JMJ Panamá 2019 | Que los jóvenes imiten alguna de las tantas virtudes del Santo Patrono de la Juventud Castrense, el deseo es el del custodio de la Santa imagen de tamaño natural, que visitó la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ).  Miguel Guadalupe Díaz Morales, fue nombrado por la Reverenda Madre, Ana Teresa Estrada Bernal. V.S.M. Superiora, como responsable, custodio de las reliquias en unión con la Superiora y Hermanas del Monasterio de la Visitación de Santa María de la Ciudad de México y con él nuestra redacción tuvo posibilidad dialogar.

Antes de partir de México, las reliquias del Santo peregrinaron por aquel país, para luego embarcar rumbo a Panamá, allí al llegar a la sede de la JMJ, sucedió algo ya sorprendente, así lo describía, Miguel, “desde que llegamos a Panamá con la figura de cera y una reliquia de primer grado de San José Sánchez del Río, que hemos obsequiado el pueblo de México a través del Sr. Antonio Berumen (Subprocurador de la Causa del Santo) y del propio Monasterio de la Visitación de Santa María al pueblo de Panamá. En verdad ha sido de muchísimas bendiciones haber vendido a la JMJ con tan grande Santo, la bienvenida que hemos recibido desde que llegamos al país, desde el momento en que bajamos del avión la reliquia y su servidor ha sido espectacular”.

Al respecto, el custodio del Santo Patrono, ampliaba, “fuimos recibidos por el Arzobispo de Panamá, Mons. José Domingo Ulloa Mendieta, y autoridades del Aeropuerto Internacional de Tocumen, tardamos en salir de allí más de dos horas, no por los trámites, sino por la enorme cantidad de gente, los propios empleados que sin ni siquiera descubrir al Santo, llegaban para estar presente”. De allí, una vez superado los trámites de rigor y las primeras visitas al Santo, el paso siguiente fue trasladarse, así lo contaba, “una vez que se decidió que las reliquias fueran expuestas para su veneración en la Iglesia Ntra. Sra. de Lourdes, donde lo colocamos a los pies de la Madre, desde ese momento tuvimos muchísimas visitas”.

Pero, que fue lo que sucedió allí, Miguel Díaz Morales lo reportaba de esta forma, “la gran sorpresa fue darnos cuenta, ver y escuchar que muchos conocen la vida del Santo, muchos escucharon hablar de él, otros que habían visto la película “La Cristiada”, les parecía increíble la imagen, algunos creían que era el cuerpo incorrupto”. La imagen expuesta, es de tamaño natural,  se encuentra en interior de una vitrina que permite observar de todos los ángulos a la figura presentada, la cual porta una reliquia de primer grado.

A raíz del realismo de la misma, y ante la consulta de si era cuerpo del Niño Mártir, Miguel nos cuenta, “les contábamos que se trataba de una figura de cera, muy similar a la que se presentó en Roma al momento de su Canonización. Los jóvenes han sido muy generosos, y sobre todo están pendientes, a la expectativa de conocer más sobre el Santo, quienes lo conocían nos decían, “es el que gritaba, viva Cristo Rey”, es el de la película de “La Cristiada”, los que no lo conocían, tenían un especial interés, se acercaron muchísimos jóvenes”.

Miguel, además de hablar sobre San José Sánchez del Río, de contar su vida también se encargó de que los visitantes se lleven algo más, así nos decía, “en nuestra estadía hemos obsequiado trípticos, con un resumen, una pequeña semblanza de la vida del Santo, además les regalamos una imagen y replica con una reliquia de tercer grado”. Antes de concluir nuestro encuentro, quisimos saber cuál es su deseo al haber llegado con el Santo a Panamá, “es nuestro deseo verdadero que la juventud, no solo la de panamá sino de todo el mundo que se hizo presente en esta JMJ Panamá 2019, imiten alguna de las tantas virtudes de nuestro Santo”.

Pero no solo se quedó allí, Miguel Guadalupe Díaz Morales, señaló una de esas integridades del Santo Patrono de la Juventud Castrense de Argentina, “a propósito, voy a mencionar solo una y muy importante, la fidelidad del Santo, la fidelidad hacia nuestro Señor, hacia su fe, hacia lo que él creía y amaba, hacia la Virgen de Guadalupe. Deseo que la  presencia de San José Sánchez del Río que se queda aquí en Panamá, siga siendo de bendiciones permanentes”.-   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *