Jujuy | Efectivos del Ejército Argentino peregrinaron acariciando el cielo hasta la cima del Cerro Negro con Ntra. Sra. de Guadalupe, fue luego de haber participado de la Santa Misa de Pascua de Resurrección, en la Iglesia de La Quiaca, ciudad limítrofe de nuestro norte argentino. Mientras el cielo diáfano como ninguno en aquella porción del territorio nacional se pintaba en azul profundo, cual mar del aire, los soldados avanzaron a paso firme hacia la cúspide del cerro.

Mientras el aire escaso de la puna jujeña pulseaba desafiante, el Capitán Federico García del Hoyo, junto a los efectivos de la Vta. Br. de M (5ta. Brigada de Montaña) y personal del RIM20 (Regimiento de Infantería de Montaña 20) quienes forman del Operativo Integración Norte, ascendieron entre abras y quebradas, siguiendo esos senderos andinos. Es de destacar que la propuesta de ascenso al cerro fue iniciativa del Teniente, Cristian Leal, quien es el instructor de Andinismo, un hombre con gran experiencia en la montaña.

El entrenamiento de nuestros hombres, resulta vital para poder adquirir destrenza en aquella región, respondiendo a las exigencias propias, no solo geográfica sino también física que demanda el estar en aquella altura, para así responder a la misión de nuestro Ejército. Avanzando, metro a metro, la geografía emerge entre cerros ocres que cortan con verdes de lajas de piedra pura, de aquella pre cordillera que anuncia que están en la majestuosidad de Los Andes.

Mientras ganaban altura, eran acompañados por el abrigo de la Santa Patrona de América Latina, Ntra. Sra. de Guadalupe, que fuera entregada por el Párroco de la ciudad de La Quiaca para ser trasladada hasta una apacheta, una suerte de pirca de lajas que fue transformada en Ermita. El camino, arduo y exigente llevó a nuestro hombres hasta los 5020 m.s.n.m (metros sobre el nivel del mar), allí arriba, donde el cielo es océano azul fiel reflejo de la maravilla de Dios, fue el final de la peregrinación.

Y como Don Juan Diego, en diciembre de 1531, mientras se trasladaba a la ciudad para estudiar el catecismo, al llegar al cerro Tepeyac en México, se encontró con la Imagen de Ntra. Sra. de Guadalupe, nuestros Soldados llegaron al aquel punto, donde desde el domingo 21 de 2019 reside en la Ermita la Patrona de América Latina. Con el corazón pletórico colmado de felicidad, mientras un Cóndor andino sobrevolaba aquel paramo, con la Gracia de haber cumplido con la misión, nuestros efectivos regresaban a su base, con la promesa de volver y llevar hasta allí una Cruz, la cual acompañara con su coronación la cima del Cerro Negro en Jujuy.-

previous arrow
next arrow
previous arrownext arrow
Slider

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *