JMJ Panamá 2019 | Los peregrinos Argentinos le dieron la bienvenida al Santo Padre en Panamá, la jornada de por sí es netamente histórica en la edición XXXIV de la Jornada Mundial de la Juventud. A las 16:15 horas (hora de Panamá) arribaba Su Santidad Francisco al Aeropuerto Internacional de Tocumen procedente de Roma, donde fue recibido por el Sr. Presidente, Juan Carlos Varela Rodríguez, quien estaba acompañado por su señora esposa y Primera Dama, y  también estaba presente el Nuncio Apostólico, Miroslaw Adamcyk.

La llegada del Santo Padre Francisco encendió el fervor de los jóvenes del mundo que están presentes en el país centroamericano, mientras tanto nuestros peregrinos lo aguardaban en la acera de la Iglesia Ntra. Sra. de Lourdes, en plena ciudad. Antes, a las 15 horas (hora de aquel país), habían asistido todos juntos a la Santa Misa, presidida por el Arzobispo de Salta, Mons. Mario Antonio Cargnello, donde además, Predico, Mons. Oscar Miñarro y concelebraba nuestro Capellán Auxiliar de la Armada, Capellán, Padre Agustín Villa junto a los demás Sacerdotes argentinos.

Allí, a poco menos de una hora y media de la llegada del Santo Padre, Mons. Miñarro, motivaba a los presentes a no tener las manos paralizadas para amar y servir. En el final de la celebración de la Eucaristía, las banderas argentinas afloraron en el mismo recinto de la Iglesia, uniéndose en ese lazo fraterno de estar en la casa de Dios bajo ese cielo imponente de la Patria.

Al respecto, nuestro Capellán Agustín Villa señalaba, “hoy si tuviera que resumir esta jornada en la JMJ, luego de haber estado en la celebración de la Santa Misa, puedo exclamar que estamos, unidos como Iglesia Argentina recibiendo al Papa”. Es, en este momento, en que uno se dispone a sentir, las palabras se van ausentando, pues los jóvenes fueron uniéndose a los demás peregrinos que sobre la artería Vía España de la ciudad de Panamá, esperaban al Papa que ya había pisado nuevamente el suelo de nuestro continente.

Caminaron juntos, pero no estaban solo ellos, pues esperaban al Santo Padre con la Cruz Misionera de San Damián, aquella misma que el 25 de julio del año 2013 entregara a los jóvenes argentinos en Brasil, en ocasión de la celebración de la JMJ en aquel país hermano. La Cruz Misionera de San Damián, desde aquel tiempo recorre las Diócesis de nuestro país, y hoy estuvo junto a los jóvenes argentinos esperando al Santo Padre.

Al cruzar por frente de la delegación de compatriotas, Su Santidad Francisco los reconoció de lejos, es que nuestras banderas flameaban en la tarde panameña como símbolo de orgullo de decir presente y estar junto al Papa. Su mirada se posó en cada uno de esos jóvenes que clamaban su nombre, Francisco asistía con su Santa Bendición, allí miles de fotos retrataron en segundos ese gesto que nos dejaba su paso.

En ese clima, el Padre Agustín nos decía, “ver al sucesor de Pedro, es emocionante y confirma en la fe. Al mismo tiempo, el hecho de que el Papa sea Argentino, es un llamado inmediato a servir en nuestra realidad concreta y así vivir unido a la Iglesia Universal”.

Lo que nos recuerda casi en forma inmediata, la Exhortación del Santo Padre, “El llamado a la Santidad en el mundo actual”, cuando repasando, como lo hizo el Arzobispo de Panamá, Mons. José Ulloa Mendieta, “ser santo no es tener rostros, como dice el Papa Francisco, de estampitas que compramos por ahí. No, queridos hermanos y queridos jóvenes. Todos podemos ser santos: Aun cuando podamos pensar que nuestra existencia no tiene un gran valor por los pecados cometidos”.

La actividad sigue, hoy temprano, pues será el tiempo de la Catequesis, y luego por la tarde, está programada la cita más importante en el desarrollo de la JMJ Panamá 2019. Será el encuentro con el Santo Padre, donde se le dará la gran Bienvenida a América, allí se reunirán todos los peregrinos.-

previous arrow
next arrow
previous arrownext arrow
Slider

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *