Mons. Olivera | Brochero es un ejemplo de ciudadano, es un héroe patriota, un prócer de nuestra tierra, un faro que nos ilumina, así lo afirmaba el Obispo Castrense de Argentina en una entrevista telefónica, brindada al programa Municipios Argentinos, emitido por Radio Rivadavia, AM 630. Mons. Santiago Olivera fue convocado, para poder hablar de nuestro Santo en el día de su Santoral, justamente un 16 de marzo de 1840 nacía en Santa Rosa del Río Primero, Córdoba, José Gabriel del Rosario Brochero, ayer, se cumplieron 179 años de su natalicio.

En el programa, conducido por, Florencia Ibañez y Guillermo Stronati le consultaron sobre su definición, donde señala que Brochero es un faro. Al respecto, Mons. Olivera nos decía, “los santos son faros, todos estamos seguros que hay muchísimos Santos, que están entre nosotros, en nuestras familias, amigos, puesto que, por el bautismo, todos estamos llamados a la Santidad. Solo unos pocos la Iglesia Canoniza, por tanto, la Canonización de un Santo se convierte en un faro que ilumina nuestra vida, que ilumina nuestro camino, que nos revela que, es posible la santidad,  es posible responder a la vocación del bautismo y ser Santo”.

Ampliando, afirmó nuestro Obispo, “por eso, Brochero es un faro, porque no solo alumbra a nuestros Sacerdotes, también ilumina nuestra  Patria, porque él, fue un hombre que se puso nuestra nación al hombro, al decir de Francisco en otras referencias”. Agregando, “Brochero, supo trabajar en su pueblo para que no esté cortada la comunicación entre Traslasierra y la ciudad de Córdoba y también con Buenos Aires”.

En la entrevista, Mons. Santiago Olivera también pudo hablar sobre el trabajo en sí de nuestro Santo, que no solo se circunscribía en su faz religiosa. Así lo reportaba, “San José Gabriel del Rosario Brochero, trabajó para construir caminos, construyó escuelas, luchó para que llegue el ferrocarril, para que Traslasierra no estuviera asilada. Es sin dudas, un ejemplo de ciudadano, es un héroe patriota, un prócer de nuestra tierra, un faro que nos ilumina”.

José Gabriel del Rosario Brochero, siempre se caracterizó por abrir caminos, pero no solo corriendo piedras, construyendo puentes en su geografía serrana, o llevando agua fresca por acueductos a su gente, también lo hizo en la fe. Su propio apostolado da fe de esto, Mons. Olivera también pudo señalarlo en la nota, “San Brochero trabajó mucho antes de que nosotros los supiéramos, demostrando que, la Evangelización debía estar unida al progreso y la promoción humana, él, 50 años antes de que se diera el Concilio Vaticano II lo tenía claro. Él no entendía la Evangelización si no tenía una vida más digna para su pueblo y para su gente, Brochero es nuestro Patrono del Clero Argentino”.

El Obispo Castrense de Argentina, en su alocución, también nos incentivó a poder abrir nuestras puertas y recibir al Santo, así lo explicaba, “nuestro Santo, recorría rancho por rancho, casa por casa, invitándolos a no quedarse y a participar de los retiros espirituales, los mismos a los cuales llamaba, los baños del alma. Entonces, éste, es un tiempo de dejar que Brochero toque nuestro corazón, para que, la casa de nuestra vida, sea visitada por el Santo”.

Dicho esto, Mons. Olivera declaró, “los Santos permanecen para siempre en nuestras vidas, lo hacen en sus enseñanzas, con sus fuerzas, sus testimonios, esto nos habla también, de la actualidad de Brochero, porque él, reúne todas estas cualidades. Nuestro Santo Brochero, también nos invita a volver más a Jesús, puesto que él, estaba convencido que los ejercicios espirituales transformaban”.

Esta es la clave y misión, así lo revelaba Mons. Santiago Olivera, “el propio Santo Brochero señalaba que, transformando al hombre, se transformaba a su gente, su pueblo su patria. Cuánto necesitamos hoy también que los argentinos, entremos a los baños del alma, dejémonos tocar por Jesús, por el Evangelio, para transformar esta realidad tan dura que vivimos”.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *