Córdoba | En Villa Cura Brochero finalizó la convivencia “Acampar con Cristo”, la misma se desarrolló, desde el sábado 8 al miércoles 12 de febrero en distintas localidades del Valle de Traslasierra. Acampar con Cristo, estuvo coordinado por el Rector de la Catedral Castrenses, Padre Diego Pereyra, quien estuvo acompañado el Seminarista Castrense, Julián Añazco y por el Capellán Mayor de FAA, Padre César Tauro quien estuvo un medio día compartiendo con todos.

Luego de la bienvenida en la tarde del último sábado, los jóvenes que llegaron del país, principalmente de la tierra Mediterránea armaron sus carpas y campamento en la tierra Brocheriana, compartiendo la merienda, luego asistieron a la Santa Misa y cenaron juntos. La convivencia tuvo un itinerario muy especial, pues pudieron visitar por ejemplo el pueblo de Panaholma, el cual se encuentra a 15 kilómetros al norte de Villa Cura Brochero.

En el pequeño poblado, se encuentra la Capilla Ntra. Sra. del Rosario, construida por el propio Santo José Gabriel del Rosario Brochero, donde asistieron a la celebración de la Santa Misa. En esa región, la charla se centró, en el por qué, llamamos al Domingo -Día del Señor- y algunas actitudes para vivir este día.

Luego de la reflexión, los asistentes pudieron disfrutar también de las bondades de la geografía serrana, donde visitaban el balneario del pueblo que se encuentra a orillas del Río Panaholma. El lunes, en el día del Santo Patrono de la Juventud Castrense, San José Sanchéz del Río, los jóvenes junto al coordinador de la Acampada, peregrinaron al Santuario del Santo Brochero.

La visita, además, tuvo también la posibilidad de poder encontrarse con las reliquias de San José Sánchez del Río que se encuentran en Villa Cura Brochero donde rezaron frente a ellas. Ese día, pudieron dialogar sobre la figura y ejemplo del joven Mártir, fiel testigo de Jesús, quien fuera nombrado por Mons. Santiago Olivera, Patrono de la Juventud Castrense el 3 de noviembre de 2017.

El martes, en el día de la Jornada Mundial de los Enfermos, luego de la oración de la mañana, los jóvenes, participaron de una charla y reflexión, y asistieron a la celebración de la Eucaristía. En la misma jornada, se trasladaron al sur del oeste del Valle de Traslasierra, dirigiéndose hasta la ciudad de Villa Dolores, donde visitaron el Hospital Regional de la ciudad.

 

previous arrow
next arrow
previous arrownext arrow
Slider

 

Allí, visitaron a los enfermos compartiendo un momento con ellos, participaron de la celebración de la Santa Misa en la Capilla del Hospital Regional de Villa Dolores, perteneciente a la Parroquia, Ntra. Sra. de Schönstatt. Al término de la celebración Eucarística, compartieron una reflexión con los jóvenes del lugar junto al Padre, Rodrigo Olima Toranzo de la comunidad de Ntra. Sra. de Schönstatt, a quien agradecemos su hospitalidad.

Durante la convivencia, Acampar con Cristo, los asistentes también visitaron y asistieron a Misa en la Capilla Ntra. Sra. de Luján, de la Parroquia, Ntra. Sra. del Perpetuo Socorro de Mina Clavero y la Capilla San José Gabriel del Rosario Brochero, en la Casa del Peregrino, La Providencia, Villa Cura Brochero, donde también visitaron el Parque Temático del Santo.

La última jornada, el miércoles 12 de febrero, fue uno de los momentos más especiales, pues se sumaba la visita de nuestro Obispo Castrense de Argentina, Mons. Santiago Olivera, quien llegó acompañado por los Capellanes Castrenses, Padre Marcelo Mora, Padre Pablo Vilca y el Padre Hugo Agüero. Mons. Olivera, presidió Santa Misa de Acción de Gracia, en la Capilla San José Gabriel del Rosario Brochero en La Providencia, Villa Cura Brochero.

En el final, llegó el momento de las conclusiones y reflexión general, donde juntos agradecieron en primer lugar a Dios por estos días vividos, donde además surgió con mucho entusiasmo el proyecto de pronto repetir una próxima Acampada. Para así, poder logar que más jóvenes puedan poder tener presente la fecha y así poder participar de esta experiencia que han vivido nuestros jóvenes castrenses.

Rezando desde ya para poder concretarlo y sumando además a la Pastoral Juvenil Castrense acompañada por el Capellán Castrense, Padre Francisco Roverano. Antes de concluir, los jóvenes recibieron una medalla de San José Sánchez del Río, y algunos de los que colaboraron en el desarrollo de la acampada que estaban presente en la Misa, recibieron una Cruz, la cual les dijo el Obispo, representa, los “rostros concretos de la Providencia de Dios”.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *