JMJ Panamá 2019 | Peregrino, misionero y Pastor, historia de nuestro Capellán en la JMJ, el Padre Agustín Villa, quien es Delegado de Juventud Castrense de Argentina, participó en representación de nuestra Diócesis junto a cientos de miles de jóvenes del mundo de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ). De la costa del Paraná, la misma que bordea la Base Naval de la Armada Argentina, radicada en Zarate, provincia de Buenos Aires, a la costa del Océano Pacífico, hasta allí, navegó nuestro Capellán Auxiliar de la Armada Argentina, quien acudiendo a la convocatoria del Santo Padre, fue uno de los tantos protagonista en Centroamérica, Panamá.

Si pudiéramos elegir una palabra para describir su misión Pastoral en Panamá, ella bien podría ser “dinamismo”, pues había que asistir a múltiples actividades, su día iniciaba muy temprano, hospedado en la casa de la familia, Batista Galves. Ellos, como tantos panameños, fueron parte de este gran movimiento mundial de la Iglesia Católica, ofreciendo su domicilio como morada para albergar a los peregrinos reunidos en Centroamérica.

Luego de rezar y algunas veces desayunar en casa de los Batista Galves, nuestro Capellán, iniciaba su viaje, donde antes de participar en la Catequesis diaria. Aquí el Padre Agustín, nos cuenta una anécdota muy especial, “si bien la JMJ disponía de lugares para alimentarnos, por lo general las familias que nos hospedan nos preparaban el desayuno, que aquí, son muy distintos de los nuestros.

En especial, el primer día de mi estancia en Panamá, muy atentamente la familia Bastista Galves, me recibió con carne saltada con cebolla y patacones, que es un plato típico de aquí, el mismo son bananas empanadas y fritas”. Es de resaltar que la organización, dispuso de una red muy calificada para responder en cada detalle, como lo es en el servicio de desayunos, almuerzo, merienda y cena, cada peregrino disponía de una tiquetera que cambiaba en los centros habilitados, estos podían ser, comercios, supermercados, bares, restaurantes, entre otros.

Luego de asistir a la Catequesis, la cual se desarrollaba en el edificio de la Lotería de la ciudad de Panamá, había que asistir a distintas actividades programadas, donde por lo general la caminata era el medio de locomoción, algunas veces el ómnibus, tren, auto o metro (subterráneo). El Padre Agustín, tuvo el gran orgullo de ser uno de los miles de Sacerdotes que concelebraron Misa, y también uno de los tantos integrantes del Clero Católico mundial en poder brindó el Sacramento de Confesión.

La JMJ Panamá 2019, dispuso en el Parque Recreativo Omar de la ciudad, el cual lo llamaron “Sígueme”, allí también funcionó, una feria vocacional y también se constituyó el Parque del Perdón. En el predio, se instalaron entre las estribaciones propias del jardín, los confesionarios, los cuales respondían a un diseño realmente muy especial, a lo lejos se veían como cientos de barcas, que con sus velas sostenidas por el mástil de la Cruz, navegaban al perdón.

 

Allí, nuestro Capellán, Padre Agustín Villa, compartió con otros Sacerdotes del mundo muchas horas, donde escuchó a los jóvenes que llegaban a recibir el Sacramento instituido por Jesucristo para el perdón de los pecados cometidos. Entre actividad y actividad, era común el encuentro con contingentes y delegaciones del mundo, donde los jóvenes cantaban, bailaban, se juntaban y compartían sus experiencias tanto en la jornada mundial, como de sus países de origen, allí también el Padre Villa junto jóvenes de la Diócesis de Zarate Campana y los coordinadores trabajaron para asistir a los peregrinos, también pudo oficiar Misa frente a las Reliquias de nuestro Santo Patrono de la Juventud Castrense, San José Sánchez del Río.

Hoy al concluir la Santa Misa, donde más de 700 mil peregrinos asistieron al Campo San Juan Pablo II a la que fue la ceremonia de Clausura de la JMJ Panamá 2019, el Padre Agustín nos decía, “siento una gran alegría desbordante, de ver la Iglesia siempre joven, donde miles de personas hacen manifiestas las ganas de seguir a Jesús”. En final de nuestra nota, nuestro Capellán, estando tan lejos de nuestra Patria, pletórico de esa gran pasión recibida en esta JMJ, nos enviaba un especial mensaje, “a nuestros jóvenes castrenses, les digo, que se animen a vivir con Jesús la entrega que hacen de su vida al servicio de la Patria y de lo demás”.

‹‹He aquí la Sierva del Señor, hágase en mí según tu palabra, no tengan miedo de llevar el amor de Dios (…)›› así dice una parte del Himno de la JMJ Panamá 2019, el cual resonó en cada rincón del país hermano. Hoy los jóvenes regresarán a sus tierras, a sus hogares y realidades, pero no lo harán solos, lo harán junto a Cristo, y como nuestra Madre, exclamarán al mundo, “hágase en mí según tu palabra”.-

previous arrow
next arrow
previous arrownext arrow
Slider

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *