La Rioja | Gracias Señor porque nos has traído de lugares y culturas diversas, todos con un mismo fin, servir a la Patria desde la Gendarmería, así lo afirmaba en parte de la invocación religiosa el Capellán Castrense, Padre Jorge Vega, ayer 7 de octubre en el acto por el 55° Aniversario del Escuadrón 24 de GNA, Chilecito, en la provincia riojana. La ceremonia, realizada en el Plaza de Armas del Escuadrón 24 Chilecito, fue presidida por el Jefe de la Agrupación VIII Catamarca, Comandante Mayor Solam, quien estuvo acompañado por, el Jefe del Escuadrón 24 de GNA, Chilecito, Comandante, Principal, Víctor Ballestena, el Jefe del Escuadrón 58 de GNA, La Rioja, Comandante Principal, Daniel López, el Capellán Castrense, Padre Vega, efectivos, retirados, invitados especiales y familiares.

El Capellán Castrense, Padre Jorge Vega, en el momento de la invocación religiosa señalaba, “Señor Dios, te damos gracias por el 55° aniversario de nuestro Escuadrón 24 de GNA, Chilecito, La Rioja, por cada uno de los miembros de nuestra Fuerza, y por aquellos que ya no están. Gracias porque, podremos reconocer nuestras virtudes demostradas cada día en el cumplimiento de nuestras funciones y tareas encomendadas.

Gracias por tu perdón, el cual derramas sobre nosotros, mientras nos esforzamos por mantener una actitud de respeto, comprensión y paciencia en nuestro diario trabajo, valorando a cada uno, con virtudes y defectos. Gracias por los camaradas retirados que pasaron por este Escuadrón y entregaron parte de su vida, dejándonos este tesoro, de gozar del respeto y el cariño de nuestra gente, condiciones que debemos conservar y transmitir a las próximas generaciones.

Gracias por las oportunidades que nos has brindado de formar una familia, de crecer, de tener nuestro hogar, de prosperar. Gracias porque nos has traído de lugares y culturas diversas, todos con un mismo fin, servir a la Patria desde la Gendarmería, custodiar nuestras fronteras, defendiendo el Pabellón Nacional, ofrendando nuestra propia vida si es necesario.

Aquí estamos Señor, con 55 años a cuestas, pero con el deseo intacto de servir. Gracias porque en el diario vivir del servicio, hemos aprendido a valorar lo que sí tenemos y a no perder la paz, deseando lo que no tenemos. Madre de Luján, Patrona de la fuerza, bajo tu amparo ponemos este Escuadrón, nuestras familias, esposas, esposos, hijos y también las preocupaciones.

Ponemos en tus manos de Madre, a nuestros camaradas retirados, a las pensionadas, también a aquellos que duermen el sueño de la paz y que pasaron por este Escuadrón. Recíbelos y permíteles contemplar tu gloria eterna.

Ayúdanos Madre de Luján, a que siempre en nuestro corazón aflore, lo que nos dice el Decálogo. “Soy leal porque sin lealtad no hay hombre de bien”; “Soy un Gendarme, es decir, soy una persona de Bien””. Concluida la invocación de acción de Gracia, el Padre Vega procedió a impartir la bendición a los presentes, y también hizo lo propio con los legajos de los Suboficiales Mayores, Scruchi y Guevara quienes pasaron a situación de retiro.-

previous arrow
next arrow
previous arrownext arrow
Slider

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *