Mons. Olivera | A los integrantes de la PSA “Quiero estar cerca de ustedes para servirlos desde la Iglesia”, conformada oficialmente la Capellanía Mayor de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), designado su Capellán Mayor, el Padre Bonacina y nombrada su Santa Patrona, el Obispo Castrense se dirigió a los files de la Fuerza. Lo hizo por intermedio de una carta, conocida ayer pero fechada el 14 de marzo último, donde expresa su alegría y bienvenida a la Fuerza Federal de Seguridad a la gran familia Castrense de nuestra Diócesis.

En la esquela señala, “quiero darles la bienvenida a nuestra diócesis castrense”, contándoles además que, “la misión del Obispo Castrense es la de evangelizar al mundo militar y policial, adaptándose a su mentalidad y a sus circunstancias y a quienes compartan, al menos parcialmente, sus condiciones de vida”. Agregando, “esta atención pastoral abarca también a sus familias”.

También les contó, “en este nuevo tiempo quiero estar cerca de ustedes para servirlos desde la Iglesia”. Informándoles a los fieles que, “los Capellanes con su cercanía contribuirán a fomentar la unidad, disciplina y virtudes cristianas, morales y profesionales a todos los integrantes de la Policía de Seguridad Aeroportuaria”.

En el escrito también hizo referencia al nombramiento de la Santa Patrona de la Fuerza, de quien dijo, “para que los acompañe en este camino declaro Patrona de la Policía de Seguridad Aeroportuaria a “Nuestra Señora del Buen Viaje”, cuya celebración litúrgica es el 5 de octubre”. Por último les dejó la oración para que puedan dirigir  su ruego filial a nuestra Madre del Cielo.

A continuación compartimos con ustedes la carta remitida por Mons. Santiago Olivera, Obispo Castrense de Argentina:

 

+Santiago Olivera

Por la Gracia de Dios y de la Santa Sede Apostólica

Obispo Castrense de la República Argentina

 

Buenos Aires, 14 de marzo de 2019

Prot. N° 48719

A los fieles de la Policía de Seguridad Aeroportuaria

 

Queridos Hermanos:

En 1986, San Juan Pablo II, al constituir las diócesis castrenses, expresó que la Iglesia siempre procuró dar una especial atención pastoral a las Fuerzas Armadas y de Seguridad porque sus fieles “necesitan una concreta y específica forma de asistencia espiritual”. En la República Argentina, encomendó la tarea a su asistencia religiosa al Obispado Castrense.

El año pasado he recibido con gran alegría la confirmación de la Santa Sede que me compete, como Obispo Castrense, también la atención pastoral de la Policía de Seguridad Aeroportuaria. Por ello quiero darles la bienvenida a nuestra diócesis castrense.

La misión del Obispo Castrense es la de evangelizar al mundo militar y policial, adaptándose a su mentalidad y a sus circunstancias y a quienes compartan, al menos parcialmente, sus condiciones de vida, penetrando en los ambientes en los que una pastoral territorial ordinaria no tiene fácil acceso. Esta atención pastoral abarca también a sus familias.

En una Iglesia en salida, esto implica promover la evangelización de la Fuerza, mediante la atención sacerdotal docente, sacramental y pastoral de los capellanes, contribuyendo a su formación y crecimiento espiritual y moral. En este nuevo tiempo quiero estar cerca de ustedes para servirlos desde la Iglesia.

Los Capellanes con su cercanía contribuirán a fomentar la unidad, disciplina y virtudes cristianas, morales y profesionales a todos los integrantes de la Policía de Seguridad Aeroportuaria. Estas funciones garantizarán la específica atención sacerdotal, espiritual y misional en la Fuerza, dentro de una pastoral diocesana de conjunto.

Para que los acompañe en este camino declaro Patrona de la Policía de Seguridad Aeroportuaria a “Nuestra Señora del Buen Viaje”, cuya celebración litúrgica es el 5 de octubre. Esta advocación de la Virgen María Inmaculada se remonta a comienzos del Siglo XVII.

Había un pequeño oratorio a la Inmaculada Concepción en donde hoy está la ciudad de Morón, paso obligado para quienes desde Buenos Aires se dirigieran hacia el norte o el oeste. Allí, se postraban a orar los viajeros; y en actitud de agradecimiento al regresar. Luego instalaron en humilde capillita una imagen que es la misma que hoy se venera en la Catedral de Morón bajo el título de Nuestra Señora del Buen Viaje. También en Cadiz y en Mendoza podemos encontrar en la misma época que la Virgen María era invocada bajo esta advocación. En esa capillita -entre otros- Manuel Belgrano, encomendaba a la Madre de Dios su expedición al Norte y también es paso de los peregrinos que se dirigen a Luján cada año.

Así mismo, quiero proponerles esta oración para que dirijamos nuestra súplica filial a nuestra Madre del Cielo:

 

Inmaculada Virgen María

Madre de Dios, Patrona y Madre nuestra

Señora del Buen Viaje,

Protege a tus hijos en el viaje

de esta vida a la Patria eterna.

 

Intercede por nosotros

para que podamos ser fieles a nuestra vocación de servicio.

Que no retrocedamos nunca

ante los inconvenientes del camino.

 

Enséñanos a ser discípulos de tu Hijo

en humildad, en pobreza,

y en el abandono a la Voluntad del Padre.

 

Nuestra Señora del Buen Viaje

patrona de la Policía de Seguridad Aeroportuaria,

concédenos la Gracia de crecer

en el Amor a Dios, a los hermanos y a la Patria.

Amén

1 comentario

  1. Muy feliz noticia !! , que la Virgen del Buen Viaje los proteja , Amén . –

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *