Malta | Oración rezada por Su Santidad Francisco en la Gruta de San Pablo

Malta | Oración rezada por el Su Santidad Francisco en la Gruta de San Pablo, en su primera actividad en el segundo día de la visita Apostólica a Malta, el Pontífice llegaba hasta la Basílica de San Pablo. En el templo, fue recibido por Aripreste y el Capítulo de la Colegiata, luego de los saludos, se trasladó hasta la gruta del santo.

En el lugar, Su Santidad Francisco, rezó una oración privada ante la imagen del Apóstol, seguidamente encendió una lámpara votiva sobre la cual está grabada la palabra “PAX”. San Pablo, el Apóstol de los Gentiles predicó, bautizó y sanó enfermos mostrando el Evangelio de Cristo a quienes no lo conocían, a quienes como buenos samaritanos, lo habían acogido, alojado y alimentado tras el terrible naufragio del barco que lo llevaba a Roma para ser juzgado, allí donde a las piedras y tierra se le reconocen virtudes milagrosas.

VIAJE APOSTÓLICO DE SU SANTIDAD EL PAPA FRANCISCO
A MALTA
(2-3 DE ABRIL DE 2022)

VISITA A LA GRUTA DE SAN PABLO

ORACIÓN DEL SANTO PADRE

Basílica de San Pablo, Rabat
Domingo, 3 de abril de 2022

____________________________

Dios de misericordia,
en tu admirable providencia
quisiste que el apóstol Pablo
anunciase tu amor a los habitantes de Malta,
que todavía no te conocían.
Él les proclamó tu palabra
y curó sus enfermedades.

Salvados del naufragio,
san Pablo y sus compañeros de viaje
encontraron aquí para acogerlos
gente pagana de buen corazón,
que los trató con una cordialidad
fuera de lo común,
dándose cuenta de que necesitaban
refugio, seguridad y asistencia.

Ninguno conocía sus nombres,
su procedencia o condición social;
sólo sabían una cosa:
que necesitaban ayuda.

No era tiempo para las discusiones,
para los juicios, los análisis y los cálculos;
era el momento de prestar auxilio;
dejaron sus ocupaciones
y así lo hicieron.

Encendieron un gran fuego,
y los hicieron secarse y calentarse.
Los acogieron con corazón abierto
y, junto con Publio,
primero en el gobierno y en la misericordia,
encontraron alojamiento para ellos.

Padre bueno,
concédenos la gracia de un buen corazón
que palpite por amor a los hermanos.
Ayúdanos a reconocer desde lejos las necesidades
de cuantos luchan entre las olas del mar,
golpeados contra las rocas de una costa desconocida.
Haz que nuestra compasión
no se agote en palabras vanas,
sino que encienda la hoguera de la acogida,
que hace olvidar el mal tiempo,
da calor a los corazones y los une;
fuego de la casa construida sobre roca,
de la única familia de tus hijos,
hermanas y hermanos todos.
Tú los amas sin distinción
y quieres que sean uno
con tu Hijo, Jesucristo, nuestro Señor,
por el poder del fuego que enviaste del cielo,
tu Espíritu Santo,
que quema toda enemistad,
y en la noche ilumina el camino
hacia tu reino de amor y de paz.
℟. Amén.

ORACIÓN EN LA BASÍLICA DE SAN PABLO

Oh Dios, tu misericordia es infinita
e inagotable el tesoro de tu bondad,
acrecienta benigno la fe del pueblo a Ti consagrado,
para que todos comprendan con sabiduría
qué amor los ha creado,
qué Sangre los ha redimido,
qué Espíritu los ha regenerado.
Por Jesucristo nuestro Señor.
℟. Amén.

Abre el seminario diocesano castrense

Necesitamos tu ayuda para el sostenimiento de los seminaristas

Noticias relacionadas

0 comentarios

Pin It on Pinterest

¡Compartí esta noticia!

¡Enviásela a tus amig@s!