Córdoba | Navidad no es sólo la evocación de un acontecimiento sucedido, sino una actualización del estar presente de Jesús, la presente es un resumen Homilía elaborada por el Capellán Castrense, Padre Walberto Morales en la Santa Misa y Adoración al Niño Dios. En la noche del 24 de diciembre, la comunidad parroquial de la Iglesia Sagrado Corazón de Jesús del BMGD (Barrio Militar General Deheza), participó de la celebración.

En su mensaje, el Padre Morales, señalaba, “”Hoy nos ha nacido un Salvador: el Mesías, el Señor”. Por eso: «Cantad al Señor un canto nuevo»; y el versículo del Aleluya será un eco anticipado del mensaje angélico: «Os anuncio una gran alegría»”.

Agregando, destacaba, “la causa de esta alegría es el nacimiento de Cristo. Pero, por encima del suceso que nos narra el evangelio, hemos de descubrir su contenido y hondura, con la ayuda del Espíritu de Sabiduría y de Entendimiento: en el niño que acaba de nacer, “la luz de la gloria brilló ante nuestros ojos» Prefacio, ya que el hijo de mujer, en quien «la naturaleza humana se ha unido a la de Dios».

El Padre Walberto Morales, continuó señalando, “oración sobre las ofrendas, es la luz que ha «iluminado esta noche santa», como hemos dicho en la oración Colecta. Así la fiesta de Navidad no es sólo la evocación de un acontecimiento pretérito, sino una actualización de su estar presente”.

Concluyendo, decía, “«La Palabra se hizo carne y hemos contemplado su gloria». En la Eucaristía, Cristo, nacido de la Virgen María, es el alimento de nuestro camino, para nuestra ascensión «penetrando con fe profunda este misterio y amándolo cada vez más entrañablemente» hasta llegar a gozar en el cielo el «esplendor de su gloria». Todo es un gran misterio, escondido en el arcano de Dios”.-

previous arrow
next arrow
previous arrownext arrow
Slider

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *