Hoy se conmemora el día del Servicio Religioso Castrense, cada 29 de noviembre recordamos que ese mismo día pero de 1813, el Poder Ejecutivo de aquella época, nombraba al Vicario General Castrense de los Ejércitos de la Patria. En aquel tiempo, fue nombrado el Provisor y Gobernador del Obispado de Buenos Aires, Canónigo  Dr. Diego Estanislao de Zavaleta, quien de forma inmediata se abocó al desarrollo de su labor pastoral.

Según narra nuestra historia, el 14 de junio de 1810, el Sr. Obispo de Buenos Aires, Mons. Benito de Lué y Riega nombró a los primeros Capellanes Castrenses atendiendo al pedido de la Primera Junta de Mayo. El 28 de junio de 1813, en sesión de la Asamblea del Año XIII, autorizó al Poder Ejecutivo el nombramiento de un Vicario General Castrense pues había quedado vacante la Sede Episcopal tras el fallecimiento del Obispo, Mons. Lué y Riega.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *