JMJ Panamá 2019 | A San José Sánchez del Río pido que guíe a Jesús a los Jóvenes Castrenses de Argentina, esa fue uno de los tantos pedidos invocados por nuestro Capellán Auxiliar de la Armada Argentina, Padre Agustín Villa a celebrar Misa en presencia de las Reliquias del Santo. El Niño Mártir, como se lo conoce en México, San José Sánchez del Río, es nuestro Santo Patrono de la Juventud Castrense, por tal motivo al conocer que sería uno de los Patronos de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), resultada providencial para el Padre Agustín poder encontrarse con sus Santas Reliquias.

A Panamá, arribaba el Santo Patrono acompañado por Miguel Guadalupe Díaz Morales, quien fuera designado por la Reverenda Madre, Ana Teresa Estrada Bernal. V.S.M. Superiora, como responsable, custodio de las reliquias en unión con la Superiora y Hermanas del Monasterio de la Visitación de Santa María de la Ciudad de México. Siendo la misión de Miguel, difundir la devoción del Santo Mártir José Sánchez del Río con el peregrinar de sus reliquias en Parroquias, Colegios, Diócesis tanto en México como en el exterior.

Cumpliendo el mandato, Miguel Guadalupe Díaz Morales, arribó y expuso las reliquias de San José Sánchez del Río en la Iglesia, Ntra. Sra. de Lourdes, a los pies de la Santa Patrona del Ejército, ubicó la imagen de tamaño natural, la cual porta las reliquias de nuestro Santo Patrono. Es notable recordar, que la Iglesia donde se decidió contener al Mártir, es justamente la que fue destinada para la delegación Argentina, donde nuestros peregrinos asistieron a Misa y esperaron y dieron la Bienvenida a nuestro Papa Francisco.

En este marco, el Padre Agustín, quien es Delegado de Pastoral de Juventud Castrense fuera del cronograma preestablecido, decidió oportuno oficiar la Santa Misa en forma privada, afortunadamente fue acompañado por el custodio del Santo Patrono, Miguel Díaz Morales, peregrinos mexicanos y del mundo que llegaban y se sumaban. Por supuesto, nos dice el Capellán, “la intención principal fueron los jóvenes castrenses, en mi oración los puse a los pies del Santo, para que los lleve a Jesús, en la Misa como Sacerdote es lo más grande y amoroso que podemos hacer”.

previous arrow
next arrow
previous arrownext arrow
Slider

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *