La Familia Castrense de Argentina saluda a nuestro Obispo en el día de su Cumpleaños, un 7 de enero de 1959 nacía en la Capital de la República Argentina, en la Ciudad de Buenos Aires, Mons. Santiago Olivera, siendo el menor de 13 hermanos.  Su infancia la vivió en el oeste bonaerense, en la localidad de Ituzaingó, muy cerca de allí, a poco más de 6 kilómetros al Este, en la ciudad de Morón, realizó sus estudios Secundarios, en el Instituto San José de los Hermanos Maristas.

En el Seminario Catequístico Diocesano San Pío X de Morón, obtenía su título de Maestro y Profesor de Catequesis. También cursó sus estudios eclesiásticos en el Instituto de Filosofía y Teología San José, del Seminario Diocesano de Morón. En 1982, el Obispo, Mons. Justo Oscar Laguna, lo admitía como candidato a las Sagradas Órdenes; el 18 de septiembre de 1984, fue ordenado Sacerdote por Mons. Laguna en la Catedral de la Inmaculada Concepción del Buen Viaje, de Morón.

El 24 de junio de 2008 el Papa Benedicto XVI, lo eligió Obispo de Cruz del Eje, Córdoba, recibiendo su Ordenación Episcopal el 18 de agosto del mismo año de manos de Mons. Justo Oscar Laguna (Obispo Emérito de Morón), de Mons. Luis Guillermo Eichhorn, Obispo de Morón y de Mons. Omar Félix Colomé, Obispo Emérito de Cruz del Eje, Córdoba. En el otoño de 2017, el 28 de de marzo de ese año, Su Santidad Francisco, nombraba a Mons. Santiago Olivera, nuevo Obispo Castrense de la República Argentina, este es segundo cumpleaños que celebra nuestro Obispo estando al frente de nuestra Diócesis.

Esta mañana, cuando nuestra redacción saludaba a nuestro Obispo, tuvimos la suerte de consultarle que sentía al celebrar un nuevo año, que sentimientos afloraban en su corazón. Mons. Santiago Oliveranos respondía muy fraternalmente,como siempre, siento gratitud a Dios por el don de la vida y también gratitud a Dios por el Don Ministerio confiado, Sacerdotal, Episcopal, que sea un Ministerio que me regale siempre en la entrega los Hermanos.

Doy gracias por esta familia grande, por este ciento por uno que Jesús había prometido a sus seguidores, y uno tiene la Gracia de experimentar. Doy gracias por tantos amigos que a lo largo de estos 60 años fui teniendo descubriendo”.

Sentimientos que reflejan su gran humildad, situación que nos motiva a expresar nuestro más afectuoso cariño para con nuestro Padre y Pastor, pidiendo a nuestra Santísima Virgen, Patrona del Obispado Castrense, Ntra. Sra. de Luján, lo cuide y lo proteja en su Ministerio. Le Pedimos a nuestro Dios Padre que ilumine siempre a nuestro Obispo, para poder alcanzar todas sus metas, para continuar desplegando su gran misión Pastoral en nuestra Diócesis Castrense. Felicidades, Mons. Santiago Olivera. Feliz Cumpleaños.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *