De Córdoba a Catamarca Paracaidistas corrieron al encuentro de la Virgen del Valle, fueron los integrantes IV Brigada Aerotransportada del Ejército Argentino que de esta manera y repitiendo la experiencia del año pasado dijeron presente a la Santísima Virgen. La distancia de 440 kilómetros fue cubierta en dos días por los fieles efectivos, respondiendo a toda una logística diagramada y supervisada por el Mayor Carlos Roque Dengl quien pertenece a la Jefatura de la Agrupación de Fuerzas de Operaciones Especiales con asiento en Córdoba, mientras que espiritualmente nuestro Capellán de II División del Ejército Argentino, Padre Walberto Andrés Morales avanzó junto a todos ellos.

De esta manera el Coronel Dengl, dividía en cuatro etapas de 100 kilómetros la distancia a cubrir y los Paracaidistas Peregrinos se dividieron en dos equipos, avanzando en tramos de 5 kilómetros, los cuales a cumplir la fracción eran reemplazados, así hasta llegar a la ciudad de San Fernando de Valle de Catamarca.  En total, fueron 88 peregrinos, atletas del Ejército Argentino que cubrieron la distancia entre ambas provincias, más un número especial que en total superaban en total el centenar de efectivos entre los que figuraban, médicos, cocineros, ambulancias propias que completaban respaldo y asistencia de los promesantes sin olvidar la colaboración de Policía Provincial de Córdoba y Catamarca.

El objetivo final, alcanzar el altar de Ntra. Sra. del Valle de Catamarca, Patrona del Paracaidismo Militar, misión que fue cumplida ayer sábado 8 de diciembre antes de las 9 de la mañana, donde además, asistió la Santa Misa. En Catamarca, nuestros Paracaidistas fueron recibidos por los integrantes de la Agrupación 7 de Abril de Catamarca, ellos estaban apostados en el ingreso en la ciudad capital y avanzaron juntos al trote hasta la Catedral, Basílica al encuentro con la Madre.

La Santa Misa, fue presidida por el Obispo de Catamarca, Mons. Luis Urbanc y concelebrada por el Capellán de II División del Ejército Argentino, Padre Walberto Andrés Morales y demás sacerdotes llegado para la ceremonia. En el resumen de su Homilía, Mons. Urbanc luego de agradecer y consagrar el altar de la Catedral después de su restauración, señalaba sobre esta renovación, les concedan la Madre Celestial y san Francisco que puedan escribir, en nuestro tiempo, otra página de santidad cotidiana y popular, que se añada a las que han marcado la vida de la Iglesia, en Andalgalá, en el curso de los años”.

Agregando, “no les faltarán desafíos y problemas, pero son grandes las esperanzas y  oportunidades para anunciar y dar testimonio del amor de Dios. El Espíritu del Señor resucitado, que es el Espíritu de Pentecostés, los abra a sus horizontes de esperanza y alimente en ustedes el empuje misionero hacia los vastos horizontes de la nueva evangelización”.

Es de destacar, que los promesantes Paracaidistas del Comando de la IV Brigada Aerotransportada,  también cumplieron con otra promesa, realizando un salto de precisión y apertura manual de dos paracaidistas del en La Alameda. En el final, Mayor Carlos Roque Dengl, emocionado señalaba al contemplar la misión cumplida, “no es más que un sencillo homenaje y un esfuerzo para poder honrar a nuestra patrona, la Virgen del Valle”. También agradecemos la especial colaboración y participación de los Monaguillos, Gerardo, Martín, Nahuel, y Pablo quienes pertenecen a la Iglesia “Sagrado Corazón de Jesús” del BMGD Córdoba (Barrio Militar Gral. Deheza).-

previous arrow
next arrow
ArrowArrow
Slider

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *