Córdoba | Los caminos de Brochero nos aferran a la fe, la incalculable obra de nuestro Santo José Gabriel del Rosario Brochero se realza a medida que descubrimos su huella, la que a pesar del tiempo se mantiene intacta su presencia en el oeste cordobés. Luego de su designación en el Curato de San Alberto, llegada al Valle de Traslasierra el 5 de diciembre de 1869 (fecha de la que este año se cumplirán 150 años), su presencia marcó un punto de inflexión tanto en su misión Pastoral, como en su labor social como hacedor y constructor.

En aquel momento, Brochero tenía una vasta extensión de territorio por cubrir y asistir, eran 4.336 kilómetros cuadrados, por aquel entonces vivían algo así como 10 mil habitantes en los sectores más recónditos del valle serrano. Si algo los caracterizaba a estos hombres y mujeres era la incomunicación, y allí Brochero no escatimo esfuerzo alguno para lograr que sus serranos quiebren ese aislamiento en todo sentido.

Brochero Evangelizó no solo desde la Iglesia, sino con su acción, salió a buscar a sus fieles, los escuchó y también los alentó a construir su propio camino, así abrió senderos donde no los había, fundó escuelas, Capillas. En Villa del Tránsito (hoy Villa Cura Brochero) fundó la Casa de Ejercicios Espirituales, y también el Colegio de Señoritas, motivo por el cual de Córdoba trajo a las Hnas. Esclavas del Corazón de Jesús, a quienes les encargó ambos lugares.

Tomar dimensión de todo lo que hizo Brochero nos provoca sin dudas una fruición al corazón, nuestro Santo vio en los límites, las metas y logros concisos que hoy, a pesar del tiempo están más vivos que nunca. Allí, está nuestro Obispo, Mons. Santiago Olivera, caminando con nuestros Capellanes y Seminaristas Castrenses, narrando la historia del Santo Patrono del Clero Argentino, rezando, escuchando, compartiendo en esa tierra Santa.

Para Mons. Olivera, estas tierras tienen un valor muy especial, pues es la misma que lo vio transitar en tiempos que era Obispo de la Diócesis de Cruz del Eje, de punta a punta todo su territorio pastoral. Por ello, en la Convivencia de Verano con Sacerdotes y Seminaristas Castrenses no faltarán las anécdotas propias de su historia vivida en esa gran misión del proceso de Beatificación y luego Canonización de Brochero.

En coincidencia con la Semana Brocheriana, anoche también Mons. Olivera concelebró junto a los Capellanes y demás Sacerdotes presentes la Santa Misa oficiada por Mons. Ricardo Araya, Obispo de Cruz del Eje. Mientras tanto hoy el compromiso fue, recorrer esos senderos brocherianos, llegando hasta más allá de Taninga, camino a Los Túneles, una porción del Valle de Traslasierra privilegiada por la naturaleza y la Gracia de Dios.

Mientras tanto, mañana la actividad recreativa los llevará a Villa Cura Brochero, donde asistirán a la presentación de Doña Jovita, que en el marco de la Semana Brocheriana, se presentará hablando de nuestro Santo. El 25 viajarán al Valle de Punilla, visitarán el Monasterio Abbá Padre en la localidad de Los Cocos, y luego participaran de una obra de teatro desarrollada por las Hermanas religiosas del Monasterio, mientras que el 26 de enero, por la mañana, en el día de la Pascua de Brochero, Mons. Olivera oficiará la Santa Misa en el Santuario de San José Gabriel del Rosario Brochero en la Iglesia Ntra. Sra. del Tránsito y Santo Cura Brochero, en Villa Cura Brochero. –

 

previous arrow
next arrow
previous arrownext arrow
Slider

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *