En San Juan, fue presentado el libro, “Me llaman José Gabriel”

Publicado el14 julio, 2020

En San Juan, fue presentado el libro, “Me llaman José Gabriel”, la obra de Ricardo Javier Díaz, con prólogo de Mons. Santiago Olivera, Obispo Castrense de Argentina, el volumen ya se encuentra disponible la versión que invita también a leer y descubrir la figura del Santo José Gabriel del Rosario Brochero. A 24 kilómetros al sur de la ciudad de San Juan, capital de la provincia homónima, se encuentra Pocitos, donde el día 11 de julio, Ricardo Díaz presentaba su obra en la Capilla Ntra. Sra. de la Merced.

Hablar de Brochero, quien además es el Santo Patrono del Clero Argentino, siempre nos enriquece en la fe, y saber de que una nueva obra fue presentada, nos llena de gran alegría. En tal sentido, nuestra redacción logró entrevistar al autor sanjuanino, consultado sobre cómo conoció a Brochero, Díaz nos confiesa, “Brochero me encontró por gracia de Dios, hace un lustro atrás, no tenía idea de quién era Brochero, yo, andaba por ahí, perdido en el mundo hasta que felizmente llegué a la Capilla Ntra. Sra. de la Merced, en Pocitos, allí, comenzó todo, con una baldosa rota”.

Eran tiempos previos a que Brochero fuera canonizado, volviendo al relato, Ricardo Díaz resalta que, gracias a ese detalle del piso, “decidimos organizarnos en grupo y comenzamos a trabajar, remodelando casi la mitad de la Capilla, al punto tal que se llegó a remozar el altar y entonces junto al Párroco, surgió la posibilidad de pedir una reliquia y surgió el nombre de Brochero. Brochero, para mí, va siempre un paso delante de todos, seguramente ya tenía pensado llegar a San Juan y sabe Dios por qué, es así, como nos organizamos y solicitamos a la Diócesis de Cruz del Eje una reliquia al Sr. Obispo, en aquel entonces Mons. Santiago Olivera, y rezamos mucho, aprendimos de la vida del ahora Santo”.

Mas tarde, aquella tierra sanjuanina fue justamente protagonista con el milagro la niña Camila que le valiera a Brochero su declaración como Santo, todo esto hizo que se viviera muy especialmente el espíritu brocheriano en San Juan y en la comunidad de la Capilla de Ntra. Sra. de la Merced. Dice Ricardo Javier, “nuestra solicitud quedó en espera, no salía, pues coincidió con el nombramiento de Mons. Olivera como Obispo Castrense de Argentina, hasta que por fin se dio la autorización y llegaron a nuestra Capilla las reliquias del Santo”.

Allí, fue cuando comenzó a descubrir a la figura del Santo Brochero, dice Ricardo, “ahí nació mi amor por el Santo, lo que más tarde, maduró en combinar aquella vieja pasión mía de escribir y en la posibilidad de plasmarlo en letras”. El libro, Me llamo José Gabriel, está escrito en versos, al respecto le preguntamos, cuándo fue creado, así lo cuenta el autor, “fue este mismo año, en tiempos de esta cuarentena, a principios del mes de abril comencé a escribir en mis tiempos libres, donde en poco más de un mes y medio, logré conformar el mismo”.

Respecto de la participación de Mons. Santiago Olivera, quien desarrolló el prólogo del libro, preguntamos cómo se lograba ello, “fue por gracia de Dios, nos conocimos con el Obispo cuando se cumplieron los dos años de la llegada de las reliquias de Brochero a San Juan, donde presidió la celebración. Además, tenemos un amigo en común, el Seminarista Castrense, Luis Villafañe que ha salido de nuestra comunidad, todo ello, más todo lo que representa Mons. Olivera en el proceso de Canonización del Santo, maduro mí deseo profundo que sea él quien escriba el prólogo y muy gentilmente accedió al pedido”.

Respecto del mensaje expresado por el Obispo, le preguntamos qué cosas rescata de él, Ricardo dice, “me gusta mucho cuando nos dice, que, anima con fuerza a que leamos este libro, pues es una obra para meditar y rezar. Esa definición de Mons. Santiago Olivera es para mí, mi principal objetivo, que sirva el libro para acercar las almas a Dios y eso es realmente conmovedor que lo haya expresado el Obispo”.

El libro inicia relatando la vida de Brochero, desde sus comienzos, donde siendo niño se cuenta aquel posible prodigio, el que relata la historia donde un amigo de su edad es arrastrado por la corriente del río y el joven José Gabriel se postra pidiendo a Dios por su salvación, es así como un paisano, logra ver y escuchar la situación de peligrosidad y alcanza a rescatar al pequeño que estaba en riesgo. De allí, narra su paso por el Valle de Traslasierra, su obra pastoral, incluyendo también su misión evangelizadora donde también, se cuenta su llegada a San Juan, en su encuentro con Santos Guayama, el guacho lagunero, quien pasó de ser un prófugo de la justicia a ser un hombre que deseaba la conversión y participar de los ejercicios espirituales.   

Entre los detalles que contiene la obra, Ricardo Javier Díaz recomendó el epílogo, una sección donde él como autor, logra relatar en primera persona, lo que el Santo hoy nos diría. Allí le preguntamos, qué es lo que Brochero diría, “si estuviera hoy, nos invitaría con fuerza, con mucho animo al encuentro con el Señor, Brochero como todos sabemos fue un gran constructor de caminos y puentes.

Pero no solo los materiales, sino también los espirituales, para que muchas almas se encontraran con Dios, hoy lo sigue haciendo, ya no en su presencia física, sino utilizando instrumentos, por ello deseo que este libro sea un instrumente para que mucha gente se pueda encontrar con Dios”. El libro que ésta pensado y escrito en verso, en tal sentido, le preguntamos a Ricardo como autor, que instrumento elegiría Brochero para ejecutar la melodía de la letra, esto nos decía, “me lo imagino como uno siempre se lo ve en las fotos, con su poncho, con su mate y breviario, tan guacho en su figura sobre la mula Malacara, me parece verlo esgrimiendo la guitarra con algún arpegio de milonga, haciéndonos sonar melodías del libro”.  

El libro, Me llaman José Gabriel, de Ricardo Javier Díaz que fuera presentado en sociedad, se encuentra a la venta en las santerías y librerías de San Juan. En final de nuestra entrevista, le preguntamos qué cosas le movilizan en el corazón al ver el libro plasmado, Ricardo destaca, “llevo mucho tiempo escribiendo en mi vida, jamás había podido concretar una publicación, este es mi primer libro, al ver la obra, siento una gran paz, hice lo que el Señor me pedía, de ahora en más que llegue donde Dios y el Santo Cura Brochero lo ayuden a llegar”.

Noticias relacionadas

0 comentarios

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

¡Compartí esta noticia!

¡Enviásela a tus amig@s!