En el mes de octubre se desarrollará en Roma el V Curso de Formación de Capellanes Militares Católicos, así lo informó la Congregazione per i Vescovi (Congregación para los Obispos) mediante una carta fechada el pasado 18 de junio. En la nota la Congregación junto con el el Discaterio para el Servicio de Desarrollo Humano Integral con la participación de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, consensuaron la programación de la capacitación, según la solicitud por la Sección de Relaciones con los Estados de la Secretaría de Estado.

En este año, el V Curso de Formación de Capellanes Militares Católicos sobre derecho Internacional Humanitario, llevará el título, “La privación de la libertad personal en el contexto de los conflictos armados. La misión del Capellán militar. 70° Aniversario de los Convenios de Ginebra del 12 de agosto de 1949”. Según se supo, la decisión de abordar la temática, se deriva de los compromisos asumidos por la Santa Sede en la XXXI Conferencia de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja en Ginebra.

El compromiso de la Santa Sede se basan en dos principales bases, en primer lugar, “Organizar iniciativas interreligiosas apropiadas para defender la dignidad humana durante los conflictos armados y promover el respeto del derecho internacional”; y en segundo término, “Continuar el programa de formación sobre el derecho humanitario de los capellanes católicos en el servicio con el personal religioso de las fuerzas armadas”.

Es de destacar, que el V Curso se desarrollará en Roma, entre los días 29, 30 y 31 de octubre de 2019, donde asistirán todos los Ordinarios Obispos Castrenses, Vicarios y Delegados de la Conferencia Episcopal donde no se ha erigido un Ordinariato Castrense están invitados a participar. Entre la agenda que se desplegará en el curso, se sabe que el día jueves 31 de octubre, durante las horas de la mañana, los asistentes asistirán a la audiencia especial con el Santo Padre Francisco.

Nuestro Obispo, Mons. Santiago Olivera, fue convocado a dicha reunión, quien con mucha alegría asistirá, señalando al respecto, “siempre es una riqueza el encuentro con otros Obispos Castrenses, para poder compartir, iniciativas, experiencias, de este particular servicio del que significa ser Obispo Castrense de un país. Nuestra misión como Pastores de la Diócesis Castrense, la cual no es una Diócesis territorial sino personal y que tiene además fieles en misiones de Paz, compromete nuestra especial asistencia y protección espiritual de todos quienes conforman nuestro Obispado”.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *