Mons. Olivera | Brochero, Pastor con olor a oveja, testigo de la misericordia, Héroe y Santo, ciudadano ejemplar y no mero habitante

Publicado el14 septiembre, 2021

Abre el seminario diocesano castrense

Necesitamos tu ayuda para el sostenimiento de los seminaristas

Mons. Olivera | Brochero, Pastor con olor a oveja, testigo de la misericordia, Héroe y Santo, ciudadano ejemplar y no mero habitante, el título se desprende de la Homilía que compartía el Obispo Castrense de Argentina, el 16 de marzo de 2017 con motivo de la primera celebración litúrgica en honor de Santo Cura Brochero mientras era Obispo de la Diócesis de Cruz del Eje, Córdoba. Hoy, al cumplirse el 8° aniversario de la Beatificación del Santo José Gabriel del Rosario Brochero (14 de septiembre de 2013), repasamos aquel tiempo de gracia vivido, mientras nuestro Pastor siendo el tercer Obispo de aquella Diócesis cordobesa, trabajó en el tramo final de la causa del Beato y en el proceso de Canonización.

Remontándonos en la historia, iniciamos nuestro relato en el comienzo de la instituida semana Brocheriana, cuando 4 de septiembre de 2013, Mons. Santiago presidió la Santa Misa con Rito de Consagración del Templo (actual Santuario Ntra. Sra. del Tránsito y Santo Cura Brochero, Villa Cura Brochero, Córdoba). En aquel momento, expresó Mons. Olivera, “con mucho gozo hoy bendecimos estas paredes, iluminamos de modo particular el templo, porque Jesús es la luz del mundo.

Bendecimos y ungimos el Altar donde en cada Eucaristía el Señor se vuelve a entregar para cada uno de nosotros y nos invita a entregarnos a los demás (…)”[i]. Mientras el Valle de Traslasierra entero, se preparaba y ultimaba detalles para celebración de Beatificación, la cual demandó desde la reconstrucción de la plaza Centenario en Villa Cura Brochero, puesta en valor de la manzana histórica Brocheriana y la construcción del denominado campo de la Beatificación.

Este último, ubicado tras el monumento al Sagrado Corazón de Jesús, conocido como Cristo Blanco, a poco más de 700 metros al suroeste del Santuario, sobre la misma calle 25 Mayo que une ambos sectores, allí, en las alturas serranas, en 11 hectáreas, con capacidad para albergar unas 200 mil personas, se construyó el escenario de 40 metros de largo por 20 metros de ancho, donde se encontraba el Altar. Mientras los días se acercaban a la fecha de celebración, también se desarrollaron, conferencias, presentaciones sobre la vida de Brochero y una muestra fotográfica en plaza Centenario, entre otras, cada día se reunía más gente, cientos de peregrinos arribaban a Brochero, para sumarse en oración y colaborar también.

El 13 de septiembre, arribaba al Valle de Traslasierra, el Prefecto de la Congregación para la Causa de los Santos y Delegado del Santo Padre Francisco, Cardenal Angelo Amato. Ese mismo día, en el Santuario Ntra. Sra. del Tránsito y Santo Cura Brochero, el Cardenal de Paraná, Estanislao Karlic celebraba la Santa Misa.

Villa Cura Brochero comenzaba a vivir las últimas horas previas a la Beatificación, sus calles pobladas por cientos de peregrinos marcaban una atmosfera única, iniciaba así la vigilia. Allí arriba, muy cerca de las sierras, un ejército de servidores esperaba la hora cero del día 14, la fría noche serrana se hacía sentir en silencio. Hasta que, al momento pautado, se abrieron las puertas del campo, mientras un coro de voces conformados por los mismos peregrinos quebró ese mutismo de espera, mientras se iluminaba el Altar para darles la bienvenida a quienes llegaron a Córdoba.

A la celebración, asistieron 1200 Presbíteros, 800 seminaristas, y según los datos oficiales de las autoridades de seguridad de aquel momento, participaron unas 180.000 mil personas, que pudieron seguir de cerca la celebración la cual se replicaba, además, en 7 pantallas gigantes repartidas en todo el campo y también en la plaza Centenario. El 15 de septiembre, de 2013, en el atrio del Santuario se ofició la Misa en acción de gracias por la Beatificación de Brochero.

En dicha celebración, Mons. Santiago Olivera expresó, “en este lugar que nosotros en la diócesis llamamos corazón sacerdotal de la Diócesis, queremos darle gracias a Dios por la vida y el ministerio del Beato Cura. Gracias a Dios y Gracias a Brochero por tantos dones recibidos”[ii]. Mientras tanto, en aquel momento, en una entrevista concedida por Mons. Olivera al diario La Voz del Interior, señalaba, “(…) la gracia de preparar la Beatificación ha tenido en nosotros profundas huellas espirituales.

La oración de todos ha sido coronada una vez más con la certeza de que “Dios escucha a su pueblo” cuando este se lo pide con fe, insistencia y certeza. Lo mismo la oración del pueblo. Durante la celebración hemos hecho silencio contemplativo. Hemos rezado y cantado alabando al Dios que nos regaló tanto don. Ha sido un santuario a cielo abierto”.

Han transcurrido de aquel momento 8 años, y a pesar del tiempo todo es muy cercano, hoy Brochero es nuestro Santo, y por ello tal como decía Mons. Santiago en su Homilía (16 de marzo de 2017) exclamar: “¡Qué gracia para los argentinos! ¡Qué gracia para la Iglesia y para el mundo!

Gratitud a Brochero, por haberse entregado todo, por habernos abierto senderos, no solo de los difíciles caminos de la sierra sino de corazones y propuestas pastorales. Brochero, lo sabemos, es un Buen Pastor. Pastor con Olor a oveja. Bueno, cercano, testigo de la misericordia. Héroe y santo, ciudadano ejemplar y no mero habitante”[iii].-


[i] Beato José Gabriel del Rosario Brochero. Pág. 28.

[ii] Beato José Gabriel del Rosario Brochero. Pág. 89.

[iii] Beato José Gabriel del Rosario Brochero. Pág. 117.

Noticias relacionadas

Tercer día de Novena a Ntra. Sra. del Buen Viaje

Tercer día de Novena a Ntra. Sra. del Buen Viaje

NOVENA A NUESTRA SEÑORA DEL BUEN VIAJE “PATRONA DE LA POLICÍA DE SEGURIDAD AEROPORTUARIA” TERCER DÍA INTENCIÓN: Este TERCER día de la NOVENA lo ofrecemos especialmente por todos los QUE SUFREN, LOS ENFERMOS Y LOS PRESOS Aprendemos algo sobre la historia de la Virgen...

0 comentarios

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

¡Compartí esta noticia!

¡Enviásela a tus amig@s!