La Pampa | Gendarmes rezaron por nuestro Papa y por personal Fuerza que perdieron la vida en cumplimiento del deber, reunidos en la Plaza de Armas del Escuadrón Móvil IV, de Gral. Acha, los efectivos asistieron a la celebración de la Eucaristía. Fue el pasado 22 de febrero, día de la Festividad de la Cátedra de San Pedro, Primer Obispo de Roma y Papa, en tal sentido el Capellán de Gendarmería Nacional Argentina, Padre Víctor Hugo Massaroti celebró la Santa Misa y se refería al respecto.

En esta celebración se recuerda especialmente la autoridad concedida por Cristo al Apóstol cuando según el relato del Evangelio le señala, ‹‹Tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia. Y las puertas del infierno no prevalecerán sobre ella››. En esta oportunidad, nuestro Capellán Massaroti, como ya desde hace años lo realiza, en el inicio de cada año junto al personal, tanto ya efectivo como las nuevas generaciones recuerda muy especialmente a quienes en aras del cumplimiento del deber han perdido la vida por la Patria.

Por tal motivo en los nombres de, los 6 Gendarmes fallecidos en un accidente aéreo en Haití y el de otro efectivo también fenecido en la misma nación en un terremoto, se puso en valor la entrega al deber de nuestros hombres y mujeres en tierras lejanas. Al respecto, el Padre Víctor Hugo nos señalaba, “oramos por nuestro Santo Padre, el Papa N° 266 en la historia en momentos particulares de la Iglesia, y también por el personal de GNA que perdió la vida en la Republica de Haití entre 1999 y 2010”.

Agregando, “rezamos por el Alférez Médico, Arnoldo Fernández, Subalférez Hugo Flores, los Cabos, Gregorio López, Claudio Gómez y Daniel González y el Gendarme Miguel Ángel Román, quienes al ir en auxilio de una turista en plena selva, la nave de Naciones Unidas donde viajaban se precipitaba a tierra. También evocamos la memoria del Cabo Primero. Gustavo Gómez quien perdió la vida en un terremoto en el mismo país”.

El Capellán Massaroti nos recordó que, “la Gloria de Dios es la salvación de las almas y el sucesor de Pedro, rodeado por los Obispos conducen al pueblo de Dios hacia las nuevas playas. Lo milagroso de esta institución es que, después de 20 siglos, Jesús no abandona a su Iglesia y sigue conduciendo el timón de la barca, porque la Iglesia Católica no es del Papa, es de Jesús”.

Profundizando su mensaje, nos indicaba, “el Papa va detrás de Jesús. Levantemos en este día la mirada hacia Jesús, oremos por el sucesor de Pedro como él reza por nosotros y por nuestra Argentina. No, nos quedemos con opiniones sobre el Papa como hicieron los Apóstoles en la bella ciudad de Cesarea de Filipo”.

Continuando, señalaba, “escuchemos su magisterio y sus enseñanzas, escuchemos a Pedro al cual Cristo enseña allí, en el marco geográfico de uno de los afluentes de agua del Río Jordán, ante la cascada más alta de Israel de 10 metros de alto. En ese escenario Pedro, la roca, pronunció la confesión de fe y esa roca que es la Iglesia permanecerá hasta el fin de los tiempos y cada uno de nosotros ya somos parte de ese final de los tiempos. Dios Bendiga al Papa siempre”.-

previous arrow
next arrow
previous arrownext arrow
Slider

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *