Córdoba | Mons. Olivera entregó una Bandera del Estado Vaticano bendecida por el Santo Padre a la UDR San Alberto de la Policía Provincial, fue en la jornada del lunes 3 de febrero cuando el Obispo Castrense de Argentina en su visita a la región, llegó hasta la institución en el Valle de Traslasierra. Luego de su retorno al país, Mons. Santiago Olivera, en el inicio de su misión Pastoral, tras el receso de verano en la Diócesis Castrense de Argentina, el mismo 1 de febrero, en su primera actividad viajó hasta la provincia de Córdoba.

En la capital provincial, visitó el Hospital Militar de Córdoba y también a la comunidad de Hermanas de Santa Marta y María que colaboran en el BMGD (Barrio Militar Gral. Deheza) y en el Hospital Castrense. Este mismo fin de semana, luego de las visitas mencionadas, en el inicio del primero de los días hábiles de febrero, cruzó las Altas Cumbres hasta llegar a la tierra de San José Gabriel del Rosario Brochero, en el Valle de Traslasierra.

Tras recorrer poco menos de 155 kilómetros al oeste de la capital Mediterránea, arribaba a Mina Clavero, dirigiéndose a la URD (Unidad Regional Departamental) San Alberto de la Policía de Córdoba, coincidiendo su arribo con la reunión de Oficiales Superiores y Jefes de la Fuerza. Así como anteriormente, Mons. Olivera, quien tiene un especial vínculo con la región, pues fue Obispo de la Diócesis de Cruz del Eje, Córdoba, obsequiaba una Bandera de las misma características a la Comisaria de Villa Cura Brochero, en aquella oportunidad se le pidió que si podría tener la misma posibilidad la URD San Alberto.

Cumpliendo entonces con el pedido, en su último viaje a Europa, cuando fue recibido en Audiencia Privada por Su Santidad Francisco, Mons. Olivera, pedía entonces la bendición del Santo Padre de la Bandera Papal, la cual hoy fue entregada en mano a las autoridades de la URD San Alberto. Sin dudas fue un motivo de mucho alegría para todos, recibido con mucho afecto por todos los efectivos Mons. Santiago Olivera agradeció y saludo a todos los presentes, sellando y concluyendo su visita tomándose una foto conmemorativa que retrata el hecho histórico.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *