales y eclesiales de los participantes”.

Agregando, “tenemos como ustedes saben de12 países presentes (13 incluyendo Chile), nos acompañan, un Obispo, Sacerdotes, Religiosas, dirigentes sociales, dirigentes académicos, representantes evangélicos y algunos dirigentes estudiantiles que no necesariamente son católicas pero que, se inscribieron y están participando en este diplomado”. Tal vez en este preciso momento, muchas personas se están enterando que existe este Diplomado en nuestro continente y que se desarrolla en Santiago de Chile, a ellos, qué le podrimos contar, por qué es tan importante capacitar a nuestros hermanos latinoamericanos respecto de estas propuestas planteadas por la ALC.

Al respecto, Rosas Amor declaraba, “hoy día, cobra mayor relevancia la formación, necesitamos católicos bien formados, bien preparados para asumir las responsabilidades y los desafíos que tenemos en nuestra época. Por eso, es tan importante espacios como este Diplomado, que ofrezcan sitios que brinden herramientas para enfrentarnos a los desafíos como la ideología de género y como éstos, muchos otros más”.

Por último, al Director de la ALC, le consultábamos, cuál es principal mensaje que se le puede brindar a todo el continente, para que en la próxima cursada se cuente con representatividad de toda América. José Antonio Rosas respondía, “queremos invitar para los próximos años, a que se sumen más personas a este espacio de formación, porque es muy rico vivir nuestra patria común, nuestra identidad común latinoamericana”.

Ampliando su concepto sobre esa consonancia, señalaba, “es, una identidad cristiana y mariana, por lo tanto espacios como estos que hablan nuestra misma lengua, que rezan como nosotros, que comparten los mismo problemas, que conocen el mismo rostro de la pobreza, es una gran riqueza para vivir la eclesialidad. Así que, los queremos invitar en los próximos años, para que más participantes y de más países de América Latina se sumen a este espacio de formación”.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *