La Pampa | Siempre que exista quien quiera a adorar al Niño Jesús, es bienvenido por María y José, así lo manifestó en la Homilía elaborada por Capellán Castrense, Padre Víctor Hugo Massarotti  a celebrar Santa Misa en el Barrio Militar de GNA, de Gral. Acha. A horas de recibir una nueva Navidad, la familia castrense de la Fuerza Federal de Seguridad se reunía en torno al sector de la Cruz de Cristo, donde se conformó el Altar de Campaña donde celebró Santa Misa el Padre Massarotti.

Luego de la celebración Eucarística, un grupo de fieles, dirigidos por la Catequista, Sra. Viviana Sanabría, desarrollaron el Pesebre Viviente, quien además cumplía este año 20 años desplegando esta especial misión. Al caer la noche, cuando el manto de estrellas cubría el cielo de la ciudad, en esa porción del barrio castrense, el telón imaginario se corría y daba paso a la adoración del Niño Dios que llegó envuelto por la réplica del Poncho del Santo Brochero con el protagonismo de los hijos de nuestros Gendarmes.

Este año, además, se hizo mención al desarrollo el reciente iniciado año Mariano Nacional,  donde celebramos los 400 años de la aparición de la Virgen del Valle de Catamarca, en Catamarca. También, a los 5 siglos de la primera celebración Eucarística en nuestro país, en Puerto San Julián, provincia de Santa Cruz y además, se recordó la reciente llegada al país, de la imagen Peregrina de la Paz de Ntra. Sra. de Luján tras haber permanecido 37 años en Gran Bretaña en misión de Paz luego de haber acompañado a nuestros hermanos en las Islas Malvinas.

En la Homilía elaborada por el Capellán Castrense, Padre Víctor Hugo Massarotti, señalaba, “bienvenidos a Belén, Capital mundial de la Navidad y de los Derechos Humanos de los niños a tener Padre, Madre, Hogar y Seguridad. El Pesebre de Belén, una imagen artesanal de la Paz, que armamos en nuestras casas junto al arbolito iluminado, es una Catequesis visual que nos dice, que Dios ésta cercano, concreto, Vivo y Palpitante”.

Continuando, afirmó, “armar el Pesebre, es abrir la puerta de la casa y dejar que Jesús ingrese para abrazar nuestra Humanidad, es dejar el frenesí de la vida diaria y detenernos a contemplar”. Agregando, afirmó el Padre Massarotti, “Navidad es fiesta de los niños. La gruta de Belén, tiene espacio para todos, cabe toda la Diócesis Castrense y más, cabe toda Gendarmería Nacional Argentina, cabe toda la humanidad”.

Avanzando, el Capellán Castrense, declaró, “siempre que exista quien quiera adorar al Niño Jesús, es bienvenido por María y José, por los Pastores y Magos que dejan espacio para que nosotros, estemos ahí, en esa que es, la primera Catedral del Nuevo Testamento. El aroma de Belén, es aroma de Bebe, es olor a Salvación, a Gracia y Misericordia”.

Por último, el Padre Víctor Hugo, nos reveló, “ante una sociedad, donde hay mucha mentira, egoísmo, indiferencia y corrupción, toda la maldad del mundo, se estrella ante la mansedumbre del Pesebre en la cautivante ternura de Dios que nos abraza. No te quedes afuera, entra a adorar. Feliz y Santo Nacimiento de Jesús, Feliz y Santa Navidad”. –

previous arrow
next arrow
previous arrownext arrow
Slider

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *