Cuarto día de Novena a San Juan de Capistrano, Santo Patrono de los Capellanes Castrenses

Publicado el17 octubre, 2020

Cuarto día de Novena a San Juan de Capistrano, Santo Patrono de los Capellanes Castrenses

NOVENA A SAN JUAN DE CAPISTRANO

• DÍA 4: SAN JUAN DE CAPISTRANO:

SACERDOTE: PREDICADOR CON ESPÍRITU CREATIVO

+ En el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén

Invocación al Espíritu Santo:

Ven Espíritu Santo y danos a gustar este tiempo de oración, danos silencio y serenidad para saber que este tiempo es para rezar, solo rezar. Rezar para amar más y servir mejor. Amén

Intención del día:

Pedimos, en este día, por los sacerdotes capellanes en nuestra querida Gendarmería Nacional Argentina:

●Los que están, actualmente

●Los que han pasado por ahí

●Los que han fallecidos

(Silencio)

Eco del Evangelio en la vida de San Juan:

Predicador insigne, Muchos pedían a gritos la confesión, prometiendo cambiar de vida y estallaban en llanto de arrepentimiento. Las gentes traían sus objetos e superstición y los libros de brujería y otros juegos y los quemaban en públicas hogueras en la mitad de las plazas. Muchos jóvenes al oírlo predicar se proponían irse de religiosos. En Alemania consiguió 120 jóvenes para las comunidades religiosas y en Polonia 130.

Actualización de su vida                                            Mons. Santiago

«La alegría del sacerdote es incorruptible, aunque pueda pasar por momentos difíciles. Les recuerdo la recomendación de Pablo a Timoteo, que sigue siendo actual: «Te aconsejo que avives el fuego del don de Dios que está en ti por la imposición de mis manos» (2 Tim 1,6). El Evangelio es eficaz en sí mismo, y lleva en si una fuerza impresionante si es acompañado por el testimonio de la propia vida».

Rezamos un misterio del Rosario junto a la jaculatoria: “Manda Padre, muchos y santos obreros a Tu mies. Conserva y santifica a los que estamos”.

Oración final:

Señor, que hiciste de San Juan de Capistrano, un celoso predicador con espíritu creativo, te pedimos nos concedas ese mismo celo por anunciar con alegría la belleza del Evangelio a cada hombre y mujer de este tiempo, donde nos llamas ejercer nuestro ministerio sacerdotal. Amén

+ En el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén

Noticias relacionadas

0 comentarios

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

¡Compartí esta noticia!

¡Enviásela a tus amig@s!